Archivo de la etiqueta: italia

Curva Fiesole, Ultras Fiorentina

Club:  A.C.F. FIORENTINA

Ciudad: FIRENZE (Florencia) (378.236 habitantes).

Provincia: FIRENZE (Florencia) (933.860 habitantes).

Región: TOSCANA (Toscana) (3.734.355 habitantes).

La ciudad de Florencia es conocida en el Mundo por ser el núcleo urbano en el que se originó, en la segunda mitad del siglo XIV, el movimiento artístico denominado Renacimiento. Es considerada una de las cunas mundiales del arte y de la arquitectura. Su centro histórico fue declarado Patrimonio de la Humanidad en 1982, y en él destacan obras medievales y renacentistas como la cúpula de Santa María del Fiore, el Ponte Vecchio, la Basílica de Santa Cruz, el Palazzo Vecchio y museos como los Uffizi, il Bargello o la Galería de la Academia, que acoge al David de Miguel Ángel.

Ultras Fiorentina primeros años

Por todo lo anterior, y además, por encontrase en el centro de Italia, y ser lugar de paso para desplazarse por el país en dirección norte y sur, y viceversa, Florencia siempre ha recibido la visita de muchas hinchadas y grupos ultras visitantes.

Los ultras viola siempre han sentido la necesidad de defender (y proteger) su ciudad de las visitas de las aficiones contrarias. Esta es una de las principales motivaciones de los ultras fiorentinos.

Ultras Viola

La ubicación histórica de los tifosi viola (hinchas violetas) es la Curva Fiesole, donde se encuentran la mayoría de los colectivos ultras y de clubs de hinchas del club, aunque algunos ultras han ocupado (y ocupan) la Curva Ferrovia, la otra curva del Stadio Artemio Franchi, sobre todo en los años de la presidencia de Cecchi Gori.

Las dos curvas, desde 1965, mantienen una fuerte tradición propia de la Florencia medieval; hay muchas banderas que hacen referencia a la “Firenze Guelfa”. Los “Güelfos” fueron una facción “política” de la Florencia del siglo XIII que construyeron varios edificios singulares, los cuales se conservan en la actualidad en el centro de la ciudad, y son los más famosos y visitados de la capital toscana.

CAV logo Firenze

Los ultras de la Fiorentina siempre han rechazado la política en las gradas: “ni de izquierda, ni de derecha” ha sido siempre el lema de las dos curvas de color viola. El “Viola Club della Curva Fiesole” de hecho, desde los años 70, tuvo una conducta claramente no politizada y completamente apartidista. Esta forma de entender la animación y el apoyo al equipo fue fuertemente respaldada por Stefano Biagini (uno de los ultras históricos florentinos), y desde entonces ha sido compartida por la mayoría de los tifosi viola.

Son testigos de este proceder las amistades con otras hinchadas de las dos curvas fiorentinas, como demuestra el hermanamiento con los tifosi del Hellas Verona, F.C. (tradicionalmente vinculados a la “derecha”) y, por otro lado, el hermanamiento con los tifosi del Torino, F.C. (tradicionalmente vinculados a la “izquierda”).

Curva Fiesole bufandeo

Los primeros tifosi de la Fiorentina comenzaron a agruparse y organizarse en la primera mitad de la década de los 60, con la creación de algún Viola Club como el “Vieusseux” y el “7Bello”, ambos todavía presentes, los primeros en la Curva Ferrovia y los segundos en la Curva Fiesole. En 1965 se estableció el “Centro di Coordinamento dei Viola Club”. El grupo más conocido de la Curva Fiesole han sido los Ultras Viola.

Fundados en 1973 por Stefano Biagini, llamado “il Pompa” (la Bomba), el carismático líder de la ultras florentinos durante muchos años. Fueron obligados a disolverse en 1983, debido a unos famosos incidentes con ultras de la Roma. En 1986, sucedieron a los Ultras Viola, en la dirección del tifo “viola”, otro de los grupos históricos de la Curva Fiesole, el Collettivo Autonomo Viola, fundados en 1978 por una escisión procedente de los Ultras Viola y también disueltos, recientemente, en 2011.

pegatina CAV

El mundo del tifo fiorentino ha sido famoso en Italia por las diferentes pancartas mostradas por sus ultras, siempre de una temática relacionada con la identidad florentina. Fenómeno este, muy marcado en los grupos ultras italianos, pero más si cabe, en los ultras de Firenze. Habiendo en este caso una unión entre la Fiorentina y Florencia vivida por los tifosi viola con claras connotaciones histórico-culturales.

El calcio (fútbol) es concebido por los ultras de la Fiorentina como un acontecimiento que trasciende lo meramente deportivo y hunde sus raíces en la identidad de la ciudad (debido a la tradición florentina del denominado “Calcio stórico”), lo que significa que el evento deportivo se convierte en algo muy sentido; si gana el equipo gana Florencia, en caso de derrota pierde Florencia. Emerge claramente la figura del ciudadano-ultra que siente y expresa su fuerte orgullo de vivir en Florencia y el privilegio de animar a la Fiorentina en una única identidad de equipo-ciudad.

fiorentina-florencia ciudadanos-ultras

El calcio florentino (llamado en Italia también como “Calcio stórico”) es una forma antigua de fútbol originaria del siglo XVI en Florencia que actualmente se sigue disputando. La Piazza Santa Croce de Florencia es la cuna de este deporte.

El torneo lo componen cuatro equipos que representan a cuatro zonas de Florencia, y cada equipo tiene un color distintivo: Santa Croce / Azzurri (azules), Santa Maria Novella / Rossi (rojos), Santo Spirito / Bianchi (blancos), San Giovanni / Verdi (verdes). El torneo cuenta con cánticos provenientes de las tribunas, las cuales también portan banderas con los colores de su equipo, actitudes similares a las que se ven en el fútbol actual.

Firenze

Para los ultras de la Fiorentina se asiste a la transposición del jugador de fútbol de hoy por un jugador-guerrero de “Calcio stórico” y el partido se convierte en un espacio heroico debido a la tradición de la ciudad; héroes y calciotori-futbolistas por un lado, y héroes y ciudadanos-ultras por el otro, todos ellos unidos en nombre de la primacía de la Fiorentina-Florencia sobre el resto de equipos-ciudades.

Para los ultras de la Fiorentina el futbolista de su equipo siempre tiene que dar el máximo, no sólo como deportista, sino que se convierte en un calciatore de 1530 jugando y luchando por la honra de la ciudad de Florencia. A todos los efectos, los ultras fiorentinos se inmiscuyen en un “continuum” Yo-tifoso y Yo-ciudadano en el cual Florencia-Fiorentina se percibe como una unidad basada en el orgullo, la fiereza, la historia y la tradición de la ciudad.

Un estilo de vida ultras fiorentina

Florencia, durante la Edad Media fue la ciudad de los “Güelfos” y en las dos Curvas, Fiesole y Ferrovia, nos encontramos con pancartas alabando el “Güelfismo”, signo de pertenencia al esplendor de la Florencia medieval, una de las ciudades-estado más importantes de la época en la Península Itálica, la cual los aficionados de la Fiorentina siempre llevan, y llevarán, en el corazón.

Vídeo con imágenes de la Curva Fiesole, el hogar tradicional de los ultras de la ciudad de Florencia;

“Il Grande Torino”, el Torino, F.C. que dominó Italia en los años 40

En los tiempos de la Segunda Guerra Mundial, en un país resquebrajado y que comenzaba a sufrir las consecuencias de la derrota en la contienda, hubo un equipo, al que con el tiempo se le denominó como Il Grande Torino, que se forjó con letras de oro un sitio eterno en la historia del fútbol. Que fue idolatrado en su ciudad, Turín, y amado en todo el país hasta que una tragedia lo convirtió en mito.

Ganando cinco Scudettos de forma consecutiva, combatiendo la decadencia futbolística del país con un juego valiente y ofensivo, aquel legendario conjunto ejerció una supremacía absoluta durante gran parte de la década de los 40, llegando a ser el club más temido y respetado del Viejo Continente en aquellos años.

escudo-torino, f.c

Todo comenzó en 1942, año en el que el presidente de la entidad por aquel entonces, Ferrucio Novo, puso en práctica su ambiciosa idea de hacer grande al club y construyó el equipo en base a una política de fichajes que el tiempo demostró como totalmente acertada. Novo confió la batuta del equipo al inglés Lesley Lievesley y contrató entre otros futbolistas a Valentino Mazzola, el que sería el jugador más importante de los granate, a partir del cual el resto del equipo creció y se fue haciendo grande, consiguiendo en la temporada 1942-43 su primer título liguero. Esto sucedió unos meses antes de que, debido al conflicto bélico (la Segunda Guerra Mundial), se suspendiera el campeonato italiano durante dos años.

El presidente evitó que gran parte de los futbolistas del plantel fueran alistados durante el conflicto consiguiéndoles trabajo en la fábrica que la mayor empresa de construcción de automóviles italiana tenía (y tiene) en la capital piamontesa. Él mismo era el que dirigía la factoría, razón por la cual el equipo conservó la misma base una vez finalizado el conflicto. Si bien era Mazzola el que sobresalía, por ser capitán y el líder indiscutible del equipo, todos los futbolistas cumplían su papel en aquel Torino. Aquel conjunto jugaba con un esquema 3-4-3 que se convirtió, gracias al equipo turinés, en el más utilizado por el resto de rivales futbolísticos durante años.

Grande Torino paseo

Respaldados por el legendario portero Valerio BacigalupoAldo Ballarin, Mario Rigamonti y Virgilio Maroso comandaban la defensa granate, brindándole muchísima seguridad a un once que contaba con el buen hacer de sus dos centrocampistas defensivos, Eusebio Castigliano y el triestino Giuseppe Grezar. En las bandas sobresalían los interiores Mazzola y Ezo Loik. Ambos habían sido fichados del A.C. Venezia y eran las piezas fundamentales de cada uno de los movimientos ofensivos del equipo, de los cuales también participaban los extremos Romeo Menti y Franco Ossola. En la punta de ataque se encontraba Guglielmo Gabetto, quien nunca perdonaba.

Reanudada la actividad después de la contienda mundial, el Toro no detuvo su impoluta marcha y entre 1945 y 1949 obtuvo otros cuatro Scudettos anotando más de 300 goles, consiguiendo 112 victorias y cosechando tan solo 16 derrotas sobre un total de 156 encuentros disputados. La supremacía era tal, que el equipo se mantuvo invicto 93 partidos seguidos jugando en su estadio, aquel mítico Stadio Filadelfia (el cual fue el hogar del Toro desde 1926 hasta 1963). El viejo Stadio todavía hoy en día se conserva en una zona de la ciudad turinesa, aunque totalmente abandonado y con las viejas tribunas demolidas.

Grande Torino, F.C.

Ya en la temporada 1948-49 cuando el campeonato llegaba a su fin y solo restaban 4 jornadas, el Torino le sacaba una ventaja más que considerable al Inter de Milán. Se encaminaba directamente a la obtención de su quinto titulo de Liga consecutivo, el cual todos pensaban celebrar una vez que regresaran de Lisboa, ciudad a la que el plantel se había trasladado invitado por el Benfica para participar de la despedida del capitán portugués Jose “Xico” Ferreira, en la que para desgracia del mundo futbolístico sería la última participación del equipo en un terreno de juego.

El 4 de mayo de 1949, pasadas las 5 de la tarde sonó el pitido final sin que ese equipo de leyenda pudiera tener la más mínima opción de ganar. Sus ilusiones, esperanzas o ambiciones murieron cuando aquel avión trimotor se estrelló contra la cúpula de la Basílica de Superga, a 20 kilómetros de Turín. En el desastre fallecieron todos los pasajeros. 33 personas entre las que se encontraban los dieciocho futbolistas de aquél mágico Torino. Un fuerte temporal y una espesa niebla les tenía guardado un inesperado aterrizaje a su regreso.

Escudo histórico Torino

Nadie sobrevivió al impacto. Nadie salvo dos futbolistas que, por distintas razones, no subieron a ese maldito avión. El mítico Ladislao Kubala fue uno de ellos. El futbolista húngaro que más tarde se convertiría en una estrella mundial tuvo que permanecer en Lisboa porque su hijo había enfermado. El otro superviviente de aquella plantilla fue Sauro Tomá, un lateral izquierdo procedente del modesto equipo ligur del Spezia Calcio que acababa de fichar por el Torino.

La conmoción que la tragedia causó en Italia fue inmensa. El país se declaró en luto y casi un millón de personas asistieron al funeral celebrado en la plaza principal de Turín para despedir, uno por uno, a quienes habían sido sus héroes. En un acto de total justicia, al Torino le dieron por ganada aquella Liga, en la cual el equipo acabó jugando con juveniles los cuatro encuentros que le faltaban, ante el Palermo Calcio, la U.C. Sampdoria, la A.C. Fiorentina y el Genoa, C.F.C., conjuntos que también hicieron lo mismo por respeto a aquel inolvidable combinado, al que solo la desgracia le impidió seguir escribiendo su inalterable historia.

Il Grande Torino

La hegemonía del Torino llegó hasta ese 4 de mayo de 1949. Aunque el Toro volvió a ganar el Scudetto en la temporada 75-76, nunca más volvió a tener tal supremacía en el campeonato italiano como en aquellos años de la década de los 40. Siempre quedará en el recuerdo de la tifosería granate los míticos jugadores del eterno Grande Torino. Vídeo-homenaje con las imágenes de aquellos jugadores que forjaron a ese inmortal equipo;

Curva Nord Bergamo, Ultras Atalanta

Club: ATALANTA B.C.

Ciudad: BERGAMO (Bérgamo) (120.694 habitantes).

Provincia: BERGAMO (Bérgamo) (1.098.740 habitantes).

Región: LOMBARDIA (Lombardía) (9.909.348 habitantes).

En la región de Lombardía, a escasos kilómetros de Milán, se encuentra la ciudad de Bérgamo, famosa por albergar a uno de los equipos con más tradición de Italia, la Atalanta Bergamasca Calcio, club con 55 participaciones en la Primera División italiana. Igual de conocidos por todo el país son sus ultras. La Curva Nord del Comunale es su ubicación y esta su historia.

Commandos Atalanta

Los primeros grupos de simpatizantes organizados nacieron a mediados de los años 70, cuando se formó el primer centro para la coordinación de tifosi nerazzurri (hinchas negro-azules), llamado “Club Amici dell’Atalanta”. Este “Club” se formó antes de que la fiebre de los tifosi se convirtiese en lo que llegaría a ser años más tarde. De aquella, en los estadios italianos comenzaba el fenómeno de la animación organizada en los estadios.

En 1971, durante un viaje organizado por el “Club Amici dell’Atalanta”, un grupo de amigos decidió crear el primer grupo organizado de la Atalanta: nacen los Atalanta Commandos, que en un primer momento se ubicaron en la Curva Sud del Stadio Comunale di Bergamo. Más tarde se cambiarían a la Curva Nord (desde 1997 llamada Curva Federico Pisani), el lugar tradicional de los ultras atalantinos.

Curva Nord Bergamo

El grupo, de carácter apolítico, introduce los novedosos (en aquella época) tifos en Bérgamo, a la vez que entonaban cánticos y colgaban en las vallas pancartas. Los Atalanta Commandos se posicionan en contra de la violencia. Año tras año, la organización del grupo crece, y también se organizan actividades fuera de los estadios, como por ejemplo la organización de partidos de fútbol, ​​paseos, viajes, a la vez que distribuyen un fanzine para difundir la “mentalidad ultra” entre sus simpatizantes.

Unos años más tarde, siguiendo el ejemplo de los Commandos, se forman nuevos grupos en la Curva Nord, los más importantes serían los grupos Ultras-Fossa (con un carácter bastante menos pacifista que los anteriores), los Sbandati (Inadaptados) y las Brigate Neroazzurre.

BRIGATE ATALANTA 2

Este último grupo, nació de una escisión de los Atalanta Commandos, debido a la excesiva moderación de estos últimos, dando una nueva imagen y actitud más transgresora y desafiante. A partir de ese momento las Brigate Neroazzurre comenzaron un ascenso que continúo durante varios meses hasta acabar alcanzando el liderazgo en un corto tiempo, para posteriormente convertirse en uno de los grupos ultras más admirados y respetados de Italia.

La nueva mentalidad característica de las Brigate Neroazzurre es favorable a la confrontación con otros grupos de otros equipos y es apoyada especialmente por los miembros ultras más jóvenes de la Curva Nord. Esto llevó a una profunda división dentro de la Curva entre los propios grupos atalantinos.

Brigate Neroazzurre

Así nacieron las primeras tensiones y los primeros enfrentamientos con otros grupos de ultras, (destacando los enfrentamientos con los ultras del Genoa, C.F.C., del Torino, F.C. y de los dos equipos de Milán; los ultras del Inter y los ultras del Milán).

Más tarde, se producirán nuevos y recurrentes enfrentamientos con otros tantos grupos de ultras de Italia, lo que haría que los ultras bergamascos empezaran a ser conocidos como una de las aficiones más calde (calientes) de todo el país transalpino.

collage_atalanta_Wild Kaos_01

Al comienzo de la década de los 80 el tifo en Bérgamo se encuentra en una etapa crucial de cambio profundo; se está desplazando gradualmente hacia la línea más dura y extrema, la representada por las Brigate Neroazzurre (que mientras tanto habían absorbido a otros pequeños grupos de ultras nerazzurri), y que claramente se habían convertido en el grupo “líder” de la Curva Nord desde hacía tiempo.

En 1982, después de un descenso en el número de tifos realizados se disolvió oficialmente el primer grupo bergamasco organizado, los Atalanta Commandos. En 1983, se crean nuevos grupos en la Nord producto de una serie de divisiones procedentes de las Brigate Neroazzurre por diferentes motivos. Tiempo después estos grupúsculos acabarían uniéndose en un nuevo proyecto, nace así otro de los grupos históricos de la Curva Nord; los Wild Kaos.

ultras liberi

Durante casi veinte años, estos dos grupos (Brigate y Kaos) mantuvieron las riendas de la Curva Nord, aunque no siempre ha habido buenas relaciones entre los dos grupos. Las fricciones se debieron principalmente a las diferentes ideologías políticas de cada uno; las Brigate fueron históricamente de “izquierda”, mientras que los Kaos eran filoleghisti (en Italia se utiliza este nombre para los partidarios de un mayor autogobierno para el Norte de Italia, y que sin ser necesariamente miembros de la “Lega Nord”, coinciden con estos en su defensa de los intereses del Norte del país).

En varias situaciones los dos grupos llegarían a las manos. En esta época es muy sentido (por el número de tifosi neroazzurri desplazados respecto a otras épocas) el “Derby Lombardo” contra el Brescia Calcio, dónde, en aquellos años, se producen siempre incidentes antes, durante y después de los partidos.

Ultras Atalanta en moto

En los primeros años del nuevo milenio, estos grupos ultras históricos atalantinos se disuelven, debido a las nuevas leyes anti-ultras italianas que se vuelven muy restrictivas para los grupos ultras históricos de todo el país. No obstante, el fenómeno de la violencia se había ido reduciendo año tras año.

Desde 2005 en la Curva Nord el único grupo organizado de ultras es Dell’Atalanta Supporters, llamado posteriormente (y todavía en la actualidad) Curva Nord Bergamo 1907, grupo que aglutina a todos los ultras atalantinos de la Nord. Este grupo fue formado por ex miembros de BNA (las siglas de Brigate Neroazzurre) y Wild Kaos con la intención de unificar bajo un solo grupo el tifo organizado de Bérgamo con una línea apolítica, y de esta forma impulsar así nuevamente la Curva Nord.

Banderón ultras atalanta

También conviene destacar las diferentes iniciativas que los ultras de la Nord suelen organizar: además de las coreografías, y pancartas se editan revistas de temática relacionada con el equipo bergamasco.

Señalar, así mismo, que desde 2002 se ha convertido en una costumbre tradicional la organización de una fiesta La Festa della Dea (La fiesta de la diosa): un festival basado en la música, la cocina local, que cuenta como protagonistas a todos los tifosi nerazzurri.

atalanta curva nord

A parte de este grupo principal de la Curva Nord, desde 2006, ex miembros de la BNA, junto con otros subgrupos, formaron el grupo Forever Atalanta en Curva Sud, el cual sigue activo actualmente.

Para terminar esta entrada de los ultras atalantinos, os dejo este vídeo con una muestra de fotos históricas del tifo organizado bergamasco de la Curva Nord del Comunale de Bérgamo. Una de las Curvas más respetadas de toda Italia.

Giuseppe Bergomi, “Lo Zio neroazzurro”

Hay jugadores que lo dan todo por el escudo que portan, que sienten los colores como un hincha más. Que siempre serán recordados como eternos capitanes por sus respectivas aficiones.

Uno de los jugadores que encajan a la perfección en dicho grupo de futbolistas estandartes es Giuseppe Bergomi, apodado Lo Zio, el eterno neroazzurro, el cuál jugó de manera ininterrumpida en el F.C. Internazionale (Inter de Milán) desde la temporada 1979-1980 hasta la 1998-1999, disputando la friolera de 756 partidos oficiales con la camiseta neroazzurra (negri-azul). Esta es su historia balompédica.

escudo_inter_de_milan

En el inicio de su carrera, a pesar de su corta edad (18 años), fue apodado Lo Zio (“El Tío”), debido a que parecía tener más edad de la que realmente tenía, el bigote que llevaba en esos años era un aspecto habitual en muchos futbolistas de la época. A los 16 años se incorpora al equipo juvenil del Inter.

En la temporada 1979-1980 debutó con el primer equipo, jugando su primer partido con los neroazzurri el 30 de enero de 1980, en uno de los partidos más importantes que un interista pueda jugar en el Calcio italiano, un Inter de Milán- Juventus (el denominado “Il Derby d’Italia“) en Copa de Italia, siendo el resultado final 0-0. Su debut en la Serie A se produciría el 22 de febrero de 1981 en la victoria por 1-2 contra el Como Calcio, convirtiéndose de aquella en el debutante más joven en la historia del Inter de Milán.

Bergomi 81-82

Su primer gol fue en la Copa de Italia, el 6 de septiembre de 1981, en el partido de máxima rivalidad de los interistas, en un Inter-A.C. Milan (conocido en Italia como el “Il Derby della Madonnina“), el partido terminó 2-2, con gol de Bergomi en el minuto 89. Marcó su primer gol con la camiseta neroazzurra en Serie A el 10 de enero de 1982, abriendo el marcador en el minuto 34 en un partido contra el Bolonia, F.C. que terminaría 2-1 para el Inter.

Años después llegarían varios de los momentos más importantes en la carrera futbolística de Bergomi; la temporada 1988-1989 siempre será recordada por el registro que alcanzó el Inter de aquella campaña (todavía intacto). Los interistas ganaron el Scudetto con el récord de 58 puntos (de aquella la victoria valía 2 puntos), 26 victorias, 6 empates, 2 derrotas (una de ellas una vez ya había ganado el Scudetto). También llegarían los primeros títulos continentales; el equipo neroazzurro de la temporada 1990-1991, entrenado por Giovanni Trapattoni, consiguiría la victoria en la Copa de la UEFA.

319419

El éxito se repitió en la 1993-94  y nuevamente en la temporada 1997-98. Consiguen su tercera Copa de la UEFA en 7 años. No obstante, aunque hubiera estas victorias en Europa, en la Liga italiana las cosas no marchaban bien, son años difíciles para los interistas. Bergomi se convirtió en capitán de los nerozzurri en 1992 tras la salida de Giuseppe Baresi (otro eterno neroazzurro), coincidiendo su capitanía con varias temporadas con poco éxito en las competiciones domésticas.

Juega su último partido con el equipo de toda su vida el 23 de mayo de 1999, el último día de la temporada, en un Inter-Bologna, F.C. (3-1). Bergomi se retiró en 1999, cuando el nuevo entrenador interista , Marcello Lippi, le dice que no encaja en sus planes.

Copa de la Uefa Bergomi Inter

El ex capitán del Inter es el jugador que ha acumulado la mayor cantidad de partidos disputados en la Copa de la UEFA con un total de 96, y es uno de los tres jugadores que han ganado dicha Copa en tres ocasiones, los otros dos son su ex-compañero de equipo en aquellos años Nicola Berti y Ray Clemence, ex-portero del Liverpool, F.C. y del Tottenham Hotspur, F.C..

Bergomi ocupa el segundo puesto de jugadores con más partidos disputados con el Inter, precedido actualmente sólo por el argentino Javier Zanetti que le “arrebató” la primera posición años después, y por delante de históricos interistas como Giacinto Facchetti, Sandro Mazzola y Beppe Baresi.

Bergomi con Italia

Con respecto a sus partidos con la selección italiana, Bergomi hizo su debut con la squadra azzurra a los 18 años, el 14 de abril de 1982, contra la ex-República Democrática Alemana (R.D.A.) en Leipzig. Lo cual le convirtió en el jugador más joven en la historia en debutar con la selección nacional.

Es convocado para el Mundial de España de 1982, donde juega tres partidos, incluyendo la final contra la República Federal Alemana, donde Italia conquistaría su tercer Mundial. También participa en el Mundial de México de 1986. Además sería el capitán de los Azzurri en la Eurocopa de Alemania 1988  y en el Mundial de Italia de 1990 ante su gente.

Bergomi

En 1991 llegó como seleccionador al equipo nacional Arrigo Sacchi, quien optó por excluirle definitivamente después de algunos partidos. Bergomi se perdió por ello el Mundial de E.E.U.U. de 1994, y su ciclo en la Selección Italiana parecía cerrado.
Sin embargo, en la temporada 1997-98 hizo una gran campaña y, a pesar de que contaba con 34 años y medio, regresó a la Nacional después de 7 años.

Fue llamado por el seleccionador Cesare Maldini para disputar el Mundial de Francia de 1998. Hizo su debut en el torneo en el tercer partido del grupo, en sustitución de Alessandro Nesta que cayó gravemente lesionado, y jugó como titular los Octavos y Cuartos de Final, en los cuales Italia fue eliminada por Francia en los penaltis.

Bergomi últimos años

Al final de su carrera había disputado en total 81 partidos internacionales con la Azzurra, (marcando 6 goles). Bergomi es junto con Rivera, Albertosi, Zoff, Maldini, Cannavaro y Buffon uno de los futbolistas italianos que ha llegado a jugar 4 Mundiales distintos.

Vídeo-homenaje a Giuseppe Bergomi, Lo Zio, uno de esos futbolistas que debería de ser siempre un referente para todo jugador canterano.

Hellas Verona, F.C.

La ciudad de Verona, situada en la región del Véneto, tiene un equipo histórico que representa con orgullo a la ciudad de los “Scala” por toda Italia. Hablamos del equipo “Gialloblú”, hablamos del Hellas.

El Hellas Verona Football Club, comúnmente conocido como Hellas Verona, o simplemente como Verona, es un club de fútbol con sede en la ciudad italiana de Verona. Esta próxima temporada 2013-2014 volverá a jugar en la Serie A después de varios años sin hacerlo. Es uno de los equipos más antiguos del fútbol italiano, habiendo sido fundado en 1903 como Associazione Calcio Hellas. Es el primer equipo de fútbol de la ciudad por historia, tradición y número de seguidores.

Hellas-Verona-Escudo

En 1903 un grupo de estudiantes de la Escuela Secundaria Scipione Maffei fundó el club nombrándolo Associazione Calcio Hellas (en recuerdo de la antigua Hélade, la actual Grecia) en base a la propuesta de un profesor llamado Decio Corubolo (precisamente un maestro griego). El primer presidente fue Fratta Pasini, quedándose fijados en ese momento los colores amarillo y azul como los colores del equipo basándose en el escudo de la ciudad.

En este período, en Italia, se jugaba a nivel profesional sólo en las regiones del Piamonte, la Lombardía y la Liguria (de hecho, los primeros en ganar el título de campeón de Italia fueron el Genoa, C.F.C., el A.C. Milan y la Juventus, F.C.). Esto venía motivado porque en estas zonas había una nutrida presencia de ciudadanos británicos. En los primeros años de vida, las actividades del club eran episódicas y fragmentadas, en su mayoría de carácter urbano. A partir del año 1906, el Hellas comenzó a enfrentarse a otros equipos de la región del Véneto, dando lugar a una rivalidad con el Vicenza Calcio que perdura hasta el día de hoy, siendo los “vicenzini” (y no otros) el rival tradicional del equipo “veronese”.

Placa Hellas Verona

Desde que existe la Liga italiana (1929), el Hellas fue el único equipo de una ciudad que no es capital de región, y uno de los pocos de primera división que no pertenecen al denominado en Italia “Calcio di vertice” (el top del fútbol italiano) en ganar el Scudetto (esto último junto con el Cagliari Calcio). Esto sucedió en la temporada 1984 -1985. Los años ochenta fueron la época de mayor satisfacción para “i Gialloblù” (los Amarillo-azules), dado que en esa época también jugaron tres veces la final de la Copa de Italia, además de haber disputado varios partidos en las competiciones europeas (con una participación en la Copa de Europa y dos en la Copa de la UEFA). Los “Scaligeri” han participado en 24 campeonatos de Serie A, 51 de la Serie B y 6 de la Lega Pro (la antigua Serie C). Estos resultados favorables ocurridos en los años 80 crearon un fuerte vínculo entre los aficionados de la provincia, y la ciudad de Verona, y el equipo que perdura hasta la actualidad.

Los apodos del equipo son “Gialloblù”, “Mastini” y “Scaligeri”. Estos dos últimos hacen referencia a la familia de los Scala, la cual gobernó la ciudad de Verona durante los siglos XIII y XIV y están relacionados con el escudo de armas de dicha familia.

Hellas-Verona-1985

En cuanto a los jugadores históricos que han vestido la “maglia” (camiseta) de los “Scaligeri” destacan el italiano Luigi Bernardi que es el poseedor del récord de más partidos disputados con la camiseta “gialloblù” con 337 partidos jugados entre las décadas de los años veinte y treinta del siglo pasado. Entre los extranjeros, sobresale el brasileño Rafael, que desde 2007 ha jugado hasta el momento 241 partidos. En cuanto al delantero más goleador de la historia del equipo destaca Arnaldo Porta gracias a sus 74 goles marcados en el inicio del siglo XX.

Hasta 1963, el Verona jugaba los partidos de casa en el estadio “Vecchio Bentegodi”, una instalación de 5.000 espectadores en el corazón del centro histórico de Verona, posteriormente fue demolido. Actualmente el Hellas Verona juega en el Stadio Marcantonio Bentegodi. Dicho estadio fue inaugurado, como decíamos, en 1963, con una capacidad de 40.000 espectadores. Fue apodado por los veroneses como “Lo stadio dei quarantamila” (el estadio de los cuarentamil) , en alusión a la capacidad que se consideraba, en aquellos años, como exagerada. Sin embargo, el apodo dejaría de tener sentido cuando en la década de los 80 el estadio se quedaba pequeño ante la gran expectación que generaba el equipo de entonces. El tamaño del estadio aumentó de nuevo con la disputa de la Copa del Mundo de Italia 1990, en la que se construyó un anillo adicional.

Bentegodi

En el apartado de los “tifosi gialloblù” la hinchada del Hellas destaca por ser una de las aficiones con una identidad más marcada de toda Italia. La Curva Sud del Bentegodi es la ubicación tradicional de los ultras “Scaligeri”. El grupo ultra histórico de la Curva Sud de Verona son las “Brigate Gialloblù” fundadas en 1971 y disueltas en 1991 debido a los numerosos incidentes que habían protagonizado en su historia, destacando los incidentes de 1986 en la ciudad cercana de Brescia que provocó el inicio de un juicio contra ellos por parte del ministerio fiscal italiano.

En aquellos años se hizo famosa la frase que portaban en una de sus pancartas; “Noi odiamo tutti” (Nosotros odiamos a todos) que da fe de uno de los principios que regían en dicho grupo. Las “Brigate Gialloblù” siempre serán recordadas como uno de los grupos ultras punteros italianos. En la actualidad la “Curva Sud Verona” sigue siendo el hogar de los grupos más fieles del Bentegodi, destacando en los tiempos actuales el grupo “Butei” (“los muchachos” en dialecto veronés).

Brigate Gialloblú Odiamo a Tutti

Como homenaje a la ciudad de Verona, al Hellas Verona, F.C. y a la Curva Sud Verona, el siguiente vídeo del momento más importante de la historia de los “Gialloblù”; la victoria del Scudetto de la temporada 84-85. El vídeo muestra todos los goles conseguidos por el equipo en aquella inolvidable, para los veroneses, temporada.