Archivo de la etiqueta: milán

“Il Milan di Sacchi”, el A.C. Milan de finales de los años 80 y principios de los 90

Estratégicamente situada en la entrada a la península italiana, Milán y la región circundante de Lombardía han sido el argumento constante de discusiones durante siglos. Los celtas, los romanos, los godos, los lombardos, los españoles y los austríacos han controlado la ciudad en alguna etapa de su historia. Una ciudad, Milán, que hoy es la central económica y cultural de Italia.

El A.C. Milan es uno de los dos grandes clubes de la ciudad de Milán, juega en la Serie A, desde la cual descendió en tan solo dos oportunidades, la primera en la temporada 1979-80 y la segunda en la 1981-82, el resto de temporadas ha jugado en la cúspide del fútbol italiano. Obtuvo 18 títulos de Liga italiana y 14 subcampeonatos, empatando en segundo lugar con el Inter, por detrás de la Juventus. El club obtuvo cinco veces la Copa de Italia, lo que lo coloca quinto en el historial. Uno de los equipos legendarios con los que ha contado el equipo rossonero, es el conocido en Italia como Il Milan di Sacchi, o también como Gli Invincibili di Sacchi

AC_MILAN_LOGO_WALLPAPERS1

Arrigo Sacchi fue elegido por el presidente del A.C. Milan de entonces (Silvio Berlusconi), para sustituir en el banquillo a Nils Liedholm (uno de los famosos jugadores suecos del Milan de los años 50), cuyo paso por el club, a pesar de una importante campaña de fichajes, no trajo ningún trofeo a la casa rossonera. La idea de la directiva del club fue crear un equipo que dejara fuera los diagramas técnicos, de moda en la Italia de por aquel entonces. Sacchi, con su Parma, F.C., era en ese momento el único entrenador en Italia que proponía un juego radicalmente diferente al catenaccio todavía en boga en aquellos años.

El Parma aplicaba de hecho un 4-4-2 netamente contracorriente del resto del fútbol italiano y Berlusconi se dio cuenta de ello cuando el Milan fue eliminado sensacionalmente por el equipo parmesano en la Copa de Italia. El club rossonero decidió que aquel entrenador tenía que convertirse en el nuevo entrenador del Milan, por lo que en la temporada 1987-1988 Arrigo llegaba a la capital de la Lombardía. De hecho, fue una gran apuesta porque Sacchi todavía era un entrenador joven y poco conocido para el gran público.

sacchi-500x333

El Milan del “profeta de Fusignano” cambió el equilibrio del fútbol italiano y europeo. Su devoción por el calcio totale, el 4-4-2, la línea defensiva, la presión en todo el campo y los fuera de serie en el ataque, permitió a los rossoneri llegar a la cima del fútbol con una identidad de juego que creó escuela, sobre todo en Italia. Muchos intentaron emular al técnico de la Romaña pero se quedaron en el intento de imitar su modelo (por ejemplo el Inter de Orrico o la Juventus de Maifredi).

Pero, ¿cómo nace la revolución sacchiana?. En primer lugar gracias al talento indiscutible de sus jugadores. El Milan que ganó 2 Copas de Europa consecutivas y 2 Copas Intercontinentales (así como Supercopas italianas y europeas) tenía en sus filas un trío de holandeses excelente: Van Basten, Gullit y Rijkaard. Muchos han comparado el talento de los tres “tulipanes” con el de los suecos de los años 50, el Milán de los “Gre-No-Li” (Gunnar Gren, Gunnar Nordahl y Nils Liedholm).

Il Milan di Sacchi

“El cisne de Utrecht” (Van Basten) era uno de los mejores delanteros vistos en Italia hasta la fecha. Ganó tres balones de oro y una temprana lesión lo alejó de los terrenos de juego. Gullit representaba la “potencia al poder”, su espesa y larga cabellera es tan recordada como su derroche de energía sobre el campo. Rijkaard era el cerebro pensante, el guía que ayudaba a dar cada paso al resto del equipo.

El nutrido grupo de italianos (entonces sólo se permitían tres fichas extranjeras) no era peor. La defensa estaba encabezada por el capitán Baresi, un hombre carismático en los vestuarios y metódico en cuanto a los aspectos tácticos de su equipo en labores defensivas. Tassotti y Maldini no eran simples defensas. Donadoni y Ancellotti (los verdaderos discípulos sacchianos, ahora en los banquillos de Parma, F.C. y R. Madrid) eran los emblemas de ese equipo: cualidades técnicas por encima de la media y una responsabilidad respecto a las indicaciones del banquillo fuera de lo común.

milan_sacchi

En la Copa de Europa, una de las grandes gestas recordadas por este A.C. Milan fue aniquilar al Real Madrid. En las semifinales de 1989 el Milan impuso su calcio en el Santiago Bernabéu, aunque el resultado acabó igualado (1-1). Sin embargo, en el partido de vuelta, San Siro dictó sentencia: 5-0. La final contra el Steaua de Bucarest no será recordada por el resultado (4-0), ni por el modesto adversario, sino por el público. Fue un verdadero éxodo de aficionados milanistas; 80.000 tifosi rossoneri aterrizaron en el Camp Nou en lo que fue un verdadero movimiento de todo la hinchada del Diàvolo (uno de los apodos del club).

También el equipo de Sacchi sabía sufrir. Todos sus hinchas pasaron una noche de insomnio para poder ver la Copa Intercontinental. En el frío Tokyo, el Milán ganó al Nacional de Medellín con un gol de Evani en el minuto 119′. El año siguiente se coronó de nuevo con un contundente 4-0 contra el Olimpia de Asunción. Este Milan, el de Arrigo Sacchi, dominó el fútbol europeo aquellos años. Pero un día se le apagó la luz, o mejor dicho, se apagó la luz del Vélodrome de Marsella. En el campo de los franceses Adriano Galliani (uno de los directivos milanistas) decidió retirar el equipo, en 1991, después de una interrupción momentánea de la electricidad de las luces. El A.C. Milán perdió 3-0 en los despachos y quedó eliminado de Europa. Una salida demasiado amarga para aquel equipo eterno.

Van_Basten_Gullit_Rijkaard_1988-230x205

Con el Milán de Sacchi el fútbol italiano nunca más volvería a ser lo mismo. Los resultados en aquellos años son espectaculares: el A.C. Milan ganaría en cuatro años, después de años de anonimato, un Scudetto, dos Copas de Europa, dos Copas Intercontinentales, dos Supercopas de Europa y una Supercopa de Italia. En todos esos años el resto de equipos del continente tuvieron que inclinarse ante la superpotencia técnica-táctica-física de “Los Invencibles de Sacchi”.

El Milán dirigido por Arrigo Sacchi, es considerado por muchos en el mundo del calcio, como el equipo más fuerte de todos los tiempos en Italia, junto con “Il Grande Torino” o “La Grande Inter”. El Milan de Sacchi quedará siempre en la historia del fútbol italiano. Desde los años 90 hasta hoy, las innovaciones de Arrigo se han visto y son visibles en muchos otros equipos italianos, como por ejemplo lo fue en el Milan de Carlo Ancelotti o en la Roma de Luciano Spalletti, dos equipos que estaban a favor de la presión y de los rápidos contraataques, pero jugando con una táctica algo diferente a la de Arrigo Sacchi (el 4-4-2), Ancelotti con su 4-3-2-1, y Spalletti con su 4-2-3-1.

1989-milan-foto05

La nueva filosofía, introducida por el entrenador de Fusignano, cambió profundamente la idea del fútbol en el país transalpino: los métodos modernos de entrenamiento, la visión del equipo como un organismo, la ayuda mutua de los futbolistas en el campo, la mentalidad de equipo ganador. Todo ello es el legado del entrenador que más, en las últimas décadas, ha sido capaz de innovar en la liga italiana, según la idea extendida al respecto en el mundo futbolero de la península itálica.

Vídeo con imágenes de Il Milan di Sacchi, de los Gli Invincibili di Sacchi, uno de los equipos más recordados en la memoria del tifoso italiano, y sobre todo, en la memoria de los milanistas;

“La Grande Inter”, el Inter de Milán de los años 60

En el Football Club Internazionale Milano, familiarmente conocido por su abreviatura, Inter, existen dos personajes principales que lograron hacer de este equipo, un conjunto campeón. Uno fue el genial Giuseppe Meazza (que jugó en el Inter de Milán entre 1927 y 1940, y posteriormente en la temporada 46-47), autor de 283 goles en 408 partidos oficiales con la camiseta del club. Un año después de su muerte, en 1979, el estadio de San Siro pasó a llamarse como él, con el consentimiento del A.C. Milan, pese a la rivalidad que enfrenta a ambos equipos, además de que también jugó dos temporadas, en sus últimos años de carrera, en el equipo rossonero.

El otro fue Helenio Herrera, quién llegó al Inter en 1960. Durante ocho años se sitúa al frente del equipo neroazzurro, con el que conquista dos Copas de Europa, dos Copas Intercontinentales y tres títulos de Liga. Aquel equipo pasaría a la historia con el nombre de La Grande Inter.

escudo_inter_de_milan

Cuando el R. Madrid arrollador de Di Stéfano se venía abajo tras dominar Europa durante años, entró en acción el Inter de Milán. La historia neroazzurra invita a afirmar que éste, fue el mejor equipo que jamás haya tenido la institución y que mezclaba varios estilos para un bien común que, finalmente, pudo coronarse en Europa. Nunca más viviría el Inter una etapa tan fructífera. Sólo el triplete con Mourinho de la temporada 2009-10 se acerca a lo logrado por el equipo de Helenio Herrera. Pero ni siquiera esa gesta alcanza el misticismo y la fuerte identidad que adquirió aquel Inter de mediados de los 60. Aquel equipo fue el principal impulsor del famoso catenaccio, que ahora se suele asociar siempre a cualquier equipo italiano.

El 28 de mayo de 1955 Angelo Moratti (padre de Massimo Moratti, desde 1995 y en la actualidad, máximo accionista del club) compra la sociedad por 100 millones de liras. Durante su presidencia el conjunto de Milán alcanzaría el período más glorioso de toda su historia, conocido por los tifosi neroazzurri como La Grande Inter (El Gran Inter). Fue bajo la dirección de Helenio Herrera, impulsor del catenaccio (la táctica netamente defensiva que fue ideada en los años 30 en Suiza), quien abrió las ilusiones con su fútbol de estudio, el cual le valió el apodo de “Mago”.

helenio-herrera

En el espacio de cuatro años, entre 1963 y 1966, el Inter lo ganaría todo: tres Scudettos, dos Copas de Europa y dos Copas Intercontinentales, practicando un fútbol ultradefensivo y sobriamente táctico. Aquél Inter estaba liderado por Luis Suárez, Balón de Oro en la época y por el incombustible Sandro Mazzola. A su lado, haciendo honores a un bloque compacto, estaban los Giacinto Facchetti, Mario Corso, Tarciso Burgnich, Angelo Domenghini, Joaquín Peiró o Armando Picchi.

El Scudetto de 1966 cerró un ciclo glorioso e irrepetible en la historia del club. Helenio Herrera y varios de los pesos pesados permanecieron en el equipo hasta finales de los 60 pero la época de La Grande Inter había tocado a su fin. Giacinto Facchetti es una leyenda del Inter. Identificado con sus colores, a los que defendió durante 18 años, cifra que impresiona, y disputó más de 600 partidos. En un Inter histórico con Luis Suárez, Peiró, Mazzola, Jair, Corso, la espigada figura del defensa destacaba en ataque. La leyenda del extremo escondido, que lo ganó casi todo, excepto el Mundial (poco se podía hacer ante ese Brasil del Mundial de México 1970), fue un adelantado a su tiempo.

la-grande-inter1

El primer lateral netamente ofensivo de la historia, fue el responsable de la victoria del Inter sobre el Real Madrid en la Copa de Europa de 1964. Desde esa demarcación, que él reinventó, formó una dupla con Sandro Mazzola que llevó al Inter a levantar dos Copas de Europa consecutivas, en 1964 y 1965; en particular, fue destacable la final de la primera de ellas, la cual supuso el fin de la era del R. Madrid de “La Saeta Rubia” (Di Stéfano).

No sería hasta muchas décadas después cuando el Inter conseguiría su tercera Copa de Europa, exactamente después de 45 años, en 2010. En la cumbre de su carrera, Facchetti era considerado el mejor defensa del mundo. Massimo Moratti le cedió la presidencia del club en 2004 hasta su fallecimiento en 2006, año en que fue retirada su camiseta con el número 3.

Luis-Suarez

Esta es la historia de La Grande Inter, el mejor equipo de todos los tiempos del equipo neroazzurro. Como señalamos, es en este período donde el Inter consiguió los títulos internacionales más importantes de toda su historia. En el año 1964, en Viena, consigue su primera Copa de Europa tras derrotar por 3-1, con dos goles de Mazzola, al Real Madrid.

Esta victoria le permite jugar la Copa Intercontinental contra Independiente de Avellaneda, el Inter pierde por 1-0 en Argentina y gana por 2-0 en Milán, el ganador del torneo se decidió en un partido en campo neutral, en Madrid, donde los italianos ganaron por 1-0 con gol de Corso.

Inter_1964-65

En 1965 repite éxitos internacionales, alcanza la final de la Copa de Europa, pero esta vez la disputa en casa y contra el Benfica, el Inter revalida su título con un solitario gol de Jair da Costa. En la final de la Copa Intercontinental se vuelve a enfrentar a Independiente, su rival del año anterior, el Inter gana 3-0 en Milán y empata 0-0 en Buenos Aires por lo que consigue de nuevo la Copa Intercontinental.

Vídeo-homenaje al mejor Inter de Milán de todos los tiempos, uno de los equipos legendarios de la historia de la Liga Italiana, la época de La Grande Inter;

Curva Sud Milano, Ultras Milan

Club: A.C. MILAN

Ciudad: MILANO (Milán) (1.345.890 habitantes).

Provincia: MILANO (Milán) (3.170.597 habitantes).

Región: LOMBARDIA (Lombardía) (9.909.348 habitantes).

El tifo futbolero en Italia (no organizado), el fenómeno social y cultural, nace en los años 20 con la difusión en todo el territorio italiano del fútbol de competición. En la ciudad de Milán, supuso el comienzo de una rivalidad histórica.

De una parte los “Casciavit“, y de la otra los “Baùscia“. Los rossoneri del A.C. Milan, eran los representantes del Milán proletario, del Milán que hacía trabajos manuales, trabajos basados en la fuerza. Acostumbrados a usar el destornillador como instrumento, llamada esta herramienta “Casciavit” en el dialecto propio de la ciudad y de la provincia de Milán (“Milanese“).

Tifo Diavolo

Los neroazzurri del Inter, eran en su mayoría de clase media, eran los empresarios milaneses, eran los “Baùscia” (en dialecto “Milanese“), palabra que define, de forma burlesca, en Milán y alrededores, a un tipo de pequeño empresario, egocéntrico, poco dado a la innovación, que odia el pedir consejo a otras personas.

Esta clasificación terminológica entre los dos tipos de tifosi muere al final de los años 70, con la reconfiguración de la realidad socio-económica de Italia en general, y de la Lombardía en particular, para pasar a ser inservible si no fuera por el uso que todavía se sigue haciendo de estos apodos burlescos en las dos Curvas (Nord y Sud) de San Siro, para referirse a sus eternos rivales en pancartas y coreografías.

esordio

Son los ultras del Milán, y sus eternos enemigos, los ultras del Inter de Milán, los que de vez en cuando recurren a esos términos para menospreciar a sus rivales. La Curva Sud de San Siro es la tierra de los ultras rossoneri (rojinegros), los ultras del A.C. Milan.

El tifo más enraizado, más caliente y apasionado que viene a apoyar al A.C. Milan en todos los partidos de casa, y en los desplazamientos, proviene de la Curva Sud Milano, que desde hace décadas (desde que nació en Italia el sistema del tifo organizado) sigue constantemente al equipo, sin perder nunca el imprescindible aporte vocal, incluso, y sobre todo, en los momentos difíciles.

curva

Ser ultras, para los tifosi de la Curva Sud, simboliza una forma de vida que impone el esfuerzo y el sacrificio de cada uno, por la gran pasión rossonera: determinación y pasión son los atributos de la Curva milanista, porque su contribución cada domingo, o martes o miércoles, es cantar por el Milán.

Los valores de la Curva Sud Milano son indiscutibles, y es, para muchos ultras italianos, una de las tres Curvas más bellas de Italia, ya sea por el tifo vocal, ya sea por las coreografías o por la organización que caracteriza a los ultras milanistas.

198

Para los rossoneri, el secreto de la Curva Sud Milano es muy simple, pero eficaz; “se trata de la tifosería que va al estadio a apoyar al propio equipo y a defender a la propia ciudad; es la Curva que en cada partido, aporta el calor necesario de forma altruista: es gracias a esta Curva que el A.C. Milan, en su historia, ha vencido tanto y en cada desplazamiento nunca se ha sentido solo”.

Dentro de los grupos ultras históricos rossoneri encontramos 3 grupos principales; la Fossa dei Leoni, las Brigate Rossonere y los Commandos Tigre. También han tenido (o tienen) su importancia otros grupos como; la Alternativa Rossonera, los Guerrieri Ultras o el Gruppo Veleno. Existen también otros grupos ultras más pequeños en la historia de la Curva Sud Milano, como por ejemplo; Panthers, Boys Assatanati, Gruppo Nervùs, Gruppo The Bull Dog, Gruppo Avanguardia, Gruppo Barbera, Gruppo Zava, RAMS, etc.

Logo Fossa dei Leoni

La Fossa dei Leoni fue el grupo organizado más histórico del Milan, fundado en 1968. Fue el primer grupo ultra nacido en Italia, según la versión de los propios rossoneri (este honor se lo disputan con los Ultras Granata del Torino, F.C. y con los Ultras Tito de la U.C. Sampdoria).

Nació cuando un grupo de jóvenes empezaron a reunirse en la “rampa nº 18” de los sectores populares del estadio de San Siro, vistiendo, todos ellos, camisetas del Milan y portando banderas y bolsas de confeti. El nombre del grupo fue elegido inspirándose en el apodo dado a un antiguo campo del A.C. Milan.

13

Además, la ubicación del grupo dentro de la curva, encima de la entrada a la popular, daba la sensación de estar en un pozo, o jaula, de leones. En 1972, dejan la “rampa nº 18”,y se mudan a la recta del lateral. En el mismo año, se concibe el que será su famoso himno, sacado de la película “L’ armata Brancaleone” del año 1966, dirigida por Mario Monicelli.

En aquellos años era habitual que en muchas curvas los grupos se identificaran con alguna de las distintas ideologías políticas que existían, la Fossa dei Leoni se identificó con el entorno de la “izquierda”, llevando siempre con ellos una enorme bandera del Che Guevara. Con el paso de los años, la Fossa dei Leoni se convirtió en un modelo para muchos grupos ultras italianos, entrando, además, en la historia del cine italiano gracias a la interpretación que hizo el actor Diego Abatantuono, el “ras della Fossa” en la película de 1982 “Eccezzziunale…. veramente“.

Fossa dei Leoni

La Fossa dei Leoni se disolvió el 17 de noviembre de 2005 a raíz de una controversia relacionada con el robo de una pancarta de la Fossa tras un partido Milan-Juventus, del 29 de octubre de 2005.

La decisión de los líderes de la Fossa de poner fin a la historia del grupo, se produjo dentro de un contexto de amenazas y ataques, entre ultras, en los que la Fossa fue acusada, por otros grupos ultras, de haber solicitado la mediación de la Digos (una división de la policía italiana encargada de los espectáculos públicos) para obtener la devolución de la pancarta robada, comportamiento este, inaceptable de acuerdo con la lógica e ideales ultras.

10257389_708440372528622_9049673365240626065_o

Esta acusación, sin embargo, nunca se ha llegado a demostrar y, según otras versiones, la disolución del grupo se debió a cuestiones de naturaleza política (la Fossa dei Leoni tenía conflictos regulares con otros grupos ultras rossoneri, relacionados con la “derecha”, como por ejemplo las Brigate Rossonere) y económica (control de la gestión de la compra de entradas, merchandising y organización de los viajes siguiendo al equipo).

Después de varios intentos de refundación, nació poco después de la disolución (el 31 de diciembre de 2005) el grupo Guerrieri Ultras Curva Sud Milano en el cual confluyen algunos ex miembros de la histórica Fossa dei Leoni.

Logo Commandos Tigre

Otro de los 3 grupos históricos de la Sud milanista son los Commandos Tigre. Nacidos en 1967 de la unión de otros grupos de tifosi de aquellos años (Commandos Clan y Fedelissimi), los Commandos Tigre se colocan, hasta 1985, en el Distinti Nord (actual primer anillo verde de la Curva Nord). En 1985, se trasladarán al primer anillo de la Curva Sud para formar, con la Fossa dei Leoni y las Brigate Rossonere, la tríada Commandos-Fossa-Brigate que por 30 años guiará la Curva Sud milanista.

Viven el mayor período de crecimiento en el número de socios (alrededor de 2.000 miembros) en la década del Milan de Arrigo Sacchi y Fabio Capello. Actualmente el número es de varios cientos de miembros contando con secciones numerosas en Turín, Brianza y Toscolano Maderno (pequeña localidad de la provincia lombarda de Brescia).

as_ct7475

A día de hoy, siguen siendo reconocibles por los innumerables estandartes con el dibujo del tigre que portan, y por las banderas con el símbolo de “CT” con sus inconfundibles caracteres rúnicos cruzados. Recientemente, han llegado a los 40 años de actividad, estando unidos en el primer anillo a los grupos; RAMS, fundado este en 1984, Fanatic nacidos en la temporada 2008-2009, y los Squadraccia (SQ), grupo nacido en la Curva Sud a finales de los años 80 y mudado a los pocos años al primer anillo azul.

Como resultado de las nuevas normas italianas relativas a la introducción de pancartas en los estadios, la pancarta histórica de Commandos Tigre no está expuesta, en su lugar se cuelgan varias banderas y pancartas con el dibujo del tradicional tigre, el cual siempre han usado en su material, y de las, no menos usadas, iniciales “CT”.

Commandos Tigre

El tercero de los grupos ultras históricos del A.C. Milan son las Brigate Rossonere (BRN), las cuales nacen en los años 60. En su creación participó Antonio Negri (filósofo y político del Partido Radical en los años 80), de la unión de dos grupos que existían anteriormente; los Cava del Demonio (“Mina del diablo”) y los Ultras. Junto con la Fossa dei Leoni y los Commandos Tigre han formado la columna vertebral de la Curva Sud rossonera durante 30 años.

La primera vez que la pancarta de las Brigate fue colgada fue el 19 de octubre de 1975 durante un Bolonia-Milán. En el curso de su historia, las Brigate han seguido al Milan en todos los partidos de Liga, Copa de Italia, Copa de Europa, Copa de la UEFA y otras competiciones en las que ha participado el club rossonero, destacando los desplazamientos a campos rivales como una de las señas de identidad del grupo.

4175478645_dd3e229aa9

En 1995, se produce un hecho que provocaría la mayor crisis del grupo. Las Brigate Rossonere, estuvieron en medio de un triste suceso que ocurrió en los alrededores del estadio de Marassi, en Génova, horas antes de un Genoa, C.F.C.-A.C. Milan, en un enfrentamiento con ultras del Genoa, cuando un joven ultra genoano fue apuñalado en el abdomen por un miembro de un grupúsculo de ultras del Milan (militaban en las BRN), que llegaron a la ciudad de la Liguria, de forma independiente del resto de grupos ultras de la Curva Sud milanista.

Más tarde, este grupúsculo, fue expulsado de las Brigate Rossonere. También la directiva del grupo, como consecuencia de estos hechos, dimitió, salvando con ello a las Brigate de una disolución segura.

calcio01

El 19 de octubre de 2005 celebraron su trigésimo aniversario en San Siro en un partido de Copa de Europa contra el PSV Ehindoven holandés, publicando para la ocasión un DVD conmemorativo. Hoy en día, a pesar de que la Curva Sud se encuentra unificada bajo una sola pancarta, y no se cuelga la pancarta histórica de las Brigate Rossonere, los miembros de las BRN son los líderes de la Curva Sud Milano.

Otros grupos más pequeños han poblado la Curva milanista. El grupo Alternativa Rossonera (ARN) fue el grupo más joven de la Curva Sud. Fundados el 6 de julio de 1994, con el paso de los años, se puso de relieve su protagonismo, cada vez más decisivo, dentro de la Curva, aportando color, iniciativas y presencia, a pesar de haber nacido en un momento de crisis para todos los ultras de la Liga Italiana.

Logo Brigate Rossonere

El nombre derivaba de la concepción de la propia mentalidad del grupo, que se encontraba a medio camino entre la visión de los “Milan Clubes” (las peñas en España) y la visión de los grupos ultras más extremos. Gozaba de numerosas secciones por toda Italia.

En noviembre de 2008, debido a problemas internos del grupo, Alternativa Rossonera ya no formó parte de la Curva Sud en el anillo superior. En la temporada 2009-2010, el grupo se trasladó al segundo anillo verde de San Siro. En marzo de 2011 desaparecieron de esta última ubicación.

Brigate Rossonere

El Gruppo Veleno fue fundado en 1999 por un grupo de jóvenes procedentes de la zona norte de Milán y de la ciudad de Brianza (vecina a Milán), formaban parte de Brigate Rossonere antes de crear el Gruppo Veleno.

Siempre al lado de las Brigate Rossonere en los partidos de casa, y de Commandos Tigre en las trasferte, después de unos seis años de militancia asidua y presencia regular en el segundo anillo azul de la Curva Sud, el grupo se disolvió por razones políticas. Algunos de los ex miembros del Gruppo Veleno (alrededor de 50 miembros) decidieron formar parte de los Commandos Tigre, grupo en el cual siguen en la actualidad.

descarga

Como decíamos, en el año 2005 se fundan Guerrieri Ultras Curva Sud Milano por parte de algunos ex militantes de la Fossa dei Leoni. La idea es que se tengan en cuenta a los “nuevos guerreros rojinegros” (viejos ultras, nuevo nombre), que reine la paz y el acuerdo con el resto de los grupos ultras de la Curva que con tal malos ojos veían los últimos acontecimientos de los compases finales de la Fossa.

Los Guerrieri Ultras han llenado el vacío a la izquierda de la Curva Sud que dejó la extinta Fossa dei Leoni. Al igual que otros grupos ultras italianos, los Guerrieri Ultras no se distinguen por tener, ni mostrar, ninguna ideología política. Su lema no deja lugar a dudas; “Nè rossi (en alusión al comunismo), nè neri (en alusión al fascismo), ma solo rossoneri“. Actualmente es un grupo independiente que tiene como único propósito animar y luchar por una sola causa: el Milan.

Curva Sud Milano logo

Desde el año 2010 (hasta hoy en día), la mayoría de los grupos existentes del A.C. Milan se unieron bajo el único nombre de Curva Sud Milano, agrupación con sede en Sesto San Giovanni, ciudad de la provincia de Milán al noreste de la capital.

Está compuesto por secciones de la antigua Brigate Rossonere (BRN) como, por ejemplo, las de Torino, Toscana, Emilia-Romagna, Nordest, Quarto, Varese, Sondrio, Roma, etc., más otros grupos ultras rossoneri del anillo superior de la Curva.

milanultras-2012

La pancarta del grupo Curva Sud Milano ocupa el frontal principal de la Curva Sud de San Siro, flanqueado por otras pancartas de subgrupos de la Curva como son; Estremi Rimedi, Vecchia Maniera, Ultras 1976, Ragazzi del 99 o MCF 211.

Vídeo con imágenes de tifos históricos de los ultras rossoneri de la Curva Sud de San Siro, acompañadas del sonido de los cánticos más tradicionales y habituales de los ultras del A.C. Milan;

Curva Nord Milano, Ultras Inter

Club: F.C. INTERNAZIONALE MILANO

Ciudad: MILANO (Milán) (1.345.890 habitantes).

Provincia: MILANO (Milán) (3.170.597 habitantes).

Región: LOMBARDIA (Lombardía) (9.909.348 habitantes).

Milán es definida por algunos como la capital económica de Italia. No en vano, Milán es uno de los principales centros comerciales y financieros y una de las ciudades más ricas de toda la Unión Europea, y sede de la Bolsa de Italia. Además, la Feria de Milán es considerada la más importante de Italia y una de las principales del mundo. A parte, es considerada también, como la capital mundial de la moda, y su ópera (Teatro de La Scala) es un referente mundial en su campo.

Ultras Inter logo

Sin embargo, para otra mucha gente, Milán es algo más que eso, es una ciudad que su propio nombre evoca fútbol, simboliza la rivalidad y la pasión en el estadio. Uno de los protagonistas de que esto ocurra es el Inter de Milán, otro, sus ultras, los cuales hacen de su ubicación un auténtico espectáculo de tifos y cánticos, el nombre de su casa; la Curva Nord Milano.

La Curva Nord de San Siro es el sector del estadio milanés donde los tifosi neroazzurri (hinchas negro-azules) se ubican durante los partidos de casa. Los tifosi del Inter se dividen en varios grupos ultras, entre los cuales destacan por su importancia histórica; Boys San 1969, Bulldogs 1988, Brianza Alcoolica 1985, Milano Neroazzurra, Viking Inter o Irriducibili.

FOREVERULTRAS fotomontaje

El concepto de tifosería organizada en el estadio fue introducido en Milán en la época de Helenio Herrera, en los años 60, en los tiempos del “Grande Inter”, este fue el primer equipo capaz de atraer hacia si a grupos de apoyo con organización en la capital lombarda. Los primeros grupos de hinchas organizados para apoyar al Inter fueron los Moschettieri primero, y los Aficionados después.

En la actualidad, el grupo ultra del Inter más antiguo y más importante de los que sobreviven de aquella época son los Boys San, fundados en 1969. Políticamente, los grupos ultras del Inter, tradicionalmente, han tenido posiciones de “derecha”.

Todos los grupos Curva Nord

El grupo fue fundado por la marcha de algunos miembros del “Inter Club Fossati” (el “club” de hinchas interistas más importante entonces), cuyo presidente entre 1966 y 1968 fue Carlo Cerquetti, con el nombre de “Boy” (un niño travieso que había protagonizado varias viñetas que se publicaban en el diario oficial del Inter en aquellos años).

La fecha de nacimiento de los Boys es en enero de 1969 cuando, al regresar de un viaje a Bolonia, algunos de los tifosi del “Inter Club Fossati” no estaban de acuerdo con los miembros de la Presidencia del propio grupo de animación, y deciden separarse para conformar un nuevo grupo independiente. El nombre original del grupo fue 11 Assi, Boys – Le furie nerazzurre (“11 Hachas, Chicos-Las Furias Negroazules”).

Boys San

La primera pancarta del grupo se dejó ver por primera vez en marzo de 1970 en Roma, en un encuentro entre el equipo neroazzurro frente a la S.S. Lazio. De vuelta en San Siro, el mes siguiente, el grupo decide ubicarse en el segundo anillo naranja, en el centro del campo, en la grada lateral en dirección hacia la Curva Nord. En los años 70 las primeras tensiones nacieron, y los primeros enfrentamientos con otros grupos ultras, como con los de la Juventus, F.C. , los de la Atalanta, B.C., los de la U.C. Sampdoria, y sobre todo, con los del A.C. Milan.

Con estos últimos, los enfrentamientos (scontri en italiano) eran feroces, además, la colocación de los tifosi milaneses dentro de San Siro no ayudaba mucho; en aquellos años, en el “Derby della Madonnina” (los Milan-Inter), ambas hinchadas se situaban en el segundo anillo naranja del estadio, en el lateral del centro del campo, los tifosi del Inter cercanos a Curva Nord, mientras que los tifosi milanistas se situaban en la misma grada, mas cerca de la Curva Sud.

Bufandeo

Como esto no tenía ningún sentido, se decidió que los ultras neroazzurri se ubicarían para siempre en la Curva Nord, y los ultras rossoneri en la Curva Sud. Esta es la situación que todavía perdura hoy día, tanto es así que las dos hinchadas han adoptado como nombre la ubicación donde se encuentran.

El año 1981 fue testigo del cambio de nombre del grupo, que se convirtió en la actual Boys San, (SAN son las iniciales de Squadra d’Azione Nerazzurra). Durante los años 80 los enfrentamientos con otros grupos siguieron siendo muy violentos.

Logo Curva Nord Milano

Con motivo de la celebración del “Mundialito” en 1983 (el Mundialito era un torneo no oficial que se disputó en Milán entre los años 81 y 87 en formato bienal organizado por uno de los canales de televisión de Silvio Berlusconi, lo que se viene a llamar una total aberración) los grupos ultras de la ciudad de Milán firman un pacto de no agresión entre ellos, que todavía perdura.

Y que, junto con la llegada de las primeras diffide (una especie de “advertencias” que se van acumulando cuando un ultra es identificado después de unos incidentes por la policía y que en función del número de ellas un hincha puede llegar a no poder entrar en el estadio, teniendo que ir a comisaría durante el tiempo que dure el partido) de la policía, hizo que la Curva Nord centrará su atención en otro aspecto; las coreografías.

Curva Nord Milano

Aunque las coreografías (tifos) nacen allá por los años 70, estas se limitaban al uso de banderas ondeando, en los años 80 van evolucionando hasta convertirse, hoy en día, en el tema de más importancia dentro del campo de la rivalidad entre los diferentes grupos ultras italianos (junto con los cánticos). Las coreografías más importantes de la Curva Nord Milano (también de la Sud rossonera) se dan el día del derbi de la ciudad. Como curiosidad señalar que es en 1985 cuando se crea por parte de los tifosi neroazzurri el primer banderón que ocupa toda el segundo anillo de la Curva Nord de San Siro.

Históricamente, los grupos ultras hermanados con los ultras del Inter son los del Varese Calcio (Curva Nord Varese 98), ciudad cercana a Milán, por la rivalidad de los interistas con los ultras del Como Calcio (eterno enemigo del Varese) que están hermanados con los ultras del A.C. Milan, también, los ultras interistas, están hermanados, a nivel internacional, con los Yomus, los ultras del Valencia, C.F..

inter-curva-nord tifo il cuore

Pero el hermanamiento más especial es el que se tiene con los ultras del S.S. Lazio. Este hermanamiento es sin duda, uno de los más sólidos y más importantes de Italia, ya que tiene sus raíces en la década de los 80 como respuesta a un antiguo hermanamiento (posteriormente roto) entre los ultras de la Roma y los del A.C. Milan. El vínculo se fortaleció aún más en la final de la Copa de la UEFA de la temporada 1997-1998 disputada en París entre los dos equipos, Inter y Lazio.

Para terminar esta entrada el siguiente vídeo con cánticos e imágenes históricas de los grupos ultras interistas, entre los que destacan los Boys San 69, siempre en el centro, y comandando, la Curva Nord Milano;

Giuseppe Bergomi, “Lo Zio neroazzurro”

Hay jugadores que lo dan todo por el escudo que portan, que sienten los colores como un hincha más. Que siempre serán recordados como eternos capitanes por sus respectivas aficiones.

Uno de los jugadores que encajan a la perfección en dicho grupo de futbolistas estandartes es Giuseppe Bergomi, apodado Lo Zio, el eterno neroazzurro, el cuál jugó de manera ininterrumpida en el F.C. Internazionale (Inter de Milán) desde la temporada 1979-1980 hasta la 1998-1999, disputando la friolera de 756 partidos oficiales con la camiseta neroazzurra (negri-azul). Esta es su historia balompédica.

escudo_inter_de_milan

En el inicio de su carrera, a pesar de su corta edad (18 años), fue apodado Lo Zio (“El Tío”), debido a que parecía tener más edad de la que realmente tenía, el bigote que llevaba en esos años era un aspecto habitual en muchos futbolistas de la época. A los 16 años se incorpora al equipo juvenil del Inter.

En la temporada 1979-1980 debutó con el primer equipo, jugando su primer partido con los neroazzurri el 30 de enero de 1980, en uno de los partidos más importantes que un interista pueda jugar en el Calcio italiano, un Inter de Milán- Juventus (el denominado “Il Derby d’Italia“) en Copa de Italia, siendo el resultado final 0-0. Su debut en la Serie A se produciría el 22 de febrero de 1981 en la victoria por 1-2 contra el Como Calcio, convirtiéndose de aquella en el debutante más joven en la historia del Inter de Milán.

Bergomi 81-82

Su primer gol fue en la Copa de Italia, el 6 de septiembre de 1981, en el partido de máxima rivalidad de los interistas, en un Inter-A.C. Milan (conocido en Italia como el “Il Derby della Madonnina“), el partido terminó 2-2, con gol de Bergomi en el minuto 89. Marcó su primer gol con la camiseta neroazzurra en Serie A el 10 de enero de 1982, abriendo el marcador en el minuto 34 en un partido contra el Bolonia, F.C. que terminaría 2-1 para el Inter.

Años después llegarían varios de los momentos más importantes en la carrera futbolística de Bergomi; la temporada 1988-1989 siempre será recordada por el registro que alcanzó el Inter de aquella campaña (todavía intacto). Los interistas ganaron el Scudetto con el récord de 58 puntos (de aquella la victoria valía 2 puntos), 26 victorias, 6 empates, 2 derrotas (una de ellas una vez ya había ganado el Scudetto). También llegarían los primeros títulos continentales; el equipo neroazzurro de la temporada 1990-1991, entrenado por Giovanni Trapattoni, consiguiría la victoria en la Copa de la UEFA.

319419

El éxito se repitió en la 1993-94  y nuevamente en la temporada 1997-98. Consiguen su tercera Copa de la UEFA en 7 años. No obstante, aunque hubiera estas victorias en Europa, en la Liga italiana las cosas no marchaban bien, son años difíciles para los interistas. Bergomi se convirtió en capitán de los nerozzurri en 1992 tras la salida de Giuseppe Baresi (otro eterno neroazzurro), coincidiendo su capitanía con varias temporadas con poco éxito en las competiciones domésticas.

Juega su último partido con el equipo de toda su vida el 23 de mayo de 1999, el último día de la temporada, en un Inter-Bologna, F.C. (3-1). Bergomi se retiró en 1999, cuando el nuevo entrenador interista , Marcello Lippi, le dice que no encaja en sus planes.

Copa de la Uefa Bergomi Inter

El ex capitán del Inter es el jugador que ha acumulado la mayor cantidad de partidos disputados en la Copa de la UEFA con un total de 96, y es uno de los tres jugadores que han ganado dicha Copa en tres ocasiones, los otros dos son su ex-compañero de equipo en aquellos años Nicola Berti y Ray Clemence, ex-portero del Liverpool, F.C. y del Tottenham Hotspur, F.C..

Bergomi ocupa el segundo puesto de jugadores con más partidos disputados con el Inter, precedido actualmente sólo por el argentino Javier Zanetti que le “arrebató” la primera posición años después, y por delante de históricos interistas como Giacinto Facchetti, Sandro Mazzola y Beppe Baresi.

Bergomi con Italia

Con respecto a sus partidos con la selección italiana, Bergomi hizo su debut con la squadra azzurra a los 18 años, el 14 de abril de 1982, contra la ex-República Democrática Alemana (R.D.A.) en Leipzig. Lo cual le convirtió en el jugador más joven en la historia en debutar con la selección nacional.

Es convocado para el Mundial de España de 1982, donde juega tres partidos, incluyendo la final contra la República Federal Alemana, donde Italia conquistaría su tercer Mundial. También participa en el Mundial de México de 1986. Además sería el capitán de los Azzurri en la Eurocopa de Alemania 1988  y en el Mundial de Italia de 1990 ante su gente.

Bergomi

En 1991 llegó como seleccionador al equipo nacional Arrigo Sacchi, quien optó por excluirle definitivamente después de algunos partidos. Bergomi se perdió por ello el Mundial de E.E.U.U. de 1994, y su ciclo en la Selección Italiana parecía cerrado.
Sin embargo, en la temporada 1997-98 hizo una gran campaña y, a pesar de que contaba con 34 años y medio, regresó a la Nacional después de 7 años.

Fue llamado por el seleccionador Cesare Maldini para disputar el Mundial de Francia de 1998. Hizo su debut en el torneo en el tercer partido del grupo, en sustitución de Alessandro Nesta que cayó gravemente lesionado, y jugó como titular los Octavos y Cuartos de Final, en los cuales Italia fue eliminada por Francia en los penaltis.

Bergomi últimos años

Al final de su carrera había disputado en total 81 partidos internacionales con la Azzurra, (marcando 6 goles). Bergomi es junto con Rivera, Albertosi, Zoff, Maldini, Cannavaro y Buffon uno de los futbolistas italianos que ha llegado a jugar 4 Mundiales distintos.

Vídeo-homenaje a Giuseppe Bergomi, Lo Zio, uno de esos futbolistas que debería de ser siempre un referente para todo jugador canterano.