Archivo de la etiqueta: gran buenos aires

El Clásico del Sur

La ciudad de Banfield se encuentra ubicada en la República Argentina, en la Provincia de Buenos Aires, dentro del denominado conurbano bonaerense, también conocido como el Gran Buenos Aires. Se ubica dentro del Partido de Lomas de Zamora, en la zona sur del Gran Buenos Aires a quince kilómetros de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires o Capital Federal.

Con 223.898 habitantes, la ciudad de Banfield es la ciudad más poblada en el partido, ya que suma casi el doble que Lomas de Zamora y Temperley, y comprende casi un 38% de la población total del mismo.

el-clasico-del-sur

Con una modesta casilla de madera emplazada en la que hoy es la Estación de tren de Banfield se da inicio a la historia de la ciudad, debido a un fenómeno mortífero como la fiebre amarilla de 1871, comienzan a emigrar desde la ciudad de Buenos Aires varias familias de una incipiente clase media de bajos recursos que se dirigen a vivir a lo que acabaría siendo Banfield.

Por otra parte, Lanús es una ciudad de la provincia de Buenos Aires, Argentina. Es cabecera del partido homónimo, ubicado dentro del Gran Buenos Aires. Se divide en dos localidades: Lanús Este y Lanús Oeste. Actualmente la ciudad cuenta con 212.152 habitantes.

banfield_1946

El partido de Lanús debe su nombre al terrateniente Anacarsis Lanús (1820-1888), nacido en 14 de noviembre de 1820 en Concepción del Uruguay, Entre Ríos. Lanús adquirió tierras del actual distrito con la intención de fundar un pueblo, construyendo su casa-quinta sobre el Camino Real, frente a la actual estación de tren.

Ambas ciudades de la conurbación sur bonaerense, Banfield y Lanús, son muy conocidas dentro del mundo del fútbol argentino por ser sede de dos equipos habituales desde hace años de la Primera División del país, dos escuadras de nombre homónimo a las ciudades que representan. El C.A. Banfield y el C.A. Lanús disputan el partido de máxima rivalidad conocido en Argentina como “El Clásico del Sur“.

banfield_colon

La rivalidad entre el Granate (Lanús) y el Taladro (Banfield), se alimenta principalmente, por la cercanía entre ambos, que hace que el encuentro sea sentido como un importante enfrentamiento deportivo entre el partido de Lanús y la localidad de Banfield, pero que realmente se comenzó a vivir como tal a a partir de la década de los años 90, momento en el cual el crecimiento de ambos clubes los convirtió en equipos representativos de la Zona Sur bonaerense, y como consecuencia se acrecentó la rivalidad.

Ubicados ambos clubes en el sur del conurbano bonaerense, estando sus estadios a aproximadamente 4 kilómetros de distancia, separados tan solo por la localidad de Remedios de Escalada. Esta cercanía genera, en torno a cada encuentro, una gran expectativa en las hinchadas de ambos equipos.

la-banda-del-sur-banfield

En las décadas de los años 60 y 70, ambas facciones eran amigas. Los viejos rivales de ambos clubes eran el Los Andes para Banfield, de la ciudad de Lomas de Zamora, y Talleres de Remedios de Escalada (otro equipo representativo del partido de Lanús) para Lanús (rivales a pesar de su fusión, para participar en Primera División, en 1934). Ambos equipos (el Taladro y el Granate) siguen conservando estas rivalidades, a pesar de que no han vuelto a enfrentarse desde hace años

Banfield y Lanús en la década de los años 80 disputaban el Nacional B, y no tenían una fuerte rivalidad entre ellos, ya que enfrentaban habitualmente a sus históricos rivales ( Los Andes y Talleres). No obstante, es a partir de esa década que comenzó a gestarse la rivalidad. Durante finales de los 80 y comienzos de los 90, eran los animadores de los torneos del Nacional B, hasta que Lanús primero en 1992, y Banfield después en 1993, consiguieron sus respectivos ascensos a Primera División.

telon131tu7

La permanencia en la A, y el crecimiento institucional de ambos clubes cimentó la rivalidad. Si bien el Taladro sufrió dos descensos durante este período, no tardó demasiado en retornar a la máxima categoría, habiendo sido disputados desde los90 hasta la actualidad, 35 clásicos en la Primera División del fútbol Argentino.

Esto ha permitido consolidarlo, también a través de la repercusión mediática fruto de la presencia de ambas instituciones en la máxima categoría y de la gravitación que han tenido tanto en el plano local como internacional estos partidos de máxima rivalidad.

estadio-florencio-sola

La historia del C.A. Banfield comienza en 1986, aunque sus orígenes se sitúan en la segunda mitad de la década de 1880, cuando numerosas familias de origen anglosajón se radicaron en el pueblo de Banfield, situado a 14 kilómetros al sur de la ciudad de Buenos Aires. Estas familias, con sus casas al estilo de las villas inglesas y su dinámica social victoriana, le dieron al suburbio un perfil netamente británico.

El 21 de enero de 1896, un grupo de profesionales y comerciantes ingleses residentes en Banfield decidieron fundar un club al que bautizaron con el nombre del pueblo. Este nombre respondía al de la estación del ferrocarril, establecida en 1873 en honor a Edward Banfield, primer gerente de la empresa Gran Ferrocarril Sur. A la cabeza del grupo de fundadores estaban Daniel Kingsland y George Burton, primeros presidente y vicepresidentes del club. Kingsland era exportador de ganado a Gran Bretaña y Burton un contador graduado en Cambridge.

descarga

El club nació como una institución destinada para cumplir un rol social por encima de lo deportivo y como partido inaugural el 26 de enero se disputó un encuentro de cricket, deporte del que era fanático el presidente Kingsland. La primera cancha del club fue un descampado destinado al pastoreo ubicado a dos cuadras al norte de la estación del ferrocarril, junto a las vías sobre el lado este.

Banfield no obtuvo su primer título de la máxima categoría hasta el año 2009, al consagrarse campeón del Torneo Apertura. También logró una copa nacional oficial durante la era amateur (la Copa de Honor Municipalidad de Buenos Aires, conquistada en 1920) y 10 títulos en Segunda División, contabilizando los logrados en ambas eras (recordemos que en Argentina se divide los torneos en dos épocas: la amateur y la profesional). En total ha disputado 48 temporadas en la máxima categoría del fútbol argentino desde la implantación del profesionalismo en 1931.

lanus_94

Por otra parte, el Club Atlético Lanús fue fundado el 3 de enero de 1915. El nombre proviene originalmente, como señalamos anteriormente, de Anacarsis Lanús, quien llegó desde Francia en 1854 y adquiere los terrenos donde hoy se erige la zona céntrica de la ciudad. Fundó un pueblo con su nombre, Lanús, en las afueras de la ciudad de Buenos Aires, que hoy es uno de los partidos más poblados del Gran Buenos Aires y en donde se encuentra el Club Atlético Lanús.

Dos instituciones utilizan el nombre previamente. Por un lado, el Lanús Athletic Club, que en 1897 comienza a participar del joven torneo de Primera División, aunque lo abandona en 1899. Más tarde, aparece el club Lanús United, que participa de la Copa de la Federación Argentina en los años 1913 y 1914.

images-1

Existen varias versiones sobre los orígenes del club. La más aceptada indica que el Club Lanús surge de la propia convocatoria que un un grupo de vecinos hiciera a efectos de satisfacer necesidades insatisfechas hacia su localidad. El pueblo de Villa Gral. Paz (hoy Lanús), que se encontraba dentro del municipio de Barracas al Sud (hoy Avellaneda), se sentía bastante olvidado y desplazado. Esa sensación se acrecentaría aún más en 1915 con la crecida e inundación del Riachuelo, que generaría un terraplén, aislándola de la Capital Federal.

Además, la población necesitaba nuevas ubicaciones para realizar actividades sociales o deportivas, y las pocas que había eran inaccesibles. Por el lado de los vecinos, las agrupaciones deportivas se organizaban desde intereses comunes.

e3f

Por su ubicación, el viejo Ferrocarril Sud era la opción para salir del Partido, y las tres líneas de tranvías tiradas a caballos que cruzaban las calles de la villa impedían que grandes muchedumbres se desplazaran. Esto fue propicio para que, desde el mismo grupo de vecinos, se animaran a crear una nueva entidad teniendo en cuenta las necesidades de la zona. Es como surge el Lanús.

En su historia el C.A. Lanús ha obtenido dos títulos de Primera División: el Torneo Apertura 2007 y el Campeonato de Primera División 2016; una copa nacional: la Copa Bicentenario 2016; y dos títulos oficiales a nivel internacional: la Copa Conmebol (torneo oficial precursor de la actual Copa Sudamericana) de 1996 y la Copa Sudamericana de 2013. También fue subcampeón de la Copa Conmebol de 1997, y de la máxima categoría del fútbol argentino en cinco oportunidades. En total ha disputado 65 temporadas en la máxima categoría del fútbol argentino desde que comenzara la era profesional en el año 1931.

images

Centrándonos en el capítulo de las hinchadas de ambos clubes, la barra brava de Banfield se llama La Banda del Sur, mientras que el mote del equipo es El Taladro. La barra brava de Lanús es conocida como La Barra 14, mientras que al equipo se le conoce como El Granate.

Vídeo-montaje argentino sobre el duelo de hinchadas en “El Clásico del Sur”, el derbi de la zona sur del Gran Buenos Aires;

Yo quiero ser Bochini

Ricardo Enrique Bochini, el Bocha, solo jugó un partido en el Mundial de 1986 que ganó la Argentina de Bilardo y Maradona. Saltó al campo en el minuto 85 en sustitución de Burruchaga, su compañero en Independiente. Maradona se le acercó cuando estaba en la banda y le dijo: “- Pase maestro, le estábamos esperando”.

Independiente de Avellaneda se fundó el 1 de Enero de 1905, aunque unos meses antes los jóvenes que lo constituyeron se habían independizado de A la Ciudad de Londres, la galería comercial para cuyo club jugaban.

escurojo

Tras esa fecha, las dos más importantes de la historia, gloriosa, del club, están relacionadas con Bochini: el 25 de Junio de 1972, cuando saltó al Monumentald de River Plate, y el 5 de mayo de 1991, cuando se retiró. Su último partido fue contra Estudiantes de La Plata.

Salió del campo lesionado y ya no volvió. 19 años de rojo. La camiseta de Independiente destiñó un poco cuando se la quitó para siempre.

debut-de-bochini-con-independiente

Independiente ya era un grande antes de Bochini. Con él, se hizo clásico, admirado, querido. La identidad del club de balón al piso y juego de combinaciones se convirtió en una fe. Bochini era su oficiante, la Doble Visera su templo. Pero Bochini predicaba en todos los campos, y en todos ellos tenía su congregación.

Bochini era el jugador ideal, el que todos querían y querían ser. Cuando le marcaba a Racing en El Cilindro, y sucedía tan a menudo que su primer gol en la Primera lo hizo allí, Bochini se daba la vuelta y se volvía a su parte del campo. Pensaba que ya era suficiente con haber hecho el gol; no hacía falta añadir insulto a la herida.

1984_c

Cuando jugó su partido 500 en 1986, portada en El Gráfico, el José Amalfinati, El Fortín de Velez le ovacionó. El blanco y azul se tiñeron de rojo mientras el Bocha saludaba sonriente a la grada. En Boca lo adoraban como si fuese un local, e incluso coqueteó a finales de los 80 con un traspaso cuando a los xeneizes los entrenaba Omar Pastoriza, su ex-compañero y ex-DT en Independiente.

Cuando en 1984 el gran Rojo de mitad de la década aplastaba al Liverpool en la Intercontinental jugada en Tokyo, aquella prolongación de la Malvinas por otros medio, todos los argentinos empujaban, tocaban y levitaban con Bochini.

ddffffddffdddfffddfdf

La camiseta del 10 era rojo puro, pero le pertenecía un poco a todos los argentinos. Tal vez porque su fútbol permaneció en el país, porque jugó siempre para los aficionados argentinos, secreto al resto del mundo. El genio doméstico, el mejor 10 que nunca viste.

En los 70, cuando apareció en aunque Independiente demoledor que coleccionaba Libertadores, cuatro consecutivas entre el 72 y el 75, Bochini era tan rápido que ni se le veía. Gambeteador y vertical al tiempo, desarrolló su estilo sutil y quirúrgico junto al mejor amigo que pudo tener: Daniel Bertoni.

n_independiente_historicos_y_ex_diablos-2912709

Extremo derecho, Bertoni era un maestro de la pared. Para Bochini, combinar con Bertoni era como hacerlo con un espejo. Entre ellos había telepatía. Parecían compartir pie, cerebro y una sensibilidad particular por el juego de pase. Una de sus largas jugadas destruyó a la Juventus en el final Intercontinental en Roma, tal vez el más brillante destello del Bocha que se pudo ver en Europa.

Era, aquel Bochini joven, la quintaesencia del jugador argentino: jugaba sobre el campo como lo hacía en el potrero. Pequeño y frágil, tenía que llegar antes y desaparecer rápido, tocar y salir, romper una fracción antes, mandarla al rincón. Bochini respetaba tanto a la pelota que nunca le pegaba: la acariciaba, le pedía amablemente que entrase en la portería: los mejores (y son casi todos) goles del Bocha son un pase a la red.

grafico-3502-independiente-con-bochini-4932-MLA3962744028_032013-F

Cuando Bochini perdió esa velocidad extra, transfiguró en un mejor futbolista. El balón, que corre más que ningún jugador, le hacía caso en todo y sus conocimientos del campo lo convertían en superior. Bochini retrocedió unos metros y conquisto la mitad de la cancha. Era un natural. Todo lo que hacía era lo más sencillo. Rápido y suave, hermoso sin caer en el arabesco, el exhibicionismo o la arrogancia. Era tan bueno que no sentía la necesidad de demostrarlo.

Aquel Independiente los rodeó de los mejor que nunca tuvo en el sitio donde se fabrica el fútbol: la clase de Burruchaga, el cerebro de Marangoni y el empuje de Giusti. Bochici, de quien se decía que hacía goleador a cualquiera, hizo parecer a Percudani un Arsenio Enrico revivido.

bocha12

Era una falta de respeto fallar un balón puesto por el 10; ni el juego ni Bochini se lo merecía y los delanteros lo entendían así. Aquel Independiente era el último ejemplar vivo de la edad lírica del fútbol argentino de los 70, el que su propia tradición representaba y que el Huracán de Menotti y su selección había llevado a un punto de debate nacional, opuesto al Bilardo de Estudiantes y la selección del 86.

Bochini encarnaba, con su tipo de jugador atemporal, una honestidad y una ética que no era solo futbolística, sino vital: una manera de estar. Bochini no engañaba porque la pelota es sincera. Su palmarés, impresionante, hizo que esta manera de interpretar no fuese un brindis al sol. Valía pagar la entrada para ver a Bochini, porque en todo partido y todo campo dejaba algo de verdad; pero también retribuía la fidelidad al final de casi cada curso en la forma de un nuevo trofeo.

B37tXWnIMAAQAxj

El Clásico de Villa Crespo

Villa Crespo es un barrio de la ciudad de Buenos Aires (Argentina) que actualmente tiene cerca de 90.000 habitantes. Su nombre proviene del apellido del intendente municipal Antonio F. Crespo, quien apadrinó la instalación de una importante curtiembre (taller donde se curten y trabajan las pieles) que se hallaba entre las zonas bonaerenses de Canning, Warnes y el arroyo Maldonado.

Él colocó la piedra fundamental, y como ese negocio fue muy auspicioso, los fabricantes de calzado comenzaron a llamar al lugar “Villa Crespo”. Está delimitado por las avenidas y calles San Martín, Angel Gallardo, Estado de Israel, Córdoba, las vías del ferrocarril Gral San Martín, Dorrego y Paysandú.

El Clásico de Villa Crespo

Hay varias palabras que surgen espontáneamente al evocar el barrio de Villa Crespo, y ellas son el Conventillo, el Tango y la particularidad de sus inmigrantes, especialmente los de la colectividad judía.

El primer Conventillo fue el de las calles Gurruchaga y Padilla. Lo edificó la Fábrica Nacional del Calzado, construido con cuartos y cocinas de madera para que en él vivieran sus obreros. Lentamente se fue incrementando hasta constituir la primera población de familias, hasta que se convirtió en el símbolo más característico del barrio, inspirador de muchos de los sainetes criollos típicos de Argentina.

250px-Atlanta1947

Ese Conventillo, llamado “Conventillo Nacional”; tenía 112 habitaciones. En él vivían inmigrantes en su mayoría españoles, italianos y judíos quienes mezclados con algunos árabes y criollos armaban tertulias y bailes donde nunca faltaban los amoríos y las peleas, que a veces terminaban con la muerte de alguno de ellos.

En cuanto a los inmigrantes, los italianos fueron los más numerosos y los primeros en llegar. Más tarde y en menor cantidad llegaron los españoles, sobre todo los vascos, casi todos ellos trabajaban en alfalfares, hornos de ladrillos y en los cafés del barrio. Árabes, judíos, griegos, y últimamente japoneses y coreanos, compartieron y comparten el lugar.

250px-Atlanta1969

Los judíos forman la comunidad mayoritaria del barrio, pero dentro de ellos están divididos de acuerdo a los diferentes lugares desde donde provienen. Así una parte del barrio es llamada “Villa Kreplaj”, que son los provenientes, después de la Primera Guerra Mundial de Rusia, Ucrania y Polonia. También los sefardíes colaboraron con su aporte cultural dentro de la comunidad judía.

El Clásico de Villa Crespo es la denominación del partido de fútbol argentino que enfrenta a Atlanta (apodados Los Bohemios) y a Chacarita Juniors (apodados Los Funebreros) ambos de Villa Crespo (aunque el estadio de Chacarita se encuentra actualmente en la localidad de Villa Maipú).  Atlanta-Chacarita Juniors es uno de los clásicos más tradicionales del fútbol de Argentina: con 122 partidos oficiales de Primera División, este enfrentamiento se remonta al año 1927.

BztzCzzIIAEhtW1

Durante más de dos décadas (entre 1924 y 1944) compartieron una muy cercana vecindad que derivó en una rivalidad deportiva. Sus estadios estaban casi pegados (el de Atlanta estaba en la calle Humboldt 470 y el de Chacarita en el 345 de la misma calle), separadas apenas por una mediana.

El primer enfrentamiento oficial ocurrió el 13 de noviembre de 1927 siendo 2 a 0 el resultado a favor de Los Funebreros. Atlanta logró su primer victoria en 1930: 1 a 0 de visitante. El primer encuentro del profesionalismo lo ganó El Bohemio. El partido se disputó el 4 de junio de 1931 finalizando el partido 3 a 1, siendo los goleadores del vencedor José María Casullo y Guido Baztarrica.

atlanta-de-villa-crespo

El Club Atlético Atlanta es una institución social y deportiva argentina, radicada en el barrio de Villa Crespo, Buenos Aires. Actualmente se desempeña, en la Primera B Metropolitana, tercera categoría del fútbol argentino.

El Club Atlético Atlanta fue fundado el 12 de octubre de 1904, fecha escogida con motivo del Día de la raza, en la casa del comerciante Elías Sanz ubicada en calle Alsina 1119, zona de Constitución.

Hinchas-jugadores-sueno-hecho-realidad_OLEIMA20110507_0052_6

En dicha reunión se acordó bautizar al club como Atlanta Athletic Club, en torno a esta elección existen varias teorías, por un lado, se afirma que esta habría surgido en conmemoración al terremoto ocurrido en la homónima ciudad de Estados Unidos unos meses antes de la fecha de fundación del club, mientras que otra versión apunta a que el nombre provendría de un barco de guerra también estadounidense que habría arribado al puerto de Buenos Aires con motivo de la proclamación de Manuel Quintana como presidente de la República Argentina.

Los colores del club, amarillo y azul, en tanto fueron escogidos en referencia a los colores de los toldos que cubrían los negocios comerciales en la época. Así pues, estos se vieron reflejados tanto en el escudo de la institución como en la indumentaria deportiva.

chaca-atlanta5

El primer campo de juego del club se ubicó en Juan B. Alberdi y Escalada en el barrio de Villa Luro, sin embargo, Atlanta permaneció muy poco tiempo en aquel sitio, ya que, a causa principalmente de las dificultades económicas, cambió de terreno en diversas oportunidades. Lo anterior le valió ganarse el apodo de Los Bohemios, por el cual se identifica tanto a los aficionados como a los futbolistas del club hasta la actualidad.

Comenzó su participación futbolística en 1906, año en el que se afilió a la Tercera División de la Argentine Football Association. En 1907 se inscribió en Segunda División, obteniendo el ascenso a la máxima categoría en 1912. Fue uno de los clubes fundadores de la Liga Argentina de Football en 1931 y hasta 1984 participó en 45 temporadas de la Primera División del fútbol profesional argentino.

Chacarita_1969

A lo largo de su historia, considerando tanto su etapa amateur como profesional, ha logrado, en diferentes categorías, 7 títulos oficiales (5 campeonatos locales de Segunda y Tercera División y 2 copas nacionales). Con la obtención de la Copa Suecia en 1960 se convirtió en el segundo club de la Capital Federal, fuera de los cinco grandes del fútbol argentino, en obtener un torneo profesional organizado por la AFA entre clubes de Primera División.

Si bien su actividad principal es el fútbol, el club posee varias secciones deportivas entre las que destacan el fútbol sala, el kárate y el boxeo, entre otros.

ub-chacarita

El Club Atlético Chacarita Juniors es un club deportivo de la Ciudad de Buenos Aires, Argentina, que fue fundado el 1 de mayo de 1906 por un grupo de socialistas. El fútbol es su disciplina más destacada y su equipo jugó en la Primera B Metropolitana en 2014, donde obtuvo el ascenso a la segunda división del fútbol argentino al finalizar como líder de la zona A.

Su historia nace el 1 de mayo de 1906 cuando un grupo de amigos fundaba el Club Atlético Chacarita Juniors en el local de la 17.ª sección del Partido Socialista, ubicada en las esquina de Dorrego y Giribone (hoy Córdoba). Su nombre no trae muchos secretos, ya que el Chacarita es por el barrio y el Juniors, en alusión a la juventud que era la que le había dado vida al hoy Tricolor (otro de los apodos del club). Sus colores, el rojo, el blanco y el negro, también tienen su origen.

maxresdefault (2)

Se escogió al rojo por el socialismo, al cual estaban vinculados todos los miembros fundadores. El blanco se escogió por la pureza de sus miembros y el negro por la cercanía del cementerio. Un día después de la fundación, quedó registrado el nombre de Chacarita Juniors, y se conformó la primera Comisión Directiva, dirigida por Máximo Lema, el primer presidente de la historia del club.

Disputó 60 temporadas en la Primera División Argentina (6 en la era amateur y 54 en el profesionalismo), de las cuales logró adjudicarse el Torneo Metropolitano de 1969, cabe destacar que en la Primera División Argentina tan solo 17 equipos han tenido la gloria de ser campeones profesionales. También jugó en la década de los años 80 en la Primera “C”, categoría no profesional del fútbol argentino.

maxresdefault (1)

Como señalamos, el denominado “Clásico de Villa Crespo” es uno de los clásicos más tradicionales del fútbol argentino. La rivalidad tiene sus orígenes en la cercanía de los estadios de ambos clubes, la cual comenzó en 1922, luego de que Chacarita se instalase en Humboldt 345, donde permaneció hasta 1930, a cerca de 100 metros del estadio de Atlanta.

Si bien Chacarita se mudó desde Villa Crespo al partido de General San Martín en 1945, la rivalidad con Atlanta trascendió en el tiempo debido a que su clásico rival lo echó del barrio construyendo, luego, su propia cancha en el mismo sitio donde anteriormente estaba ubicado el estadio funebrero.

equipo1

En el apartado de las hinchadas de ambos clubes, las barras bravas de Atlanta se llaman La Cueva y La Loza. La barra brava de Chacarita Juniors es conocida como La Famosa Banda de San Martín.

Vídeo-resumen de un “Clásico de Villa Crespo” disputado en marzo de 1997 en donde se puede apreciar el impresionante ambiente de este clásico argentino;

Club Atlético Platense

Saavedra es un tradicional barrio de la ciudad de Buenos Aires, de clase media, ubicado en el extremo norte de la misma. Limita con los barrios de Núñez al noreste y Coghlan y Villa Urquiza al sur, y con las barrios de Villa Martelli y Florida al norte, estos últimos pertenecientes al Partido de Vicente López (división administrativa limítrofe a la Ciudad de Buenos Aires y parte de la conurbación del Gran Buenos Aires). Saavedra es también el barrio donde se originó el Club Atlético Platense, y donde sigue estando presente el corazón de “El Calamar” (uno de los apodos del club).

El Club Atlético Platense, llamado comúnmente Platense, es un club deportivo argentino, cuya principal actividad es el fútbol, con sede en Florida, Gran Buenos Aires, Argentina, aunque como decíamos sus orígenes se encuentran en el barrio porteño de Saavedra. Fue fundado el 25 de mayo de 1905.

Escudo-Platense-Escudos

En el barrio bonaerense de Nuñez es dónde estuvo situado su primer estadio, hasta 1971. En la actualidad, y desde 1979, el estadio de Platense (Estadio Ciudad de Vicente López), que tiene una capacidad de 31.000 espectadores, se encuentra, como su nombre indica, en la ciudad y Partido de Vicente López (en el barrio de Florida), en el Gran Buenos Aires (a 20 km del centro de la ciudad de Buenos Aires).

En resumen, podemos decir que las zonas de más tradición “Calamar” son los barrios de Saavedra (51.723 habitantes) y Nuñez (53.000 habitantes) en la Ciudad de Buenos Aires, y el limítrofe Partido de Vicente López (269.420 habitantes) en el Gran Buenos Aires. Sin duda, el norte de la Ciudad de Buenos Aires es “Calamar”.

Platense_1976

Platense en la actualidad milita en la Primera B Metropolitana, la Tercera División del fútbol argentino (la Segunda “B” española), aunque pasó más de 70 años en la Primera División del fútbol argentino. También participa en la Liga Argentina de Baloncesto. Otras actividades del club son: gimnasia artística, balonmano, hockey, fútbol sala, judo, patín, taekwondo, etc. Posee también canchas de tenis, piscinas, y gimnasio, entre otras instalaciones, en su sede.

La historia futbolística de Platense arranca a finales de la primera década del siglo XX. En 1913 Platense hizo su aparición en la máxima división del fútbol nacional, por entonces amateur. Rápidamente logró su primer éxito, al romper una racha de invicto de tres años del heptacampeón Racing Club (denominado “la Academia” por su larga cadena de títulos de 1913 a 1919 y su excelente juego) y consagrarse subcampeón en 1916, detrás del famoso equipo blanquiazul del Partido de Avellaneda.

platense_boca_festejando_al_final_ante_la_tribuna_calamar

En 1931 se unió a otros diecisiete clubes para crear las bases del profesionalismo argentino y participó desde allí en los torneos más importantes de la nueva Asociación del Fútbol Argentino, fundada en 1934. Platense logró el segundo puesto en 1949 y bajó a la Segunda División en 1955, tras 43 años consecutivos en la máxima categoría. Retornó en 1965, volvió a descender en 1971 y se incorporó nuevamente a la Primera “A” en 1976.

En 1999 y tras una compleja década de los 90, en la cual consumió los recursos económicos equivalentes a los de casi todos los clubes de la Primera División argentina, Platense volvió a descender y se ubicó un escalón más abajo en 2002, tras la reestructuración del Campeonato del Ascenso, que produjo 20 descensos en dos temporadas. En resumen, Platense suma 54 años en el fútbol profesional de la máxima categoría, más 18 años del mismo nivel en la época amateur. Sin duda, uno de los principales equipos en la historia del fútbol argentino.

Hinchada de Platense

Desde 1905 y por 50 años de forma ininterrumpida militó en Primera “A”, con grandes equipos como el del año 1921, o el subcampeón del 49, el inolvidable de 1967, o el gran equipo del 80 con el polaco Cap. Grandes delanteras vistieron la camiseta marrón y blanca: León, Cracco, Duarte, Bissio y Pardal; Miranda, Muggione, Bulla, Subiat y Valdez o Medina. Figuras importantes defendieron los colores de “El Calamar”: Baez, Aldabe, Boero, el Marqués Sosa y Julio Cozzi, entre otros.

En la clasificación histórica de la Primera División argentina, teniendo en cuenta la suma de puntos y de partidos jugados desde 1931 hasta hoy, Platense se ubica en el puesto decimotercero, por delante de clubes reconocidos como Argentinos Juniors, Talleres de Córdoba, Quilmes, Colón y Unión de Santa Fe, Chacarita Juniors, Lanús y Banfield, entre otros.

estadio-enero-2012

Seguramente, el jugador más importante que haya salido de las divisiones inferiores de Platense es el campeón mundial David Trezeguet, producto de “El Calamar”, ya que pasó toda su infancia en el club de Saavedra. Trezeguet llegó con 9 años y desde esa edad hasta debutar en la Primera División con Platense, el 12 de junio de 1994, pasaron ocho años para irse luego al fútbol francés. Trezeguet, quien ganó la Copa del Mundo con Francia en 1998 ya que nació en ese país, disputó 5 partidos oficiales con la camiseta marrón y blanca de Platense.

El eterno enemigo de Platense es Argentinos Juniors, el equipo del barrio bonaerense de La Paternal, ubicado este en el centro-norte de la Ciudad de Buenos Aires. En segundo lugar se encuentra la rivalidad con Chacarita Juniors (el cual tiene su sede en el Partido de Villa Maipú, limítrofe del Partido de Vicente López por el sur), y en tercer lugar, tiene una gran rivalidad con Tigre de Victoria, con el que disputa el “Clásico de la Zona Norte del Gran Buenos Aires”.

La Barra del Calamar

“La Banda Más Fiel”, simplificado “La Más Fiel”, es el nombre de la hinchada en general del Club Atlético Platense. El término proviene de un estudio realizado por la Universidad Torcuato Di Tella que se basó en la venta de entradas de los equipos de fútbol en la Primera División de la Argentina durante el período 1995-2000 y comprobó que la hinchada que más acompañó a su equipo ante la adversidad fue la de Platense.

Dentro de la hinchada de Platense la batuta de la animación la lleva la barra brava llamada “La Barra del Calamar” que se ubica en la tribuna Roberto “Polaco” Goyenche.

Banderón del Calamar

Los hinchas de Platense en sí se apodan “Calamares”, lo que se debe a un artículo escrito en 1908 por el periodista Palacio Zino, el cual escogió el apodo debido a que por esos años Platense jugaba de local en un terreno que lindaba con el Río de La Plata, que se inundaba cuando llovía. En esas condiciones era cuando Platense jugaba sus mejores partidos, terminando todos sus jugadores embarrados. Después de uno de esos partidos, Palacio Zino dijo que los jugadores de Platense se movían como “calamares en su tinta”, dándole el apodo que dura hasta nuestros días. Otros apodos del club son “El Marrón” y “El Tense”.

Vídeo de la hinchada de “El Calamar” en el Estadio Ciudad de Vicente López, el hogar desde 1979 del Club Atlético Platense;

Racing Club de Avellaneda

En el Partido de Avellaneda, en el Gran Buenos Aires, en la República de Argentina, se encuentra la ciudad de nombre homónimo al del Partido donde está situada. En la ciudad de Avellaneda tiene su hogar “La Academia”, uno de los considerados “5 grandes de Argentina”, hablamos del Racing Club.

En 1901 un grupo de estudiantes del Colegio Nacional Central fundaron el “Football Club Barracas al Sud” con la particularidad de ser el primer equipo argentino de fútbol fundado íntegramente por criollos (nacidos en el continente americano pero de origen europeo), a diferencia de los anteriores clubes, fundados por ingleses. Era el predecesor del club.

escudo-de-racing

El hecho de que apareciera la palabra “Sud” en el nombre del equipo es porque la ciudad y el Partido de Avellaneda están situados al sur de la Ciudad de Buenos Aires (al igual que el barrio bonaerense de Barracas). En 1903, uno de los socios fundadores (de ascendencia francesa), mostró frente a sus compañeros una revista de automovilismo del país galo en cuya portada se leía la palabra “Racing Club”, ya que se había decidido cambiar el nombre del equipo en asamblea por diferentes divisiones que se habían producido en el club original y de cara a agruparse todos nuevamente. La moción fue aprobada por todos, quedaba fijado el nombre que perdura hasta hoy día.

Racing-club-1906

En 1910 el Racing logra acceder a Primera División al ganarle la final al Club Atlético Boca Juniors por 2 a 1. En dicho año, festejando el ascenso conseguido y el Centenario de la Revolución de Mayo, sucedida en 1810 en dónde se depuso al virrey del Río de la Plata y se creó la Primera Junta de Gobierno, paso previo a la independencia del país de la Corona de España, se decide en honor a ella adoptar como uniforme los colores de Argentina.

Racing Club ganó siete campeonatos de Primera División consecutivos entre 1913 y 1919, récord aún en vigencia en el fútbol argentino. Los campeonatos de 1914, 1915 y 1918 fueron ganados de forma invicta y el de 1919 fue ganando los 13 partidos disputados. Le siguieron los campeonatos de la era amateur de 1921 y 1925, este último obtenido también siendo “La Academia” invicta.

RACING 1967 LI

El fin de la era amateur llegó en 1931 con el advenimiento del profesionalismo a partir de la conformación de la Liga Argentina de Football. El debut de Racing Club en el profesionalismo fue en 1931 contra Club Atlético Platense, ganando Racing 5 a 1. En el año 1949 se consagró campeón en la cancha de Boca Juniors, repitiendo campeonato en 1950 y 1951. Es en esta época cuando surgieron las denominaciones de “La Guardia Imperial” y “La Número 1” para referirse a su hinchada.

el cilindro mágico de avellaneda

Volvería a ganar varios campeonatos argentinos posteriormente. En total acumula 16 Campeonatos argentinos de Primera División (entre la era amateur y la era profesional). En el plano internacional, en la Copa Libertadores de América de 1967 se consagró campeón al derrotar al Club Nacional de Montevideo. En la Copa Intercontinental de 1967 se consagró campeón derrotando al Celtic Football Club (el mítico equipo que había ganado la Copa de Europa de 1967 al Inter de Milán de Helenio Herrera).

Como jugadores históricos del club, entre otros, destacan Orestes Omar Corbatta, Juan José Pizzuti, Alfio ‘El Coco’ Basile, o más recientemente el actual interista Diego Milito, que debutó con Racing en 1999 y jugó con los blanquicelestes sus primeras 5 temporadas como profesional antes de dar el salto a Europa.

“La Academia” juega sus partidos en el estadio Presidente Perón conocido popularmente como “El Cilindro Mágico de Avellaneda”. La capacidad original del estadio era de 100.000 personas, aunque este número fue excedido en numerosas ocasiones, llegándose incluso a los 125.000 espectadores (según algunas fuentes), por ejemplo, en la final de la Copa Intercontinental de 1967. Actualmente su aforo se ha reducido considerablemente.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

En el plano de la afición, el Racing Club destaca por tener una de las hinchadas más apasionadas del país (como se dice en Argentina; “con más aguante”). Es conocida como “La N° 1”  y destacan tres importantes sectores; “La Guardia Imperial” que se ubica en el centro de la Popular, “Racing Stones” que generalmente se ubica a la derecha de estos y “La 95” que generalmente se ubica a la izquierda.

Fueron conocidos mundialmente cuando el club estuvo a punto de desaparecer en el período 1998-2000. Cuando las autoridades, al ver las deudas del club, decidieron instar a su disolución. La reacción de la hinchada no se hizo esperar y esta se puso a la cabeza para evitar la quiebra y sanear las finanzas. Esto finalmente se logró gracias a la presión de los socios, que acabaron por evitar la desaparición del club.

La pasión con que se vive el fútbol en la popular de Racing, en particular, y en Argentina en general, queda clara en este vídeo;