Archivo de la etiqueta: inglaterra

Bramall Lane, Sheffield

Sheffield se encuentra en el norte de Inglaterra, a unos 65 kilómetros al este de Manchester, en South Yorkshire. Constituida como la ciudad de Sheffield en 1893, la población supera el medio millón de habitantes en la actualidad, con una fuerza de trabajo de más de un millón de hombres que residen dentro de un radio de una hora en coche de la ciudad.

sheffield_united_fc_logo-svg

El Castillo de Sheffield fue construido después de la conquista normanda sobre los asentamientos locales preexistentes en lo que hoy es el corazón de la ciudad. El mercado que creció alrededor del castillo, hizo de Sheffield una ciudad famosa por su feria justo antes del siglo XIV. En el siglo siguiente, Sheffield llegó a ser bien conocida por la cubertería fina que se producía y se vendía allí, y en el siglo XVII la ciudad fue conocida por ser el centro de producción de la cuchillería de toda Inglaterra.

Sheffield estaba en la vanguardia de la tecnología de la cuchillería en aquellos primeros años, y la invención y la mejora de varios procesos a mediados de la década del siglo XVIII revolucionó la metalurgia. El crisol de acero colocó a Sheffield de lleno en la iniciativa de la metalurgia en el mundo.

fcb181bdd60751032375b997eb11420f

Sheffield creció como un gran centro industrial, y fue un gran productor de acero hasta la recesión con la pérdida de los mercados de importación en el final del siglo XVIII. Las condiciones en la ciudad se deterioraron, y una epidemia de cólera mató a más de 400 personas en 1832. Las enormes cantidades de riqueza creadas por los grandes productores de acero tienden a mantenerse en la cima de la jerarquía, mientras que la contaminación no se controla, el hacinamiento y la enfermedad se abrieron paso al resto de los habitantes.

El comienzo de la revolución industrial trajo a la gente de vuelta a la ciudad en las décadas siguientes, y el agua potable se hizo necesaria para evitar las enfermedades mortales de 1832. Nuevos embalses fueron construidos en las afueras de la ciudad, pero el colapso de una pared de la presa en 1864 causó la Gran Inundación de Sheffield, que provocó la muerte de 270 personas y graves daños a la urbe.

915cf55829806f48ed931272f24fac90

El siglo XX vio como Sheffield era señalada una vez más en la literatura, como cuando George Orwell la llamó “la ciudad más fea en el Viejo Mundo”, en El camino a Wigan Pier, escrito en 1937. La combinación de los tugurios construidos rápidamente para albergar el creciente número de personas que trabajaban en las industrias locales, y la contaminación de las fábricas hacían de Sheffield una ciudad poco atractiva. La invención del acero inoxidable en 1913 por un productor de acero residente en la ciudad impulsó la industria, pero a costa de la belleza de la ciudad fundada en la confluencia de cinco ríos.

Las colinas alrededor de la ciudad varían desde los 10 a los 500 metros sobre el nivel del mar formando un anfiteatro natural. A finales de la década de los años 30 una recesión que fue paralela a La Gran Depresión en los EE.UU. había tomado un peaje en todas las áreas industriales, y Sheffield no fue la excepción.

b0qrpc2k-kgrhqficew5rbjuu9bmzmlyeneg-_35

Esa recesión terminó pronto cuando las fábricas europeas comenzaron a prepararse para la guerra que se avecinaba. Sheffield rápidamente recuperó su lugar como productor de acero de clase mundial, la fabricación de armas y municiones para la próxima guerra mundial. La misma industria que había hecho de Sheffield un lugar próspero durante los buenos tiempos, también la hizo peligrosa durante los malos.

La Segunda Guerra Mundial hizo a Sheffield un centro de fabricación de armas y municiones vitales, que a su vez le hizo un blanco para los bombarderos de la Luftwaffe alemana. Tres noches de ataques aéreos conocidos como el Sheffield Blitz, mataron a 660 e hirieron a otros 1.500 habitantes. Otras 40.000 quedaron sin hogar por los ataques aéreos, ya que fueron demolidas 3.000 casas y otras 3.000 dañadas severamente.

bramall_lane730

Después de la guerra, Sheffield continuó como un jugador importante en la industria del acero. La ciudad todavía era un referente en la industria de la cubertería. Más de la mitad de las hojas quirúrgicas en el mundo se producen en Sheffield hasta nuestros días. La reconstrucción de la ciudad después de la guerra fue un éxito, no sólo por la limpieza de los barrios más pobres, la inversión en infraestructuras y parques para embellecer la ciudad, y los caminos para llegar la gente a trabajar en las fábricas de acero, tuvieron un fuerte empuje.

Sheffield estaba inundado de prosperidad en los años posteriores a la Segunda Guerra Mundial. Se necesitaba de acero para la reconstrucción de toda Europa, Rusia, Japón, el Pacífico Sur y muchas otras áreas.

bramall_lane

La reconstrucción de la industria en Alemania y Japón era una espada de doble filo, ya que el acero para su reconstrucción significaba acerías ocupadas todo el rato. El resultado final fue que a medida que la industria se esforzó por mantener la reconstrucción de la industria alemana y japonesa, no se preocupó de la automatización y los sistemas de mejora de procesos que pronto produjo que quedaran obsoletos, no permitiéndoles competir contra las fábricas que ayudaron a construir.

Los años 70 y 80 vio como las acerías no podían competir dejando a miles de personas en el desempleo. A mediados de los 80 la espina dorsal industrial de Sheffield se rompió. Este problema quedó fielmente reflejado esta vez no en la literatura, sino en una película. The Full Monty es la crónica de algunos residentes jóvenes y no tan jóvenes de Sheffield que se vieron obligados a cambiar de ocupación cuando sus largas y desesperadas búsquedas de trabajo no daban resultado. Siendo la historia de estas personas desocupadas la historia de la Sheffield más reciente.

_56983613_013411216-2

A parte de su fuerte pasado industrial se puede decir que Sheffield es la cuna del fútbol tal y como lo conocemos. Esta ciudad del norte de Inglaterra acoge al club de fútbol más antiguo del mundo (no es el Sheffield Wednesday ni el Sheffield United, sino el Sheffield, F.C., que juega en el octavo nivel del fútbol inglés, no profesional). No obstante, el Sheffield United es uno de los dos clubes con más tradición de la ciudad.

El Sheffield United, F.C. fue fundado en 1889. El equipo, al igual que sus rivales ciudadanos (el Wednesday, con el que disputan El Gran Duelo de Sheffield), empezó siendo un equipo de críquet. Fue el primer equipo del Reino Unido en llevar el distintivo de “United”, que posteriormente adoptarían equipos como Leeds United, F.C. o Manchester United, F.C.. El club juega sus partidos como local en el estadio de Bramall Lane, el cuál es el estadio más antiguo del mundo que siga albergando partidos de fútbol en la actualidad. Los colores tradicionales del club son la camiseta a líneas verticales rojiblancas, y pantalón y medias negras.

bramall_lane_sheffield_united_28991

El apodo del equipo es “The Blades” (Las Cuchillas), debido a la reputación mundial de Sheffield como lugar de producción de acero a gran escala. El período de mayor éxito del club sucedió entre los años 1897 y 1902, ganando la Liga en 1898 y la Copa de Inglaterra en 1899 y 1902. Volvió a ganar la Copa en 1915 y 1925. El Sheffield United, F.C. ha jugado 60 temporadas en la máxima categoría (la última vez en la 2006-07).

El 30 de abril de 1855 fue inaugurado el estadio Bramall Lane, que debe su nombre a la calle donde se ubicó. Lo hizo como campo de cricket. Estaba en una zona alejada del núcleo industrial de la ciudad de Sheffield y sirvió para que seis clubes locales pudieran jugar sus partidos, incluido el Wednesday Cricket Club, de donde surgiría después el Sheffield Wednesday, F.C. de fútbol. En 1863, se formó el Yorkshire County Cricket Club, un equipo que representaba al condado entero. Curiosamente, el club nació al albur del estadio. Y no sería el primero, como ahora veremos.

timthumb

El 29 diciembre de 1862, Bramall Lane acogió el primer partido de fútbol de su historia. Los contendientes fueron el primer y el segundo club más antiguos de la historia que aún sobreviven (insisto, no en categoría profesional), el Sheffield, F.C. y el Hallam F.C. y el resultado fue de 0-0. Al igual que ocurría con el cricket, Bramall Lane servía para acoger partidos de todos los equipos de la ciudad de Sheffield. En 1867, de hecho, fue el escenario de la primera competición de la historia, la Youdan Cup, que ganó el Hallam. Y como ocurrió con el YCCC, el estadio propició la creación de un nuevo club: el Sheffield United, F.C., que nació en 1885 y que desde entonces y hasta ahora es el dueño del campo.

Evidentemente, el estadio actual poco tiene que ver con el de aquella época en cuanto a su estructura. La última reforma data de 2007, por lo que el aspecto del mismo en casi nada se parece, como es natural, al de sus orígenes.

Digimax A50 / KENOX Q2

Anfield, Liverpool

Liverpool es la capital del condado de Merseyside, situada en el estuario del río Mersey, a unos cuatro kilómetros del mar. Es el segundo puerto del Reino Unido y un importante centro comercial e industrial, venido a menos durante los últimos años y duramente golpeado por el crecimiento del desempleo.

La ciudad tiene mala reputación en el resto del pais, y sus habitantes son llamados Liverpudlian. Actualmente tiene cerca de 500.000 habitantes, y en su área metropolitana viven más de un millón de personas.

Liverpool_FC.svg_

El río Mersey divide la ciudad en dos partes comunicadas por un ferry al que se accede desde un lugar llamado Pier Head. Este característico lugar se encuentra dominado por dos imponentes edificios de principios de siglo y que son las primeras construcciones importantes que se hicieron de hormigón armado, conocidas con el nombre de Liver Building. Estos edificios se hallan rematados por dos pájaros, los liverbirds, que se convirtieron en el emblema de Liverpool en 1207, fecha en la que el rey Juan autorizó la creación de la ciudad.

Como es bien sabido la ciudad es cuna de dos de los equipos más importantes del fútbol inglés: el Everton, F.C. y el Liverpool, F.C., y curiosamente, ambos clubes tuvieron como sede un mismo estadio, el emblemático Anfield. Esta es su historia.

anfield-1906

Anfield es uno de los estadios de fútbol más importantes de Inglaterra, por el simple motivo que pertenece al Liverpool, F.C., uno de los principales clubes de la Premier League. Fue construido en 1884, siendo inicialmente sede del rival de siempre de los “Reds”: el Everton, F.C., equipo que se marchó en 1892 tras un desacuerdo económico; pues no quisieron pagar 250 libras cada año por ocupar el espacio (pagaban £100).

Luego sería ocupado por el otro club del Merseyside, creado justamente para suplir el vacío dejado por el Everton. El primer encuentro de balompié librado en el emblemático recinto se produjo el 28 de septiembre de 1884 entre el Everton y el Earlstown, con triunfo de los primeros por 5 a 0.

anfieldpast3

Originalmente el estadio fue propiedad de John Orrell, un cervecero amigo de John Houlding, fundador del Liverpool. Éste último compró Anfield en 1891, y el primer partido de “Los Reds” se disputó el 1 de septiembre de 1892 contra el Rotherham Town F.C., resultando en victoria de 7-0 para los locales.

El Everton ya había erigido una pequeña tribuna para algunos de los 8.000 espectadores que en promedio asistían a los encuentros, pero al ser insuficiente, en 1895 se construyó una nueva tribuna con capacidad para 3.000 aficionados, y otra más fue construida en 1903. Permanecería sin cambios hasta 1928, cuando la principal tribuna (Spion Kop) fue expandida para albergar a 30.000 espectadores, siendo además techada. El sistema de iluminación se inauguró en 1957.

A_full_Kop_End_in_1983_-_geograph.org.uk_-_2999368

Paulatinamente se incorporarían mejoras, principalmente de ampliación, pero no sería hasta 1989 que por ley, debido al infame Informe Taylor, debieron añadir asientos para todos los espectadores, después de la tragedia de Hillsborough en Sheffield, donde 96 aficionados murieron aplastados por una avalancha humana: todos hinchas del Liverpool.

En honor a las víctimas se erigió un monumento, el cual hasta ahora está siempre lleno de flores y ofrendas. En el centro del monumento hay una llama que arde sin cesar, representando la idea de que todos los que fallecieron no serán nunca olvidados. También existe (desde 1997) otra estatua conmemorativa, aunque con un significado muy diferente, pues está dedicada a Bill Shankly, legendario entrenador del club que sentó los cimientos en los años 60 y primer lustro de los 70, de lo que sería el todopoderoso Liverpool de los años 80.

cropped-youll-never-walk-alone1

En honor a Shankly también se construyeron las Puertas Shankly, similares a las Puertas Praisley, que honran la memoria de Bob Praisley, otro de los entrenadores más exitosos en la historia del equipo de rojo.

Como es de suponer, Anfield ha albergado muchos partidos importantes, como durante la Eurocopa 1996, donde alojó cuatro enfrentamientos oficiales. Pero el primer encuentro de selecciones jugado en el mencionado campo fue entre Inglaterra e Irlanda en 1889 (6-1 para los locales). También albergó cinco semifinales de la Copa FA. No sólo han tenido lugar encuentros de fútbol en el tradicional gramado, ya que numerosos eventos, como peleas de boxeo y partidas de tenis también se han realizado.

thumb_19151_default_news_size_5

La mayor asistencia de público ha sido de 61.905 espectadores que se dieron cita para el encuentro del Liverpool contra Wolverhampton Wanderers, F.C. por la cuarta ronda de la Copa de Inglaterra el 2 de febrero de 1952. De otro lado, la menor asistencia registrada en Anfield fue de tan sólo 1.000 espectadores para un partido contra el Loughborough, F.C. el 7 de diciembre de 1895.

Refiriéndonos ya al presente de Anfield, hay que decir que comprende cuatro tribunas. Spion Kop, Main Stand (“Tribuna Principal”), Centenary Stand (“Tribuna del Centenario”) y Anfield Road (“Camino de Anfield”).

7420592

Pero a pesar de la significativa antigüedad del recinto “Red”, desde mayo del 2002 existen planes de reemplazar a Anfield por un estadio de mayor tamaño, que tendría una capacidad suficiente para recibir a 71.000 asistentes. Uno de los proyectos es el localizado en Stanley Park, en donde se pretende construir un nuevo feudo que sustituya al histórico Anfield.

Lo polémico del asunto es que, según se ha anunciado, una vez construido el moderno recinto, el histórico Anfield será demolido, y el espacio físico será utilizado para la “Plaza Anfield”, un complejo que abarcará un hotel, oficinas y restaurantes. El lamentable fútbol moderno en estado puro.

1609298_10201809883022805_245980988_o

Vídeo de la mítica grada de Anfield del “The Kop” entonando el
eterno “You’ll Never Walk Alone” característico, entre otros, de la hinchada del Liverpool;

La confianza infinita: milagro en la ciudad de Leicester

«This story shall the good man teach his son»

«We few, we happy few, we band of brothers»

Enrique V, William Shakespeare

“-Ganamos en el fútbol del dinero”, dijo Claudio Ranieri tras ganar la liga imposible de las liga imposibles. El 2 de mayo de 2016, el Tottenham empataba contra el Chelsea en Stamford Bridge (2-2) y le ponía título tangible a una victoria que ya había sido una cuenta regresiva. El Leicester City se convertía en la princesa, el caballero, el mago y hasta en el dragón del cuento de hadas.

Leicester_City_crest.svg_

La historia recuerda a la del legendario Ipswich Town, otro club azulón, de principios de los 60 cuando entrenado por Alf Ramsey ascendió de segunda  a primera para ganar en ese mismo año la liga. O más cerca a los vecinos y rivales del Derby County de Brian Clough, que como el Leicester fueron campeones por vez primera en su segundo año en la máxima división. Clough se superaría en el Nottingham Forest, otro vecino y rival de las East Midlands, ascendido en el 77, y campeón en el 78.

Un título exprimido hasta hacer que de él cayeran dos Copas de Europa seguidas. En aquel Forest jugaba el irlandés Martin O’Neill, luego entrenador del Leicester a quien llevó a ganar dos Copas de la Liga en 1997 y 2000.

leicester

Más cerca en el tiempo, relativamente, el Leicester se refleja en el triunfo imprevisto del Blackburn Rovers en 1995, ya con la reorganización de la Premier League. El comienzo del fútbol del dinero. Entrenados por el legendario jugador del Liverpool Kenny Dalglish y forjados por el talonario del industrial del metal Jack Walker fueron el sueño de una ciudad de cien mil habitantes de Lancashire.

Equipos sólidos con una delantera feroz, en el 95 Chris Sutton y el demoledor Alan Shearer, en 2016 el genial Riyad Mahrez y el feroz Jamie Vardy. El Blackburn había sido cuarto y segundo después de ascender y tras unas temporadas dignas descendió en 1998-99.

leicester-manager-claudio-ranieri-jamie-vardy-congratulates_3380475

Como fue el Blackburn, el Leicester City es la cara amable del fútbol contemporáneo y un ejemplo de la excepcional labor de relaciones públicas de la liga inglesa, de su capacidad para sostener las apariencias de clasicismo. Sigue el ornamento, su sencillez retro, pero la cáscara es cáscara. El Leicester pertenece a un conglomerado tailandés, King Power International Group, fundado en 1989, y como presidente actúa el fundador del holding, el también tailandés Vichai Srivaddhanaprabha.

Su estadio se llama desde 2011 el King Power Stadium. La marca comercial como estandarte pero equilibrada por el empeño de los dueños de mantener la imagen de vieja escuela, el tradicionalismo  y la modestia de medios y estilo.

Wes-Morgan-celebra-gol-United_121748994_4410283_1706x1280

En el club entraron como patrocinadores en las camisetas, para en 2010 adquirir el control del club tras comprárselo a otro multimillonario, el serbo-estadounidense Milan Mandarić, quien antes ya había sido dueño del Porstmouth. Entre 2007 y 2010, Mandarić fulminó un entrenador tras otro mientras el equipo descendía hasta la League One (la 2ª B inglesa) en 2008-09. La primera vez en su historia también.

Fue Nigel Pearson quien los devolvería al año siguiente a Championship, donde permanecerían hasta 2014 ya bajo la gestión de Srivaddhanaprabha. La política errática de técnicos no cambió, incluida una experiencia amarga con el sueco Sven-Goran Eriksson, y de nuevo fue Pearson el responsable del ascenso, como campeones, en 2013-14. Lo fue, por igual, de la prodigiosa permanencia del año siguiente. Asomados al abismo, el equipo encadenó una racha de siete victorias sobre nueve posibles que terminaron por dejarlo en el puesto 14. La confianza se forjó allí, el grupo también.

Leicester-City-Riyad-Mahrez-and-Jamie-Vardy

En la 2014-2015 varios jugadores capitales en el título ya lo serán en la permanencia. El portero Kasper Schmeichel, hijo del mítico guardameta danés del Manchester United y en el club desde 2012, el poderoso central Wes Morgan, un veterano del Forest y capitán de Jamaica pese a ser nacido en la propia Nottingham, otro jamaicano, el lateral derecho Simpson, el delantero argentino Ulloa, ex de Almería, dos centrocampistas ingleses, Albrighton, procedente del Aston Villa y la eterna promesa Drinkwater, producto de la academia del Manchester United y su interminable política de cesiones.

Ambos, suplentes habituales en 2014-15, serán piedras fundamentales para el Leicester del título. Y, claro, el argelino Riyad Marhez y el inglés Jamie Vardy, cuyo impacto y números se multiplicarán.

Football - Birmingham City v Leicester City - Pre Season Friendly - St Andrews - 1/8/15 Leicester manager Claudio Ranieri Mandatory Credit: Action Images / Alan Walter Livepic EDITORIAL USE ONLY.

La pretemporada comienza en la amargura. Un video sexual registrado en Tailandia durante las celebraciones de la permanencia en un viaje pagado por el dueño del club termina en manos del Daily Mirror, que publica diversas capturas. Uno de los protagonistas es el hijo de Pearson. El entrenador carga la culpa ajena y termina con el equipo. Nada parece positivo.

Claudio Ranieri es el elegido para entrenar al equipo. Gary Lineker, formado en el club a principios de los 80 y traspasado luego al Everton, escribió en su ácido twitter que tendría suerte de no descender. Ranieri parecía tener todo el pasado y bien poco del futuro. Apenas un presente brevísimo al que agarrarse. Otro prestigio marchito como Eriksson.

promo284724295

Había trabajado bien en el Chelsea pre-Mourinho, entre 2000 y 2004 y tenía cierto aire de mala suerte, de construir equipos que otros aprovechaban, pero su reciente despido de la selección de Grecia no auguraba nada bueno. Un entrenador en caída, listo para la ronda de las selecciones exóticas. Hacer caja para la jubilación. El Leicester, tal vez sin saberlo, le ofrecía otra cosa: un poco de verdad, la ocasión de volver a ser un entrenador.

Percibió que había cierta tensión en el vestuario por la pérdida de la rutina conocida y el paso de la escuela británica clásica a un técnico continental, uno con nombre además, y sin dudarlo les disuadió asegurando que les iba a pedir una única cosa: “Correr”. Fútbol simple, fútbol limpio, fútbol honesto; apoyar al de al lado, buscar y protegerse, protegerse y buscar. “- Estoy orgulloso de entrenar a estos hombres; no jugadores, hombres”, dirá.

lcfc

Ranieri hace construir en el estadio una sala-comedor, dividida en dos ambientes distintos donde puede reunir a unos jugadores que en su mayoría viven en Londres o Manchester y vienen y van de sus casas al entrenamiento o los partidos. Los sienta a comer juntos, a charlar juntos, a esperar juntos…juntos. Crea el ambiente de convivencia, la camaradería esencial en una plantilla multirracial y multicultural.

Un colectivo emerge de un grupo de futbolistas. Después es cuando introduce los cambios de planificación, de dieta, de táctica, etc…los ha ganado en la distancia corta, con su demostrado carisma, humor y calidez. Les hace creer que se están divirtiendo corriendo como bestias, presionando como locos, defendiendo como los últimos de la caballería. Las victorias irán validando el plan.

LEICESTER, ENGLAND - MAY 07: Captain Wes Morgan, owner Vichai Srivaddhanaprabha, his son Aiyawatt Srivaddhanaprabha and players celebrate the season champions with the Premier League Trophy after the Barclays Premier League match between Leicester City and Everton at The King Power Stadium on May 7, 2016 in Leicester, United Kingdom. (Photo by Shaun Botterill/Getty Images)

Clásico del ascenso, el Leicester se ha movido entre las dos divisiones principales toda su historia y a la sombra del triunfal club de rugby de la ciudad, el Leicester Tigers, que suma títulos nacionales e internacionales. Una ciudad de rugby, una ciudad de trescientos mil habitantes, tumba del cardenal Wolsey y de Ricardo III, lugar mítico del Rey Lear. Romanos y vikingos, inmigrantes y  tranquilidad de las Midlands. La cara amable de la Inglaterra multiétnica.

Hay, así, una coherencia en que un club que parece epitomizar lo clásico, hasta lo anacrónico, tenga un dueño tailandés, un entrenador italiano y una plantilla tan internacional como la de cualquier otro equipo de la Premier del dinero.  El Leicester fue el decimoquinto equipo en derechos de televisión con algo más de 100 millones de euros, lo cual le coloca por encima de cualquier otro equipo europeo a excepción de Barcelona, Real Madrid y sus propios compañeros de competición. Lo cierto es que todos los conjuntos Premier están en esas condiciones; el Queen’s Park Rangers, el de menores ingresos, llega a los 90 millones. El Atlético de Madrid, por ejemplo obtiene 41 y el Bayer de Munich 50; la Juventus, 94.

lcfc-vavel-7841073274

Con todo, el equipo se ha construido desde la llegada de Srivaddhanaprabha con un gasto de apenas 55 millones, siendo el japonés Okazaki el fichaje más caro, habiendo pagado al Mainz una cifra que oscilaría entre los 10 y los 13 millones de euros.

Jugadores fundamentales como Morgan, el central alemán Huth, el lateral izquierdo austriaco Fuchs, Danny Drinkwater u Albrighton llegaron prácticamente gratis, el mediocentro Kanté, una pizarra humana, y Marhez fueron importados respectivamente desde el Caen y el Le Havre cundo nadie había reparado en ellos y Vardy, quien hasta 2011 no era profesional fue una adquisición considerada de riesgo en su momento cuando estando en Championship se pagó un millón de libras por un jugador de tercera división que ya contaba con veinticinco años.

5

Entre Pearson y Ranieri, con la figura en la sombra de Steve Walsh, su jefe de ojeadores, construyó una plantilla al más puro estilo británico. Buscando pieza por pieza entre veteranos, descartes y desconocidos. Los entrenadores les dieron la oportunidad de reivindicarse y la razón para creer en ellos mismos, el club comodidad, confianza, lugar. Un rasgo común a las historias de ganadores improbables: son los rechazados y los don nadie, es la reivindicación y la confianza infinita. “-Debemos ser como los alpinistas: mirar siempre hacia arriba, nunca hacia abajo”, dijo Ranieri.

El ocho de agosto de 2015 al ritmo del “Fire” de la banda local Kasabian, los jugadores saltaban al campo y pasaban como un huracán por encima del Sunderland. Vardy marcó dos goles y Mahrez uno. Fue como una premonición de la temporada y al mismo tiempo tuvo algo de espejismo. El Leicester no iba a ser ese equipo vertiginoso y abierto.

leicester-city-v-sunderland-epl-2015

La generosidad en el esfuerzo iba a perdurar, pero el cemento tenía que endurecer todavía. El fútbol del año fue de choque, con Huth, a quien Ranieri había fichado para el Chelsea casi una década antes formando una pareja imposible de mover junto a Wes Morgan y un centro del campo frenético y laborioso que combinaba buen pie, ligereza física y abnegación defensiva. La mayoría de partidos  fueron resueltos en una genialidad de Mahrez, elegido Mejor Jugador de la Premier por sus propios compañeros, o por la fe inagotable de Jamie Vardy.

Delantero del hambre, Vardy juega cada minuto como si fuese el último de su carrera, como si al dejar de correr alguien fuese a descubrir que no es más que un amateur. Cada gol es un poco de tiempo ganado. Su impresionante racha de once partidos consecutivos marcando le hace batir el récord de Ruud Van Nistelrooy.

images

Con “Fire” como himno oficioso, el estadio se va sumando. Algo sucede en la ciudad. El King Power se convierte a toda velocidad en uno de los estadios más ruidosos de la Premier. La importancia del hogar, de feudo inexpugnable, en todo su esplendor. Solo una derrota como local en toda la temporada, 2-5 contra el Arsenal. Tras ella, ningún equipo será capaz de hacerle más de dos goles.

Como visitante tan solo perderá dos partidos, contra el Liverpool (1-0) y de nuevo contra el Arsenal (2-1), su mayor amenaza durante gran parte de la temporada hasta el tercio final, donde emergerá el Tottenham dirigido por Pochettino con una impresionante racha de cinco victorias consecutivas; pero el Leicester logra contra ellos un empate (1-1) y una victoria (0-1) que hablan de la capacidad que adquirió el equipo para moverse cómodamente en resultados cortos y partidos cerrados. El Leicester One-Nil.

22 August 2015 - Barclays Premier League - Leicester City v Tottenham Hotspur - Riyad Mahrez of Leicester City celebrates scoring the equalising goal - Photo: Marc Atkins / Offside.

A mitad de campeonato se nota eso de lo que nadie quiere hablar. El equipo tiene un algo desafiante, un algo callejero y un algo atemporal. El Chelsea escora a pique, con Mourinho en fase autodestructiva y el Manchester United quema lo poco que le quedaba en el volcán que es Louis Van Gaal.

Con el City en su habitual fase de sesteo, la competición se vuelve accesible. Al Arsenal, no le resisten sus mejores recursos, el Tottenham pone el mejor fútbol de la competición (junto a West Ham de Slaven Bilic), pero es el Leicester quien ejerce de cuña. Cada despeje de Morgan y Huth, cada corte de Kanté, cada centro de Albrighton, cada gol de Vardy…un gol, otro, el impacto se suma al impacto y la Premier se abre por el medio.

leicester-city-1

En la jornada 23 se aúpan definitivamente al primer puesto tras diez jornadas disputándolo e intercambiándolo con el Arsenal. Llegan a tener 10 puntos de ventaja, pero los Spurs serán capaces de reducirlo a cinco tras un agónico empate del Leicester contra el West Ham (2-2). Otro empate, esta vez contra el Manchester United (1-1), será suficiente cuando el Tottenham no sea capaz de sostener la incertidumbre y se trabe con el Chelsea (2-2). A falta de dos jornadas para terminar la liga el milagro se ha materializado. El esfuerzo de los Spurs por dilatar la cuenta regresiva les pasará factura y perderán incluso la segunda plaza a favor del Arsenal.

Como con la magia o el lenguaje, sucede que pensar algo ya es crearlo, ya es hacerlo realidad. El Ipswich, el Derby, el Forest, el Blackburn, el Leicester… son magia real, son necesarios para, en palabras de Martin O’Neill, recordarle de tanto en tanto al aficionado que «el romanticismo no ha abandonado al fútbol».

jugadores-tecnicos-directivos-propietario-del-leicester-celebrando-titulo-terreno-juego-1462650838741

Hillsborough, Sheffield

Sheffield está ubicada en el centro norte de Inglaterra, desde el Siglo XIV se hizo conocida por la producción de cuchillos y cubiertos de acero, y hacia 1600 se convirtió en el principal centro de las producción de estos elemento en el país.

En los años posteriores a 1740, la ciudad desarrolló el proceso de elaboración del llamado “acero de crisol”, lo que permitió la obtención de una mejor calidad del material. Casi en el mismo momento se elaboró una técnica que permitía fundir una hoja fina de plata sobre un lingote de cobre; el material resultante fue conocido como “Sheffield plate”. Estas innovaciones estimularon el crecimiento de Sheffield como una ciudad industrial. Desde la Revolución Industrial ha sido uno de los enclaves de referencia de la metalurgia, con numerosas plantas de producción de acero y manufacturas diversas. Aunque hoy en día la ciudad está en una larga crisis producto de la reconversión industrial que se inició hace unas décadas.

Sheffield_Wednesday.svg

Esta ciudad es la sede de dos equipos históricos del fútbol inglés, el Sheffield Wednesday, F.C. y el Sheffield United, F.C.. Ambos disputan uno de los derbis con más rivalidad de Inglaterra; el Gran Duelo de Sheffield, “The Steel City Derby”, El Derbi de la Ciudad de Acero.

El Sheffield Wednesday, F.C. también conocido como “The Owls” (Los Búhos) fue fundado en 1867. Fue uno de los miembros fundadores de la Premier League en 1992. Han ganado cuatro títulos de Liga inglesa, tres Copas de Inglaterra y una Copa de la Liga. Aunque su triunfo en la Copa de la Liga de 1991 es su único título importante desde el año 1935.

hillsborough

El Sheffield Wednesday jugaba sus partidos, a finales del siglo XIX, en un estadio que tuvo que ser expropiado para la ampliación de las líneas de ferrocarril. Una empresa local ofreció, a un precio de 5.000 libras, unos terrenos situados en el noroeste de la ciudad, donde se erigió el estadio de Hillsborough, el cual fue inaugurado en 1899. En la actualidad el estadio tiene una capacidad de aproximadamente 40.000 espectadores.

Hillsborough fue uno de los estadios señeros de Reino Unido, acogiendo cinco partidos del Mundial de 1966. En este estadio el Sheffield Wednseday ha ganado las 4 ligas inglesas, y 2 de las 3 Copas inglesas, que se encuentran en sus vitrinas. Pero si por algo es recordado este estadio es por lo que se produjo en él el 15 de abril de 1989, en una de las peores tragedias de la historia del fútbol mundial.

post-13007-0-65779300-1348865549

Ese día se celebraba en Hillsborough una de las semifinales de la FA Cup (se disputaban en campo neutral), entre el Liverpool, F.C. y el Nottingham Forest, F.C.. Se dieron entonces una serie de catastróficas circunstancias que llevaron a la tragedia final. Los accesos a la grada destinada a los hinchas del Liverpool eran estrechos.

En el exterior del estadio se concentraron miles de aficionados del Liverpool, muchos de ellos sin entradas. Aquellos que no tenían entradas o que se habían equivocado de acceso no podían darse la vuelta e irse porque detrás tenían mucha más gente.

post-1308-0-02073800-1349002592

La Policía, en el exterior, estaba desbordada, así que tomaron una decisión que resultaría dramática: abrieron una de las salidas de emergencia para descongestionar los accesos. Los hinchas, unos 4.000, entraron en tropel y empezaron a producirse los primeros problemas, porque el fondo estaba ya lleno. Los espectadores que estaban más cerca del terreno de juego se vieron aplastados contra las vallas que rodeaban el fondo.

La Policía no abrió las vallas, más preocupada por evitar una invasión de campo que de resguardar la salud de los aficionados. Algunos escaparon hacia arriba, subiendo a la grada superior, pero muchos otros quedaron atrapados.

post-61-0-82642000-1349172637

Algunos espectadores saltaron las vallas buscando el terreno abierto. Otros, en su desesperación, llegaron a intentar hacer hoyos en la tierra alrededor de las rejas para que por allí escaparan sus compañeros. Finalmente, una valla cedió y el partido, que llevaba siete minutos de juego, se suspendió.

Lo siguiente que se vio en Hillsborough fue atroz: la Policía y los servicios médicos no daban abasto para atender a heridos y a muchos se les dio por muertos cuando aún vivían. Por algún incomprensible motivo, la Policía sólo dejó entrar a una de las 44 ambulancias que se trasladaron a Hillsborough.

sheffield-wednesday-Hillsborough-stadium

En total, esa tarde en Sheffield murieron 96 personas (de las que sólo 14 fueron hospitalizadas), la mayoría gente joven y varios niños. Además, hubo 766 heridos. Las consecuencias fueron más allá. Diez años después del incidente, se sabe de al menos diez heridos en Hillsborough que acabaron suicidándose. Otros supervivientes cayeron en la drogadicción y en el alcoholismo.

El más joven entre los fallecidos, Jon-Paul Gilhooley, de 10 años, era primo de Steven Gerrard, que por aquel entonces tenía 9 años y que después se convertiría en el gran capitán del Liverpool. Gerrard ha citado a la memoria de su primo como principal motivación de su carrera.

h

La catástrofe conmocionó al mundo entero. Hubo ceremonias por los fallecidos tanto en iglesias como en estadios de fútbol, incluso la reina Isabel visitó al lugar del incidente y a los heridos. Se inició una investigación cuya principal conclusión fue dictaminar la obligatoriedad de que todas las localidades de los estadios fueran de asiento y la de eliminar las vallas. A raíz de esta tragedia se fraguó el infame Informe Taylor que provocó, primera en Reino Unido, y posteriormente en toda Europa, la introducción de diferentes leyes que obligaban a la sustitución de las viejas gradas de pie de los estadios por unas nuevas tribunas reformadas en su totalidad con asientos. Esto supondría un antes y un después en la pasión de todos los feudos futbolísticos europeos.

El informe acusó a la Policía de Sheffield de negligencia y se quejó de las inadecuadas condiciones de Hillsborough para acoger un partido así. No obstante, existía también una corriente que acusaba directamente a los hinchas del Liverpool de ser los culpables; se dijo que la mayoría estaban borrachos y que intentaron entrar a última hora.

descarga

A ello contribuyó una lamentable portada del tabloide The Sun, que bajo el titular “The Truth” (“La Verdad”), acusaba a los hinchas del Liverpool de atrocidades como vaciar los bolsillos de las víctimas, pegar a los “valientes policías” y sanitarios mientras realizaban masajes cardiacos y boca a bocas e incluso orinarse sobre ellos. La Policía, de hecho, se descargó de toda culpa y acusó a los hinchas.

Pero en 2012, 23 años después de la catástrofe, una comisión independiente emitió un informe en el que quedaba claro que los hinchas del Liverpool no tuvieron responsabilidad alguna en los hechos, y que llevó al primer ministro David Cameron del Reino Unido a pedir disculpas en nombre del Gobierno, algo que también hizo la Policía de South Yorkshire y el propio director de The Sun, que publicó una portada titulando “The Real Truth” (“La Verdadera Realidad”) y en la que reconocían haber dado falsas informaciones.

descarga (1)

El 27 de abril de 2016 se ponía fin al juicio del caso, el jurado llegó a la conclusión de que la muerte por aplastamiento de 96 personas en el estadio de Hillsborough, hace 27 años, no fue un accidente.

Aquellos fans del Liverpool, con edades comprendidas entre los 10 y los 67 años, fueron víctimas de un homicidio imprudente, atribuible a la policía. Haciéndose finalmente justicia con los familiares de las víctimas en primer lugar, y con los hinchas del Liverpool, y por extensión de todos los hinchas futboleros en general, en segundo lugar. No obstante, ¿Y ahora qué hacemos con todos los años robados de pasión futbolera en los estadios a raíz del infame Informe Taylor?.

Vídeo de Hillsborough con el aspecto que tiene en la actualidad;

 

Filbert Street, Leicester

Leicester es una ciudad de Inglaterra situada en el centro de la isla de Gran Bretaña, en la región oficial de Midlands del Este. A las afueras de la ciudad de Leicester se encuentran el National Forest y el Río Soar.

Ha sido una ciudad que ha sido habitada por romanos, vikingos y anglosajones. Además, Leicester cobró una considerable importancia en la Edad Media y siguió con su crecimiento durante la Edad Moderna. Sin embargo, Leicester alcanzó su punto más álgido de crecimiento comercial gracias a la revolución industrial y pasó a convertirse un un centro de importancia económica y de éxito industrial.

Leicester_City_crest.svg

A día de hoy, Leicester es una ciudad típica de Inglaterra, en la que se puede disfrutar del casco antiguo y de la arquitectura de la época victoriana. Actualmente, Leicester es una urbe estudiantil, albergando dentro de sus fronteras tres universidades (igual que la ciudad de Leeds): la Universidad de Leicester, la Universidad de Loughborough y la Universidad De Montfort. Pero a día de hoy, Leicester es conocida por ser el hogar de un equipo de fútbol que está a punto de dar la gran campanada en la máxima categoría de fútbol inglesa, el Leicester City, F.C..

El Leicester City Football Club, conocido también por su apodo “The Foxes”, es un club profesional de fútbol, con sede en Leicester, Inglaterra. Disputa la Premier League, a la cual ascendió como campeón de la Football League Championship en la temporada 2013-14, regresando a ella después de estar más de diez años relegado de esta división. El club fue fundado originalmente con el nombre de Leicester Fosse. El nombre Leicester City fue adoptado en 1919.

Filbert Street 1949

El Leicester City fue elegido para disputar la Football League en 1894. El logro más alto en la historia del club a nivel de liga fue el haber alcanzado el segundo lugar en la máxima categoría en 1928-1929 tras quedarse a un solo punto del campeón Sheffield Wednesday, F.C..

El club tiene siete títulos de segunda división (seis Second Division y uno como Football League Championship) y uno más de la Football League One. También han ganado la Copa de la Liga en tres ocasiones, además ha ganado la Community Shield en la temporada 1971 frente al Liverpool, F.C. y han sido subcampeones de la FA Cup cuatro veces, un récord de derrotas en finales en donde aún siguen sin haber logrado el título.

Filbert Street leicester

El club sólo ha pasado una temporada fuera de los dos primeros niveles del fútbol inglés, fue en la temporada 2008-09. Asimismo el Leicester ha estado 46 temporadas en la Premier League, 62 en la Football League Championship y 1 en la Football League One. Esta temporada 2015-16 están a punto de dar la sorpresa y proclamarse campeones de la Premier League, contra todo pronóstico, por primera vez en su historia.

Filbert Street fue el estadio histórico de Leicester, el hogar del Leicester City, F.C., desde 1891 hasta el año 2002. Aunque oficialmente renombrado como el “City Business Stadium” a principios de los años 90, siguió siendo llamado por el nombre de la calle donde se encontraba, unánimemente tanto por los hinchas “foxes”, como por el resto de futboleros británicos.

Filbert Street in 1978

El Leicester City se formó en 1884. el club fue nombrado como Leicester Fosse ya que sus fundadores vivían en su mayoría en el extremo oeste de la ciudad, a través del cual la Fosse Way (una antigua calzada romana) discurría. En la temporada 1884-85 jugó en un campo conocido como Racecourse (el hipódromo), antes de compartir Victoria Park con el club de rugby local, los Leicester Tigers, durante dos años. El Leicester Fosse jugó después, en el Belgrave Road Cycle Track, durante un año, pero volvió a Victoria Park más tarde.

El Leicester Fosse se convirtió en un club profesional en 1889 y dispuso de su propio terreno de juego en Mill Lane, justo al norte de Filbert Street. El club fue obligado a mudarse, ya que la Corporación local solicitó los terrenos para el desarrollo urbanístico de la ciudad. La ubicación de lo que se convertiría en en el futuro Filbert Street se preparó durante el verano de 1891, mientras que el Leicester Fosse jugó temporalmente en el Aylestone Road Cricket Ground.

s-FilbertStreet

La estructura de Filbert Street inicialmente solo consistía de bancos de tierra simples y un pequeño soporte principal en el lado oeste (Main Stand) hasta 1921, cuando una nueva y mucho mayor tribuna principal fue construida. En 1927, un nuevo stand fue construido en el extremo sur (conocido como el Spion Kop), y que llegó a ser conocido como el “Double Decker” (“el dos pisos”). El techo que había cubierto previamente el Kop fue recolacado en la grada norte, era el final de la remodelación de Filbert Street, el cual duraría varios años con esa estructura.

Fue con esta forma que Filbert Street vio su récord de asistencia: 47.298 espectadores en un empate de la quinta ronda de la FA Cup, contra el Tottenham Hotspur, el 18 de febrero de 1928. Este partido también vio como muchos más espectadores vieron el partido desde el techo de las tribunas de Filbert Street.

Leicester City FC Stadium, Filbert Street

La tribuna principal sufrió daños durante los bombardeos alemanes de 1940 de la Segunda Guerra Mundial, y más tarde fue dañado aún más debido a un grave incendio. En 1949, el stand principal había sido reconstruido, en gran parte con el trabajo llevado a cabo por mano de obra de prisioneros de guerra alemanes de un campo de concentración cercano. Los cambios llevados a cabo en la posguerra llevaron la capacidad de Filbert Street a alrededor de 42.000 espectadores. Los reflectores se instalaron y se utilizaron por primera vez en un partido contra el Borussia Dortmund alemán en octubre de 1957.

Después de sobrevivir por un solo voto del Consejo local a poner fin a su contrato de arrendamiento a finales de 1940, el club adquirió la plena propiedad del estadio en 1962. En 1971, se dieron los primeros pasos hacia un estadio con todas sus localidades de asiento. Una cubierta de polietileno pionera se introduciría para proteger el terreno de juego en 1971.

3762683

A principios de la década de los años 90, después de considerar mudarse a un nuevo estadio, y una remodelación total de Filbert Street, que habría visto el terreno de juego girarse en 90 grados, hacia el aparcamiento detrás de la Main Stand, el club optó por construir unas nuevas graderías en dos de las tribunas, procediéndose a demoler parte de la estructura del viejo Filbert Street en el verano de 1992.

Completada en diciembre de 1993, la Carling Stand se llevó a cabo con una capacidad de 9.500 espectadores sentados y ampliado las instalaciones corporativas. En 1994, el The Kop se convirtió también en una grada con asientos, dando a Filbert Street una capacidad de 21.500 espectadores sentados, acorde con las obligaciones producto del infame Informe Taylor.

1971-squad-4-3-pa-721619280-353611

Pero estas reformas no fueron suficientes, y en 1998 el club toma la decisión de cambiar de estadio, mudándose definitivamente en 2002 al actual King Power Stadium (nuevo estadio situado relativamente cerca de Filbert Street), campo donde desde este blog esperamos que el Leicester City se lleve el título  de campeón de Premier League 2015-16.

Vídeo-resumen de un partido entre el Leicester City y el Newcastle United del año 1992 en donde se puede apreciar la vieja estructura del hogar histórico y eterno del Leicester: Filbert Street, estadio que sería totalmente demolido en marzo de 2003;