Archivo de la etiqueta: estadios españoles

Estadio de Altabix, Elche

Elche es una ciudad y municipio español situado en la provincia de Alicante, en la Comunidad Valenciana (España). Es capital de la comarca del Bajo Vinalopó, a orillas del río Vinalopó. La población total en el municipio alcanza los 230.224 habitantes, mientras que la población del casco urbano es de 189.316; así, es la tercera ciudad más poblada de la Comunidad Valenciana, siendo la segunda de la provincia de Alicante. La historia de la ciudad de Elche comienza en el siglo V a. C. cuando fue fundada la ciudad ibera de Ilici. Con la llegada de los romanos, se desarrolló un proceso de formación de una colonia poblada con veteranos de las Guerras Cántabras, que pasaría a llamarse Colonia Iulia Illici Augusta, en torno al año 26 a.C.

Bajo el dominio musulmán en la Edad Media, la ciudad se estableció en su emplazamiento actual. A raíz de la conquista cristiana, alrededor del año 1250, la ciudad pasó a la Corona de Castilla. En el año 1265 los musulmanes fueron expulsados de la ciudad tras una rebelión y, en 1305, Elche fue cedida al Reino de Valencia. Durante el reinado de Amadeo I en 1871, el monarca le otorgó el título de Ciudad, tras una visita a la villa. Durante los años 60 y 70 del siglo XX, la ciudad experimentó un fuerte aumento de población ligado a la industrialización, que convertiría a Elche en uno de los principales productores de calzado de Europa.

principal-imagen-es

El Elche Club de Fútbol es el club de fútbol de la ciudad de Elche. En la actualidad compite en Primera División. Fue fundado en 1922, con la unión de varios clubes de la ciudad, entre ellos el Illice, el Sporting y el Gimnástica de Elche. Los ilicitanos tuvieron una época dorada allá por los años 60 y 70 en la que no sólo se codeaban con los grandes del fútbol español, sino que mantuvieron una línea de cierta brillantez y se convirtieron por méritos propios en un fijo de la máxima categoría. Fueron años de estabilidad y buena gestión en los que el Elche, junto a equipos como Córdoba, Sabadell o Pontevedra conformaban un poker de modestos que plataban cara a los grandes clubes de siempre.

El actual estadio del Elche, C.F. es el Manuel Martínez Valero, sin embargo, el estadio histórico, y durante 50 años (1926-1976), del Elche fue el Campo de Altabix, a 1 kilométro de los actuales terrenos de juego “franjiverdes”. Anteriormente se había peregrinado por otros campos como El Clot (1910), Reina Victoria (1914), Cementerio (1922) y don Jeremías (1923). Se jugó en Altabix medio siglo (exactamente 53 años), y en él se vivió la etapa dorada del club, pero hay que decir que Altabix no era propiedad del Elche, C.F., se pagó alquiler durante muchos años hasta que finalmente se compró en propiedad.

005

Estaba ubicado en el barrio de Elche denominado Altabix, de ahí el nombre del estadio. Se inauguró el 17 de octubre de 1926 con un partido amistoso entre el Elche, C.F. y el Levante Unión Deportiva que terminó con empate a dos goles. Fue el estadio oficial del Elche C.F. hasta la inauguración, el 8 de septiembre de 1976, del Nuevo Estadio del Elche Club de Fútbol (denominado años después Estadio Martínez Valero, el actual estadio de los ilicitanos). En el Campo de Altabix, el Elche, C.F. disfrutó de su mejor época futbolística, ganando partidos contra grandes equipos, gracias a la ventaja que les daba una grada muy pegada al campo, tanto que se le podía tocar la cabeza al linier.

En el viejo estadio de Altabix se vivieron muchos momentos dorados, pero fue posiblemente en la Copa (entonces “del Generalísimo”) de la temporada 1968-69 donde los “franjiverdes” llegaron a su cota más alta al alcanzar la final del torneo, que se celebró el 15 de junio de 1969 en el Santiago Bernabéu; el rival fue el club que por entonces era el “rey copero” por excelencia, el Athletic Club de Bilbao de los Iribar, Sáez, Uriarte, Clemente, Rojo, Larrauri, etc, que solamente se pudo imponer a falta de 8 minutos para acabar el encuentro gracias a un gol de Antón Arieta, que por entonces era el dueño del número 9 de la Selección Española. Para alcanzar la final el Elche había tenido que eliminar a tres equipos de primera;  Pontevedra, Valencia y Real Sociedad.

img379

Otros hitos sucedieron el el viejo estadio de Altabix; por ejemplo, en la temporada 59-60 el Elche, C.F. debuta en la Primera División de España. En la temporada 63-64 y por primera vez en su historia, el club ilicitano lidera la clasificación de Primera División temporalmente. Entrenados por Heriberto Herrera, que posteriormente ficharía por la Juventus italiana, el equipo finaliza en quinta posición, la mejor clasificación de la historia de la entidad ilicitana. Además de los triunfos en liga del primer equipo, cabe destacar el del filial del club, el Deportivo Ilicitano el cual en la temporada 67-68 asciende a Segunda División.

Altabix se convirtió en aquellos años en uno de los estadios referencia del fútbol español, un coliseo que se erigió en una verdadera pesadilla para los equipos grandes, un ejemplo de ello serían los enfrentamientos Elche, C.F.-R. Madrid; para el conjunto blanco, cada visita prácticamente era señalada como un lugar donde dejarse puntos. En los quince enfrentamientos que se disputaron en el antiguo feudo del Elche, el Real Madrid tan sólo consiguió cinco victorias, por otras tantas del Elche y otros tantos empates, lo que supone que el conjunto blanco solía tropezar en sus visitas al conjunto ilicitano. Partidos muy físicos y peleados, en el que mucho tenía que trabajar el conjunto merengue si quería sacar algo positivo, dado que aquella unión entre equipo, hinchada y feudo, tan indispensable para los equipos pequeños, resultaba determinante en el buen hacer de los ilicitanos ante los madridistas aquellos años.

ELCHE-ESPAÑOL (2-1) 1965

Jugadores como Lezcano, Oviedo, Heredia, Gómez Voglino o Palomares se convirtieron en el terror blanco, un conjunto que se sentía muy incómodo en Altabix y siendo incapaz frenar al equipo ilicitano: en las temporadas 63-64 (2-0), 65-66 (1-0), 68-69 (1-0), 73-74 (1-0) y 74-75 (1-0), el Elche sumó sus partidos ante el Madrid por victorias, sumando incluso seis temporadas consecutivas sin perder ante los blancos (de 1963 a 1969). Sin embargo, en 1976 los franjiverdes se mudaron al Martínez Valero, donde el bagaje es favorable a los blancos en los cinco choques disputados: tres victorias y un empate, por una sola derrota, la última, en la temporada 77-78 (en la temporada 2013-14 el R.Madrid venció en un polémico encuentro por 1-2).

En la temporada 70-71 y tras doce temporadas en Primera División, el club pierde la categoría y desciende, dos años más tarde al finalizar la temporada 72-73 se consigue el ascenso. Pero en la 77-78 de nuevo se desciende a Segunda División. Una fecha importante en la historia de la entidad franjiverde es la del 8 de septiembre de 1976 en la que se inaugura el Nuevo Estadio del Elche Club de Fútbol, que más tarde se denominaría Estadio Martínez Valero.

8460339057_b0d7e5c515_o
El equipo, por entonces, empezaría a disputar sus encuentros en las instalaciones del Nuevo Estadio del Elche, C.F. y el lugar del viejo estadio de Altabix sería destinado a la construcción de viviendas. Terminaba así todo un icono del Elche, C.F. que desde su inauguración por José Ferrández Ripoll, ex alcalde de la ciudad y presidente del Club, en 1926, había visto pasar por su campo multitud de equipos nacionales e internacionales, en plena edad dorada del Elche, C.F., así como haber acogido también los partidos del Club Deportivo Ilicitano (el filial “franjiverde”). Debido a las limitaciones del histórico campo, se construye el nuevo, acorde con las exigencias de Primera División en cuanto a aforo.

El último partido jugado en Altabix fue en la XVII Festa d’ Elx, un 18 de agosto de 1978, ante el histórico equipo portugués del Os Belenenses. Hasta la fecha final de demolición, el lugar sería destinado a mítines políticos y reuniones sindicales del sector industrial del zapato. El 26 de junio de 1980, el solar era vendido a una empresa constructora de Carcaixent, comenzando el 14 de septiembre del año siguiente las obras y demolición del histórico feudo ilicitano.

n_pontevedra_cf_varios-366087

Vídeo de uno de los últimos partidos disputados en el Campo de Altabix, con victoria por 3 a 1 del Elche, C.F. sobre el Athletic Club de Bilbao, la cual otorgaba la permanencia en Primera División al conjunto “franjiverde”. En el vídeo se puede apreciar el vetusto estadio que se situaba en el barrio de Altabix, inaugurado en 1926, y que fue el estadio del Elche, C.F. hasta la construcción del Nuevo Estadio del Elche, C.F. en 1976, denominado actualmente Estadio Manuel Martínez Valero;

Estadio Viejo El Sardinero, Santander

Santander, ciudad de cerca de 200.000 habitantes, es la capital de Cantabria y concentra la mayor parte de su vida administrativa, institucional y de servicios. El antiguo puerto que establecieron los romanos dio origen a la moderna ciudad actual, que con el paso del tiempo, ha ido creciendo en torno a su bahía. En las edades Media y Moderna era una villa enormemente marinera y pescadora, su sepultura junto a la abadía de Sancti Emetherii. El siglo XVIII fue fundamental para el desarrollo de Santander: en 1754 su iglesia colegiata pasa a ser catedral, y un año después, la villa recibe de Fernando VI el título de ciudad. Santander se convertirá pronto en el principal núcleo urbano de la provincia.

Los dos siglos siguientes fueron de una fuerte expansión, a la sombra de la actividad pesquera y, sobre todo, comercial, en relación con el comercio ultramarino; la ciudad ha vivido una plácida existencia, sólo marcada por acontecimientos como la explosión del vapor “Cabo Machichaco” (1893), el incendio de 1941 o el veraneo de la Familia Real en el primer tercio de siglo.

vinilo decorativo racing satander

Santander es una ciudad con una gran tradición y actividad cultural; las inquietudes de décadas anteriores han ido cristalizando en este siglo en hechos concretos, como la Biblioteca Menéndez Pelayo, la Casa de Salud de Valdecilla, la creación de la UIMP o la existencia del Festival Internacional de Santander, pilares básicos en este siglo XX, que han proprocionado relevancia y cierta proyección internacional a la capital cántabra.

El Real Racing Club de Santander, popularmente conocido como Racing o Racing de Santander, es un club deportivo profesional de fútbol español, con sede en la ciudad de Santander (Cantabria). Fue fundado el 23 de febrero de 1913 como Santander Racing Club, siendoReal desde 1923. Es el único equipo cántabro que ha disputado la Primera División de España, y actualmente compite en Segunda División B.

n_racing_de_santander_la_historia-270519

El estadio histórico del Racing de Santander es el Viejo El Sardinero. Este estadio sirvió durante 75 años (perteneció al Racing desde la temporada 1952-53, comprado por 3 millones y medio de pesetas, hasta 1984, que pasó a manos del Ayuntamiento), hasta ser clausurado con el último encuentro de la temporada regular Racing-Granada (0-0), el 15 de mayo de 1988.

Inaugurado en 1913, El Sardinero fue el primer campo utilizado por el recién creado Santander Racing Club, llamado Racing en honor de los campeones de Copa de ese año, el Racing Club de Irún. La influencia de Irún no se paraba ahí, ya que el club adoptó los colores rojo y blanco del Sporting Club de Irún. El Racing tuvo un debut poco prometedor en el campo, perdiendo 0-5 con la Gimnástica de Torrelavega, pero un par de campañas después ya había ganado la Copa Luis Redonet. El campo vio su primer desarrollo importante en 1916, con la construcción de una tribuna de madera. Medía 30 metros de largo y disponía de un palco para directivos y de vestuarios.

261_4.Racing1929

En 1916 el Racing fue admitido en la Federación Regional del Norte, pero se enfrentaba a equipos vascos mucho más potentes y luchó para poder destacar. Sin embargo en 1920 el entrenador inglés Fred Pentland se hizo cargo del equipo, llevándolo dos años más tarde al subcampeonato en la que era en ese momento la liga regional más potente de España. La Federación del Norte se separó en dos federaciones regionales en 1923 y por falta de oposición local realmente competitiva, el Racing empezó a jugar amistosos con equipos extranjeros. El Racing mejoró el campo de fútbol con dinero recaudado en estos amistosos, añadiendo graderíos cubiertos en los goles Norte y Sur, y alargando la grada descubierta del Este, junto a la playa.

El 17 de Abril de 1927 El Sardinero albergó su primer partido internacional, venciendo España a Suiza con un solitario gol del racinguista Óscar. Un año más tarde el Racing eliminó al Betis, Sevilla y Valencia para hacerse con la décima y última plaza en la Primera División del nuevo campeonato de Liga. En esa primera temporada el Racing finalizó décimo, pero venció al Sevilla en la promoción y se mantuvo en Primera. Los resultados mejoraron, y bajo la batuta de otro inglés, Robert Firth, el club consiguió la mejor clasificación de su historia, el subcampeonato de 1930-31. El Racing finalizó tercero en 1933-34 y cuarto dos años más tarde, justo antes de que la Guerra Civil desintegrara al club.

811201217355750144o

Durante la guerra los jugadores internacionales García y Larrinaga fallecieron en combate, mientras que Gómez fichó por el Atlético de Madrid en 1939. Con un equipo de veteranos y de jugadores inexpertos procedentes del filial, el Racing luchó por la permanencia en 1939-40, finalizando colista. Los años 40 fueron tiempos duros para el Racing, con dos temporadas en Tercera División en 1943-44 y 1947-48. En 1949-50 el club logró el campeonato de Segunda División y el ascenso a Primera, logrando la permanencia durante cinco temporadas.

En 1954, ante la posibilidad del cierre del campo (que era propiedad privada), el Racing compró El Sardinero por 3.250.000 pesetas. Sin embargo la propiedad del terreno de juego no tuvo los efectos deseados y el equipo finalizó 15º la temporada 1954-55, descendiendo a Segunda. Tuvieron que pasar otros cinco años antes de que el club regresara a Primera, pero lo hizo a lo grande con su segundo campeonato de Segunda División. Es más, había planes para un añadido para El Sardinero.

Foto 001 Racing de Santander BLOG

En el verano de 1961 comenzaron las obras de una nueva y atrevida grada con voladizo como ninguna otra en España. Con 72 metros de largo y hecha de secciones prefabricadas de hormigón, su rasgo dominante era un gigantesco techo ondulado, que a pesar de su tamaño tenía la elegancia de las olas que llegaban a la playa de El Sardinero. La nueva grada fue construida detrás de la antigua, pero no incluyó nuevos vestuarios. Estos se mantuvieron en la vieja casa del club, situada en la esquina Suroeste del estadio.

La vieja grada se demolió al final de la temporada 1961-62, y el terreno de juego se agrandó y se desplazó algunos metros hacia el Oeste. Un año más tarde, justo a tiempo para las Bodas de Oro del club, se instaló la iluminación artificial, aunque para entonces el equipo había vuelto a descender a Segunda. El Racing pasó la mayor parte de esa década en la División de Plata, incluso jugó en Tercera dos temporadas en 1968. Para cuando el Racing regresó a Primera en 1973 la vieja grada Este había sido cubierta por completo.

racing-santander170811a1

Santander se perdió el Mundial de España de 1982. El Sardinero necesitaba una gran remodelación y el Racing atravesaba una crisis económica y había vuelto a descender a Segunda. En 1982 se instalaron nuevas torres de iluminación y un año más tarde el club vendió el estadio al ayuntamiento por 175 millones de pesetas, comenzando ambas entidades el proceso para encontrar y construir un sustituto para el viejo campo.

No tuvieron que buscar demasiado lejos, ya que el nuevo emplazamiento se encontraba en un descampado a 150 metros al Oeste del viejo estadio. El 15 de Mayo de 1988 tuvo lugar el último partido oficial en el viejo Sardinero, con un empate a cero entre Racing y Granada. Un amistoso entre leyendas del Racing y antiguos jugadores de la selección española fue el último partido que se jugó en el estadio, el 3 de Junio de 1988. La demolición comenzó el 17 de Junio y ocho semanas más tarde el Racing inauguró los Nuevos Campos de Sport de El Sardinero con un amistoso frente al Real Oviedo.

racing_barsa_6566

Los terrenos donde se situaba el viejo estadio son ahora el Parque de Mesones, pero en la esquina sudeste se puede ver ahora un seto circular bien arreglado. Dentro de la circunferencia, con los colores verde y blanco del Racing, hay una réplica en mármol del córner del antiguo terreno de juego. Es un recuerdo sencillo, pero muy efectivo, de los miles de partidos disputados en ese lugar.

Por último reseñar también que el grupo ultra actual e histórico del Racing, las “Juventudes Verdiblancas”, se fundaron en el año 1986 en la vieja Tribuna Este del Viejo Estadio de El Sardinero.

Vídeo-resumen del partido R. Racing de Santander-R. Zaragoza de la temporada 85-86, en donde se puede apreciar con claridad las viejas gradas del Viejo El Sardinero, el estadio histórico del equipo verdiblanco;

Estadio Viejo Las Gaunas, Logroño

Logroño es un municipio situado en el norte de España, capital de la Comunidad Autónoma y Provincia de La Rioja. También es su localidad de mayor población, concentrando casi la mitad del total de la comunidad, así como su centro económico, cultural y de servicios.

Bañada por el río Ebro, Logroño ha sido históricamente un lugar de paso y cruce de caminos, tales como el Camino de Santiago, y de fronteras, disputada entre los antiguos reinos de la Península Ibérica durante la Edad Media. En el último siglo, la ciudad ha experimentado un crecimiento demográfico, lento pero significativo, respecto a las poblaciones cercanas, provocado principalmente por los movimientos migratorios desde otras comarcas de la región.

Logrones

El Club Deportivo Logroñés, conocido popularmente como Logroñés, fue el club de fútbol histórico de la ciudad de Logroño, en La Rioja. Fue fundado el 30 de mayo de 1940. Desde 2009, tras haber sido excluido del grupo XVI de la Tercera División por una doble incomparecencia, no se encuentra inscrito en ninguna competición. Entre los años 1987 y 1997 disputó 9 temporadas en Primera División.

El Club Deportivo Logroño, fundado en 1924, fue el antecesor del Club Deportivo Logroñés. En la temporada 1934-35 jugó en Segunda División pero por problemas económicos el club desapareció en 1935. Tras la desaparición del Club Deportivo Logroño en 1935, y con el final de la Guerra Civil, se fundó el nuevo Club Deportivo Logroñés el 30 de mayo de 1940. Durante sus diez primeros años jugó en Tercera División y tras ascender a Segunda en 1950, a punto estuvo de conseguir el ascenso a Primera en 1952, meta que no logró hasta treinta y cinco años después, durante los cuales vagó por las diferentes categorías del fútbol español.

Viejo Las Gaunas II

Después del ascenso a Primera sucedido el 14 de junio de 1987, el Logroñés se mantuvo ocho temporadas seguidas en la máxima categoría, obteniendo como mejor resultado un séptimo puesto en 1990. En 1995 perdió la categoría, pero la volvió a recuperar tras una magistral temporada en Segunda División. La temporada 1996-97 fue la última del Club Deportivo Logroñés en Primera. Desde entonces, los problemas económicos se agudizaron y el club sufrió en los últimos años de su existencia en competición, cuatro descensos por impago a sus jugadores. Actualmente se encuentra excluido de la Tercera División por una doble incomparecencia. Desde 1940 hasta 2002 el C.D. Logroñés disputó sus encuentros en el mítico Estadio de las Gaunas (actualmente conocido como el Viejo Las Gaunas), siendo el Viejo Las Gaunas el hogar eterno de la afición blanquirroja.

El viejo campo de Las Gaunas se ubicó en unas fincas al sur de Logroño propiedad de las hermanas Gaona. Estos “terrenos de Las Gaonas”, por deformación provocada por la hiatofobia del español se convirtieron en “terrenos de Las Gaunas”, palabra esta que acabo dando el nombre al estadio. El 15 de junio de 1924 fue inaugurado con un partido que enfrentó al C.D. Logroño y al equipo francés del Vie au Grand Air. El resultado fue de 3 a 0 y el primer gol lo marcó el riojano Ramón Castroviejo, que con el paso de los años se convirtió en un famoso oftalmólogo.

Logroñés 87-88

A lo largo de su historia sufrió varias ampliaciones y remodelaciones que se sumaron a la inicial tribuna central. En 1944 se dividió el campo en Preferencia y General y se iniciaron las obras de vallado. En 1957 se construyó la tribuna gol sur. El 30 de agosto de 1969 se inauguró la iluminación artificial en un partido contra el Elche. En 1987 se crearon las tribunas de fondo norte y lateral norte, además de la zona de vestuarios. Y en 1988 se amplió la tribuna sur.

El 19 de marzo de 1998 comenzaron las obras de construcción del nuevo Estadio Las Gaunas, pero por diversos motivos y problemas económicos no terminaron hasta 2002 alargando, afortunadamente, la vida del viejo estadio, el cual fue derruido ese mismo verano. El último partido que se disputó en el entrañable Viejo Las Gaunas fue el correspondiente a la vigésimoquinta jornada del grupo II de la Segunda División B de la temporada 2001-02, y que enfrentó al Club Deportivo Logroñés y al L’Hospitalet con el resultado de 1 a 0 a favor de los riojanos. Es en el Viejo Las Gaunas donde la atmósfera futbolística se podía sentir sin ningún género de dudas, y donde el C.D. Logroñés disputó sus años dorados en la Primera División del fútbol español.

Gaunas Sur en el viejo fondo

El actual Estadio Las Gaunas se erige a pocos metros de donde se encontraba el vetusto estadio de Logroño, cuyos terrenos han dado paso a un parque y a edificios de viviendas. El Nuevo Estadio de Las Gaunas fue inaugurado el jueves 28 de febrero de 2002 con un encuentro amistoso que enfrentó al Club Deportivo Logroñés contra el Deportivo Alavés, que militaba en Primera División entonces. El resultado fue de 2 a 1 a favor de los locales y el primer gol lo marcó en el minuto 17 el jugador riojano Víctor Morales. El estadio presentó un lleno absoluto y 16.000 personas asistieron al partido.

El primer partido oficial en el Nuevo Las Gaunas se disputó el domingo 3 de marzo de 2002 y enfrentó al Club Deportivo Logroñés con el Zaragoza B, en partido correspondiente a la vigesimoséptima jornada del grupo II de la Segunda División B de la temporada 2001-02. El resultado fue de 0 a 1 a favor de los visitantes. Pertenece al Ayuntamiento de Logroño, actualmente lo utilizan la Unión Deportiva Logroñés y la Sociedad Deportiva Logroñés, que militan en Segunda División “B”, equipos que fueron fundados una vez desapareció de la competición, el histórico equipo de la capital riojana; el C.D. Logroñés.

Viejo Las Gaunas

En el Viejo Las Gaunas también se fundarían los diferentes grupos de animación del C.D. Logroñés tales como la “Peña Fuchu”, la “Peña Berones”, “Fondo Norte”, y también, dentro del movimiento ultra español, el grupo ultra del C.D. Logroñés; “Gaunas Sur”, grupo que se funda en el año 1982 después del Mundial de España, donde media docena de jóvenes logroñeses se quedaron impresionados al ver como ultras y hooligans de todos los países invadían la geografía española, y tenían una organización hasta entonces casi desconocida en España.

Ya en un partido del C.D. Logroñes contra el Sestao, esos mismos jóvenes blanquirrojos vieron a un grupo de Sestaoarras animando a su club y encendiendo bengalas, y de ahí en adelante empezaron a organizarse poco a poco hasta formar el grupo ultra histórico riojano, los “Gaunas Sur”. El mejor momento del grupo fue sin duda la década de los años 90, coincidiendo con el “boom” del movimiento ultra en España, y coincidiendo también con el mejor Logroñés de la historia, con los años en que el equipo riojano jugaba en Primera y en Segunda División, en aquellos tiempos, el grupo “Gaunas Sur”, contaba con 300-400 miembros asiduos al Viejo Campo de Las Gaunas.

Gaunas Sur Ultras CD Logroñés

Los “Gaunas Sur” se ubicaron en dos graderías diferentes, en los inicios del grupo y en las últimas temporadas del Viejo Las Gaunas se situaron en el fondo sur, esquinados con la tribuna este, durante algunas temporadas, intermedias de ambas épocas, se ubicaron en dicha tribuna este. El grupo se disolvió una vez dejo de competir el C.D. Logroñés en 2009.

Para despedir esta entrada, el siguiente vídeo-resumen de un C.D. Logroñés-R. Zaragoza de la temporada 91-92, en donde se puede apreciar el Viejo Las Gaunas con su lleno habitual en aquellos años, gran época, la de entonces, para el hincha amante del verdadero fútbol; el balompié anterior a la Ley Bosman, el PPV, los trajes de colorines de los árbitros, y el lamentable campeonato en que se ha convertido la Liga Española desde hace ya varios años, demasiados, y que, en la actualidad, sigue con ese nefasto y desnortado rumbo, provocando cada año que pasa, una menor afluencia a los estadios. Sin hinchadas en los respectivos feudos, el fútbol se convierte en un simple juego más, en un vacuo entretenimiento, se le despoja de aquello que le hace único entre los diferentes deportes; la sensación de estar en una contienda, de estar en juego algo más que 3 puntos.

Estadio Viejo Zorrilla, Valladolid

Aunque existen indicios de asentamientos pertenecientes al Paleolítico inferior, y yacimientos vacceos y tardorromanos, Valladolid no tuvo una población estable hasta la repoblación de la cuenca del Duero, cuando Alfonso VI entregó al conde Pedro Ansúrez su señorío, en 1072. Durante la Edad Media fue sede de la corte de Castilla siendo dotada de ferias y Fuero Real y de distintas instituciones como Iglesia Colegial (elevada a rango de Catedral en 1595), Universidad, Real Audiencia y Chancillería o Casa de la Moneda.

Carlos I prefirió Valladolid como capital política y fue posteriormente entre 1601 y 1606,capital del Imperio Español, hasta que esta función pasó definitivamente a Madrid. A partir de entonces se inicia un periodo de decadencia que sólo se salvará con la llegada del ferrocarril y el auge del sector cerealístico en el siglo XIX, y con su industrialización en el siglo XX. Actualmente cuenta con 313.437 habitantes.

escudo-real-valladolid-rf_22107

En 1924 se fundaron en Valladolid dos clubes que rivalizaron por la supremacía en la ciudad: el Real Unión Deportiva, vinculado a la Congregación de Luises y Kotskas, y por tanto de tendencia conservadora, y el Club Deportivo Español, de tendencia progresista. Ambos ganaron sendas Copas de Castilla y León y tuvieron destacadas participaciones en la Copa del Rey. El Real Valladolid Deportivo nació el 20 de junio de 1928 como resultado de la fusión de esos dos clubes, con Pedro Zuloaga Mañueco como primer presidente.

En el partido de presentación, disputado el 22 de septiembre de ese año en el estadio de la Sociedad Taurina, junto a la Plaza de Toros (este fue el primer campo de juego del Valladolid). El equipo debutó en el Grupo B de la Segunda División (el equivalente a la Tercera División de entonces) del Campeonato de Liga que se puso en marcha aquella misma temporada. En la temporada 1933-1934, el Real Valladolid consiguió el ascenso a Segunda División. En su debut en ella la siguiente temporada, el conjunto vallisoletano realizó una gran campaña, terminando segundo dentro de su grupo y último en la fase final por el ascenso.

Viejo Zorrila

El 3 de noviembre de 1940, en plena posguerra, se inauguró el nuevo Estadio Municipal (el que acabaría llámandose Zorrilla) en partido de Liga contra el Arenas de Guecho, con victoria local por 4-1.  El equipo continuó en trayectoria ascendente, logrando disputar la promoción de ascenso a Primera en la campaña 1942-43, pero en la temporada siguiente descendió a Tercera División. El equipo pasó tres años en Tercera antes de retornar a Segunda en 1947, y al año siguiente, dirigido por Antonio Barrios, se proclamó campeón de la categoría y consiguió su primer ascenso a Primera División, la máxima categoría del fútbol español. Para el debut en Primera se contrató a Helenio Herrera.

El Antiguo Estadio José Zorrilla (también conocido como Viejo Zorrilla) fue el estadio de fútbol de la ciudad de Valladolid, que entre 1940 y 1982 albergó los partidos del Real Valladolid.  Fue concebido como el primer gran estadio de fútbol de Valladolid; anteriormente, como señalamos, el conjunto local disputaba sus encuentros en el campo de fútbol de la Sociedad Taurina, situado junto a la Plaza de Toros.

Valladolid blanco y negro

Se construyó en el tramo del Paseo de Zorrilla entre la calle Puente Colgante y La Rubia, junto con la Hípica y el Campo de la Federación. Para su construcción se empleó, como en otras ciudades españolas, a presos políticos del franquismo. El complejo costó 800.000 pesetas de aquel entonces, y tenía una capacidad de 10.000 espectadores, con unas dimensiones de 105 x 68 m.

Se le bautizó como “Estadio Municipal”, añadiéndole el nombre de José Zorrilla en 1951, ya que la prensa y aficionados hablaban del estadio del Paseo de Zorrilla con tanta frecuencia, que finalmente el Ayuntamiento le dio la oficialidad del nombre completo el 10 de octubre de 1951.

viejozorrillach7

El Viejo Zorrilla fue el primer recinto de Valladolid en albergar encuentros de fútbol de Primera División. El día 11 de abril de 1948 el Real Valladolid, que dos semanas antes había logrado el ascenso matemático al batir a domicilio al Real Murcia, se impone por 2-1 al Deportivo de la Coruña en Zorrilla, proclamándose campeón de Segunda División y refrenda el salto por vez primera en la historia, a la División de Honor. Defendían la camisola blanquivioleta: Tapia, Busquet, Soler, Pablito, Torquemada, Ortega, Juanco, Gerardo Coque, Vaquero, Lasala y Pedrín.

El primer gol del conjunto vallisoletano en el viejo estadio en la máxima categoría lo marcó Peralta en la segunda jornada de liga ante el Celta de Vigo, con triunfo final para los blanquivioletas (4-2). Durante los siguientes años se mantuvo la categoría en Primera División, pero en la temporada 1957-58 se bajaba de nuevo a Segunda División. Este descenso sólo duró un año, y la temporada siguiente (1958-59) el equipo recuperaba la Primera División tras derrotar al Terrasa, F.C. por 5 goles a 0.

1980 Valladolid

En la temporada 1960-61 se consumaba el segundo descenso, y nuevamente tras una única temporada en Segunda División, se recuperaba la categoría perdida. Un año después, en la temporada 1962-63, con Antonio Ramallets en el banquillo, el Real Valladolid conseguía la que es hasta el momento su mejor clasificación en la Liga: un 4º puesto por detrás de Real Madrid, Atlético de Madrid y Real Oviedo. Tras el éxito regresó la decepción: en la temporada siguiente (1963-64), el conjunto blanquivioleta regresaba a Segunda, pozo donde permaneció ininterrumpidamente (llegando incluso a jugar en Tercera División durante la temporada 1970-71) hasta finales de los años 70.

El estadio de Zorrilla fue el escenario del mejor Valladolid en Liga de la historia con ese cuarto puesto cosechado en 1963. El Viejo Zorrilla inicialmente podía albergar 10.000 espectadores, ampliándose en sucesivas temporadas su aforo hasta los casi 22.000 que gracias a unas gradas supletorias llegó a tener en la temporada 81-82, lo cual resultaba claramente insuficiente para un club que tenía casi 15.000 socios.

viejo zorrilla 77

El último partido disputado por el primer equipo del Real Valladolid tuvo lugar el 7 de febrero de 1982; el conjunto local se impuso al Osasuna por 2-0, siendo el último gol marcado en el estadio obra de Luis Miguel Gail. Dos semanas después tendría lugar la inauguración del Nuevo Estadio José Zorrilla, el actual feudo del Real Valladolid.

42 años después de su inauguración, el Real Valladolid jugaba en el viejo estadio su último encuentro oficial. La remodelación urbanística de la zona y la construcción de un nuevo estadio (el nuevo José Zorrilla) para los Mundiales del 82 precipitaron la desaparición del entrañable estadio “José Zorrilla”, tan unido a la historia blanquivioleta. El viejo estadio continuó albergando partidos del Real Valladolid Promesas (el filial del “Pucela”) y de juveniles durante un tiempo hasta su demolición en 1984. Actualmente su lugar lo ocupan un edificio de una gran superficie comercial española y el Parque Juan de Austria.

Vídeo de un partido disputado por el R. Valladolid en el Viejo Zorrilla, donde se puede apreciar la infraestructura del viejo e histórico estadio blanquivioleta;

Estadio Metropolitano, Madrid

Cerca de la actual calle Juan Montalvo, en la actual zona de Metropolitano, situándose esta entre las zonas de Vallehermoso y de Ciudad Universitaria, en el Noroeste de la ciudad de Madrid, se encontraba el Stadium Metropolitano de Madrid o Estadio Metropolitano de Madrid, el cual albergó los partidos del Club Atlético de Madrid hasta 1966, cuando se inauguró el Estadio Vicente Calderón.

Antes de mudarse al Stadium Metropolitano (1923-1966), el cual fue el escenario de los primeros títulos nacionales e internacionales rojiblancos, y que tenía una capacidad para 25.000 espectadores, el Club Atlético de Madrid había jugado durante años sus partidos en otros dos campos; el Campo del Retiro (1903-1913), ubicado este en el interior de los Jardines del Retiro de Madrid (el cual era conocido como el “Campo de la Rana”), y el Campo de O´Donnell (1913-1923), el cual fue una instalación pionera, el primero vallado de España y con capacidad para 10.000 espectadores.

Escudo Atlético de Madrid

El Stadium Metropolitano fue un estadio de fútbol, construido a inicios de los años 1920 e inaugurado el 13 de mayo de 1923, durante el mandato de Julián Ruete como presidente del Atlético de Madrid, siendo inicialmente el club rojiblanco arrendatario y compartiéndolo con otros equipos de la capital, como la Gimnástica o el Racing Club de Madrid, ambos, clubes ya desaparecidos, que antes de la llegada del profesionalismo a España competían en el Campeonato Regional Centro (1902-1940, exceptuando el período de la Guerra Civil Española), e incluso llegaron a ganarlo en 4 ocasiones la Gimnástica de Madrid, y en 2 ocasiones el Racing de Madrid.

El Estadio fue construido como parte de la urbanización Colonia del Metropolitano, que había sido promovida por la división inmobiliaria de lo que hoy en día es la empresa del metro de Madrid, de ahí su nombre. Se ubicaba cerca de la actual calle Reina Victoria, en lo que hoy es la Plaza de la Ciudad de Viena, entre las calles Beatriz de Bobadilla, Santiago Rusiñol y el Paseo de Juan XXIII.

Foto del Estadio Metropolitano con el aspecto que tuvo desde 1923 hasta 1943;

Estadio_Metropolitano antes de la Guerra Civil

Durante la Guerra Civil Española el estadio quedó prácticamente destrozado, al igual que todo el barrio donde se encontraba, por los efectos de los combates realizados en el frente de batalla ubicado en la cercana Ciudad Universitaria. Tras la contienda, el Metropolitano fue reconstruido, en una actuación dirigida por el arquitecto Javier Barroso (delantero, medio y portero del primer equipo del Atlético de Madrid en la década de 1920 y posteriormente presidente del club entre 1955 y 1964).

Foto del Estadio Metropolitano con el aspecto que tuvo desde 1943 hasta 1966, después de la reconstrucción posterior a la Guerra Civil Española;

Estadio Metropolitano desde el aire

El 21 de febrero de 1943 el Atlético, bajo la presidencia de Juan Touzón retorna a su antiguo estadio, que es reinaugurado con un encuentro frente al Real Madrid Club de Fútbol. El equipo local venció por 2 a 1. El primer gol fue marcado por el Atlético Mariano Uceda Valdelvira en el minuto 35. Ese mismo año, el Metropolitano acogió la final de la Copa de España (entonces Copa del Generalísimo). Se disputó el 20 de junio y en ella venció el Athletic de Bilbao al Real Madrid por un gol a cero.

El 15 de abril de 1950, el Atlético firmó el acta de compra del estadio, que había pertenecido hasta dicha fecha a la Sociedad Stadium, de los hermanos Otamendi. Una vez que en 1966 el Atlético de Madrid consumó el traslado a su nuevo estadio junto al río Manzanares (posteriormente llamado estadio Vicente Calderón), el Metropolitano fue demolido y sustituido por edificios de viviendas y oficinas.

Estadio Metropolitano Madrid a color

El Stadium Metropolitano acogió los primeros títulos del equipo rojiblanco; el 28 de abril de 1940, el equipo dirigido por Ricardo Zamora se adjudicó el título de campeón de la Primera División por primera vez en su historia. El 2 de marzo de 1941, nuevamente dirigido por Ricardo Zamora, el club logró revalidar el título de campeón de la Primera División. En enero de 1947 el club pasó a llamarse Club Atlético de Madrid, adoptando además un nuevo escudo, similar al usado en 1917, pero con 4 rayas rojas (desde 1939 hasta esa fecha el club se llamó Athletic Aviación Club). El primer partido oficial del club bajo el nuevo nombre, jugado el 6 de enero de 1947, correspondió a la derrota por 3-1 contra el Sabadell.

En la temporada 1949-50, bajo las órdenes del entrenador Helenio Herrera, el Atlético suma su tercer título de Liga. En la temporada siguiente (también con Herrera en el banquillo), el equipo colchonero volvió a alzarse con el título de campeón de Liga. La década de 1960, fue una década fructífera para el Atlético de Madrid en cuanto a resultados. En la 1959-60, de la mano del entrenador José Villalonga, el club consiguió su primera Copa del Generalísimo (actual Copa del Rey), al derrotar a su rival histórico, el Real Madrid. El Atlético derrotó a los “merengues” en el decisivo derbi madrileño por 3-1. En la temporada siguiente, el equipo colchonero volvió a conquistar la Copa, derrotando nuevamente en el derbi al Real Madrid, esta vez por 3-2.

n_atletico_de_madrid_la_historia-28704

La conquista de la Copa del Generalísimo de 1961, le permitió al Atlético disputar la Recopa de Europa del año siguiente. Tras eliminar a distintos rivales, el equipo “colchonero” logró llegar a la primera final internacional de su historia. La final de la Recopa de Europa se disputó el 10 de mayo de 1962 en Glasgow (Escocia), con resultado de 1-1 ante la A.C.F. Fiorentina italiana.

El partido de desempate se disputó el 5 de septiembre de 1962, en el Neckarstadion de Stuttgart (Alemania), donde el Atlético derrotó a la Fiorentina por 3-0, con tantos de Jones, Mendonça y Joaquín Peiró. Así, el club conquistó el primer trofeo europeo oficial de su historia. En la temporada 1964-65, el Atlético obtuvo su tercera Copa del Generalísimo, tras derrotar por 1-0 al Real Zaragoza en la final, con gol de Cardona. Al año siguiente, en la temporada 1965-66, el Atlético obtuvo un nuevo título de Liga.

o_atletico_de_madrid_estadio_vicente_calderon-86638

Desde 1966, y una vez abandonado el Estadio Metropolitano, el Club Atlético de Madrid disputa sus encuentros como local en el Estadio Vicente Calderón, ubicado junto al río Manzanares en el distrito madrileño de Arganzuela.  El estadio, propiedad del club, tiene una capacidad de 54.851 espectadores. Fue inaugurado, el 2 de octubre de 1966, en un partido contra el Valencia Club de Fútbol, que terminó en empate a uno. En el momento de su inauguración se trató del primer estadio de Europa que contaba con asientos para todo el aforo. Adquirió su denominación actual en 1971, toda vez que en sus primeros años fue conocido como Estadio del Manzanares.

El Club Atlético de Madrid, una cervecera española y el Ayuntamiento de la capital firmaron el 30 de julio de 2007 un acuerdo por el cual se recalificaban los terrenos de la zona que actualmente ocupan el estadio Vicente Calderón y la nave y vieja fábrica de la cervecera, pasando a ser propiedad del club el Estadio Olímpico de Madrid, más conocido como La Peineta.

n_atletico_de_madrid_submundo_historia-5469686

En 2011 comenzaban las obras del nuevo estadio, que tendrá capacidad para 67.500 espectadores, casi todas ellas cubiertas. El 5 de diciembre de 2011 el Atlético presentó en un acto oficial el proyecto del nuevo estadio, cuya finalización está prevista para 2015 y que será también, como el actual, propiedad del club. La decisión de dejar atrás el Calderón ha contado, desde que se hiciera pública, con la oposición de la mayoría de la hinchada rojiblanca, como es natural, dado que tendrán que dejar el estadio donde llevan más de 40 años, y perder parte de la identidad “colchonera”.

Para finalizar esta entrada, el siguiente vídeo del 6 de enero de 1955 en el homenaje a Adrián Escudero (ex-futbolista y ex- entrenador español que jugaba de delantero y desarrolló toda su carrera deportiva en el Club Atlético de Madrid, siendo el máximo goleador de su historia en Liga, con 150 goles), en el que se aprecia la estructura y graderío del Stadium Metropolitano, el que fue hogar “colchonero” desde 1923 hasta 1966;