Archivo de la etiqueta: roma

Ghiggia en Maracaná: un sueño de 65 años

Cuando uno lleva los títulos puestos, la fiesta amarga por el final y angustia por el principio. El 8 de julio de 2014 en Minas Gerais, en Belo Horizonte, en el estadio  Mineirão, un 1 a 7 en la Semifinal de su Mundial contra Alemania devolvió a los sucesos del 16 de julio de 1950, en Río de Janeiro, en el estadio Maracaná, a una dimensión humana.

El 2 a 1 de aquella Final contra Uruguay se vio reducido a una escala practicable, entendible y mesurable. Pero lo cierto es que aquel trauma duró 64 años.

AS_Roma_logo_(1997).svg

En el minuto 79 de aquella Final, a pase de Julio Pérez, Alcides Ghiggia le puso un punto y aparte a la historia del fútbol. Extremo menudo y elegante, Ghiggia, que haría fortuna en el fútbol italiano, fue la pierna ejecutora de un colapso nacional y el héroe de un país que es, en sí mismo, fútbol.

En Uruguay, donde hay más futbolistas que habitantes, aquel título en casa del gigante fue el refrendo de un dominio insólito sobre toda una era del juego enmarcada entre dos victorias mundiales con veinte años de diferencia: 1930, disputado en Uruguay y ganado, otra vez simbólicamente, a Argentina por 4 a 2, y 1950.

Alto y rápido, elástico y finísimo, Andrade, half derecho, fue el primero ídolo negro del país, ascendido a icono popular por su carácter perdulario que contrastaba con el aplomo, elegancia y concisión de movimientos sobre el campo. Andrade, ajustado a la leyenda, murió alcoholizado, medio ciego y miserable.

El mito, a veces, obliga a demasiado. El único recordatorio en la década de los 50 de “La maravilla negra” era la presencia de su sobrino, Víctor Pablo Rodríguez Andrade. Half izquierdo de Peñarol y campeón en Maracaná.

0001544008

El equipo del 30 era la cima de una selección campeona olímpica en París en 1924, de América en Chile en el 26 y de nuevo olímpica en Amsterdam en 1928. La lideraba el tremendo central José Nasazzi y contaba con una tripleta de atacantes que fue la mejor de la década de los 20 – Perucho Petrone, El Loco Romano y Héctor “El Mago” Scarone-, pero el más querido era José Leandro Andrade, “La maravilla negra”. Hijo de una argentina y un esclavo negro huido del Brasil.

Tío y sobrino, veinte años, eran la ligazón sentimental de un fútbol, el uruguayo que es todo orgullo y sentimiento. Un fútbol de resistencia y grandeza donde cada campeonato, cada partido, cada gol, cada carrera, cada pase y cada choque son una reivindicación nacional. La base de la selección de Brasil era “La Máquina”, el Peñarol invicto del 49 que entrenaba el húngaro Imre (Emerico) Hirschl.

1701099_big-lnd

El portero Roque Máspoli, la “escuadrilla de la muerte” – Ghiggia, Hohberg, Míguez, Schiaffino y Vidal– y  Obdulio Varela, a quien se conocía como “El negro jefe” o “El caudillo”. Era el epítome del jugador uruguayo presente, pasado y futuro: una roca humana, carismático y valiente, ganador y honesto.

Varela no era un capitán, era el capitán; el que dijo que cómo iba a tener miedo de jugar en Maracaná con lo campos en lo que él había jugado de muchacho. Tampoco era un 5, era el 5. Un ancla en el medio del campo, el hombre a quien todos miran dentro y fuera del vestuario, el de los huevos en la punta de los botines y los espectadores de palo, el de ganarles a “estos japonés”, el que secó al wing derecho Zizinho y el que cortó el partido tras el gol de Friaça en el minuto 2 de la segunda mitad a base de protestarle al árbitro inglés.

alcideghiggia

Cuatro años después del Maracanazo, quizás ensombrecido por aquella proeza, aquel punto de giro de la historia. La misma, o casi la misma Uruguay, cayó en la Semifinal del Mundial de suiza. Lo hizo por 4 a 2 frente a la Hungría de los magiares mágicos, el equipo de oro de Puskás, Czibor, Kocsis o Hidegkuti, en uno de los mejores partidos de la historia. “Hemos derrotado no solo al mejor equipo de este mundial sino al que jamás nos haya enfrentado”, dijo el entrenador húngaro Gyula Mandi.

Puskás, lesionado en “La batalla de Berna” frente a Brasil, no pudo jugarlo; Kocsics marcó el tercero y el cuarto en dos minutos; Schiaffino topó dos veces con la madera; los uruguayos afirman que si Varela, ya con 37 y lesionado frente a Inglaterra en Cuartos hubiese podido jugar, habrían ganado también aquel Mundial.

andrade3

Hungría, fundida y demasiado favorita, como Brasil cuatro años antes agarrotada por la responsabilidad, cayó en la final ante la Alemania de Fritz Walter por 2 a 3. Míticos y malditos, Hungría se puso a esperar a la Holanda de los 70 en el panteón de los mejores equipos que nunca ganaron un Mundial.

El 54, pese a todo, era la prórroga a la grandeza de una generación portentosa que habían ido saliendo del fútbol uruguayo hacia Brasil, Argentina o Italia, como Schiaffino o Ghiggia, quienes incluso llegarían a vestir la camisola azzurra. Schiaffino, que marcó cinco goles en los cuatro partidos del Mundial, uno de ellos el empate a uno en Maracaná a pase de Ghiggia, era como un alambre.

equipo 4

Flaco y veloz, de pierna exquisita, era la cabeza del ataque de Peñarol y de la selección. Fichó por el Milán tras su exhibición en Suiza en el 54 y allí ganó tres Ligas y quedó subcampeón de la Copa de Europa. Cerebral, fue retrasando su posición, volviéndose parsimonioso e impasible según perdía velocidad e imponía su técnica, primero al centro del campo en Milán y después como líbero en la Roma, donde ganó la Copa de Ferias del 61.

En aquel equipo entrenado por el argentino Luis Carniglia, que venía de ganar dos Copas de Europa consecutivas con el Real Madrid, estaba también Alcides Ghiggia quien fue ídolo romanista e hizo el camino contrario a Schiaffino para retirarse en el Milan.

Escuadrilla

Ghiggia era (o parecía ser) la contrafigura de Varela. Donde uno era volcánico y mercurial, jugador intuitivo, el otro era gélido e imperturbable (si bien salió de Uruguay camino de Italia en el 52 tras cruzarle la cara a un árbitro). Tal vez por ello en mitad del Maracaná al cual Varela pegó fuego, emergió, impoluto, Ghiggia que ocultaba el temperamento tras su bigote de galán famélico.

Cosido a patadas, atravesó quirúrgico la banda para amagarle el tiro a Barbosa, el portero brasileño réprobo para siempre, y sacar un centro hacia Schiaffino en el primer gol y para amagar un centro a Schiaffino y reducirlo todo a cenizas el segundo cuando Barbosa dio el paso que nunca se debe dar.

world-champion-1930-uruguay-with-the-famous-t-model-ball-1366282901

Ghiggia dejó muertos a Bigode y Juvenal en la carrera, puso la pelota dentro y solo se oyó eso que tantas veces se ha llamado el silencio helado, eso que conmovió hasta a los propios jugadores uruguayos y que hizo que Ghiggia, que nunca miraba la grada, la mirase pensando, tal vez, que todo el mundo había desaparecido de golpe: un estado callándose, una ciudad callándose, un país callándose, todo de golpe.

Alcides Gigghia esperó a morirse a que pasaran 65 años del Maracanazo. Esperó a que una debacle mayor devolviese la humanidad al mito. Espero a ser el último superviviente del Maracanazo porque él lo había causado. Esperó a que fuese 16 de Julio para que la historia rimase.

ghiggia9

Curva Nord Gabriele Sandri, Ultras Lazio

Club: S.S. LAZIO

Ciudad: ROMA (Roma) (2.796.102 habitantes).

Provincia: ROMA (Roma) (4.197.209 habitantes).

Región: LAZIO (Lacio) (5.757.022 habitantes).

Tradicionalmente, la mayoría de los hinchas de la S.S. Lazio proceden, por una parte, de la propia ciudad capitolina (Roma), pero sobre todo, de las 5 provincias que conforman la región del Lazio (Viterbo, Rieti, Roma, Latina y Frosinone). Los más conocidos miembros de la hinchada biancoceleste son los grupos ultras laziali que pueblan la Curva Nord del Olímpico de Roma. Esta es la historia del movimiento ultra de la Lazio.

Pegatina Ultras Lazio

La Curva Nord de la Lazio se puede considerar, de pleno derecho, una de las Curvas más importantes dentro del panorama del tifo italiano (y por tanto mundial). Compacta, sólida, incansable en el apoyo al equipo, lista para salir a la calle en defensa de la Lazio y de la lazialità. Siempre presente independientemente de la situación del equipo; en la Serie B como en la Copa de Europa.

El apoyo y la calidad, están siempre presentes, como uno de sus irrenunciables objetivos. Muchos tifosi han visto como muchos otros han dado lustre, y tirado del carro de la defensa de los colores laziali. El reloj corre, los tiempos y los nombres cambian, pero la vieja Curva Nord siempre está ahí, con una fuerza explosiva para apoyar a la Lazio en las buenas y en las malas.

Eagles Supporters

1973 es el año en que comienza la historia de los tifosi organizados de la Lazio. Coincide con el milagro de Tommaso Maestrelli (el entrenador del primer Scudetto en toda su historia del equipo biancoceleste, en la temporada 73-74), con una Lazio que era capaz de restaurar el orgullo de una base de tifosi acostumbrados más a las derrotas que a las victorias.

Ese equipo que enamoró a todos aquellos que tenían un poco de la Lazio en el corazón. Los Chianaglia, Re Cecconi, Wilson, Pulici, D’Amico y todos los demás, que fueron capaces de llenar el estadio todos los domingos. Pero para los tifosi no fue suficiente, y surgieron las primeras trasferte en masa, los primeros cánticos organizados y la multiplicación de las banderas en la Curva.

Eagles Lazio Logo

A finales del año 1974 aparecen los primeros grupos laziali que podemos definir como ultras, son los Commandos Monteverde y el grupo Ultras. Cientos de jóvenes, organizados y dispuestos a ser vistos y escuchados para apoyar a una Lazio activa y convincente. Su Curva fue la Sud y todos los domingos luchaban con otros tifosi laziali para ganarse una porción, en un lugar central, dentro de la Curva donde se situaban.

El fenómeno de los tifosi ultras organizados había comenzado y fue implacable en su crecimiento. Mientras tanto, la fuerza de la Lazio se desvanece, lo cual hace que el estadio pierda asistencia; tendencia contraria a la de los primeros ultras biancoblù (blanquiazules), estos aumentan en número de miembros y se crean nuevos grupos.

Eagles Supporters

Los más importantes fueron: las Brigate S.Giovanni, la Folgore, los Golden Boys, el Nucleo Armato Biancazzurro, los Vigilantes, los Commandos Aquile S.Basilio Talenti, los Tupamaros, los Marines, los Leopard, los Boys, algunos de ellos como por ejemplo los Vigilantes, se situaban ya en la Curva Nord, la que acabaría siendo el hogar de todos los ultras laziales.

El siguiente paso fue lo natural, reunir a todos estos grupos en uno solo: fuerte, numeroso y organizado. Así nació una asociación llamada G.A.B.A. (Gruppi Associati Bianco Azzurri), aunque muchos preferían autodenominarse Gruppi Armati Bianco Azzurri. Los capos de los G.A.B.A., con la colaboración de Tonino Di Vizio (directivo de los Clubes de tifosi laziali), fueron capaces de actuar conjuntamente de cara a la fundación de Eagles Supporters, uno de los grupos ultras históricos laziales, cuyo nombre había sido escogido por ser el águila el símbolo del equipo.

Eagles Lazio

En un Lazio-Juventus en 1977, aparece en la Curva Sud su primera pancarta de no menos de 54 metros, las más larga de su tiempo. La cual se mostró en la intro, durante más de diez años, de uno de los programas futboleros más famosos de la televisión pública italiana, el recordado “90º Minuto” (un “Estudio Estadio” a la transalpina).

El trabajo todavía no estaba completo sin embargo, ahora se necesitaba una ubicación con la que identificarse, y para poder hacer esto es preciso no compartir una misma Curva con nadie (La Curva Sud era también la curva romanista). La decisión en principio fue rechazada, pero al final, el 9 de diciembre de 1979, durante un Lazio-Udinese, los Eagles se movieron a la Curva Nord, haciendo de ella el hogar de los ultras laziales para siempre.

Bufandeo Irriducibili

Los ultras de los Eagles marcaron una época. Pudieron con su voz y su apego reunir a todo el equipo, cuando fue diezmado por las detenciones de los actores involucrados en el primer escándalo de apuestas en los años 70 y 80. D’Amico, Lovati, un grupo de jóvenes de la Primavera y algunos de los Eagles fueron capaces de salvar a la Lazio, al menos, en el campo.

Cánticos continuos, decenas de tambores, grandes banderones, humo, viajes y escenas míticas son el resumen de aquellos tiempos espectaculares. Los ultras de los Eagles existieron en paralelo con una Lazio mediocre, fueron capaces de llegar a enraizar el sentimiento lazial a la vez que se consolidaron como uno de los grupos más importantes de Italia.

cmlot5

Los Eagles también destacaron por las numerosas secciones que tenían en otras ciudades italianas tales como Reggio Emilia, Vicenza, Trapani, Potenza, Cosenza, Padova y otras. Con los años, alrededor de los Eagles, fueron surgiendo otros grupos ultras laziali, algunos muy importantes, como el C.M.L ’74 o los Viking.

Al igual que todos los fenómenos de masas, el mundo ultra tiene su propia evolución. Es así como se configuraría un nuevo grupo, compuesto en su mayoría por ex Eagles. Se distingue de los demás grupos ultras en la forma de tifare, más a la inglesa, con más estandartes, y sin tambores.

Estandartes en CurvaNord

Es el 18 de octubre de 1987, en un Lazio-Padova, cuando en la Curva Nord un centenar de ultras se sitúan sobre una de las bocagradas y cuelgan una nueva pancarta que dice Irriducibili.

El nuevo grupo rápidamente se muestra unido y con fiereza, su primera misión es recuperar la mentalidad ultra, que últimamente parecía haber abandonado incluso a los miembros de los Eagles, grupo el cual, es visto con una propuesta ultra pasada de moda. En poco tiempo, el camino tomado por los Irriducibili resultó ser el correcto.

fm12-118

El grupo hizo un llamamiento a todos los jóvenes laziali, por lo que en poco tiempo, del centenar que estaban al principio, se convierten en unos pocos miles, arrebatando la dirección de la curva a los Eagles.

Son inevitables en este punto, las diferencias entre los dos grupos, la vitalidad y frescura de los Irriducibili atraen cada vez más a los jóvenes biancazzurri. En un Lazio-Sampdoria de la temporada 1992-1993, los dos grupos después de una serie de insultos mutuos, llegan al choque. Un poco más tarde los Eagles deciden disolverse, desaparece el histórico grupo ultra lazial de la Curva Nord.

Logo Irriducibili

Mentalidad extrema, compromiso, independencia, siempre alerta y listos para apoyar a la Lazio. Son las características que han hecho que los Irriducibili tengan una reputación y una buena consideración dentro del movimiento ultra. El grupo se pone de moda, alguna de sus iniciativas, por ejemplo, la forma de tifare a la inglesa, a menudo son copiadas por otros grupos. Magistrales son sus tifos en el “Derbi Romano”, así como la cantidad de pancartas-mensaje desplegadas en la Curva Nord.

Los Irriducibili tuvieron un papel clave en el año del segundo campeonato italiano que ganó la Lazio en su historia, en la temporada 99-00, y también, durante los años posteriores a la era Cragnotti (ex-presidente de la Lazio en la época derrochadora del club de finales del siglo XX y principios del XXI), cuando la Lazio tenía la seria amenaza de desaparecer, tragada por su descontrolada deuda.

derby-curva-nord-tifosi

El protagonismo de los Irriducibili en las manifestaciones convocadas en las plazas romanas, que atraían a decenas de miles de tifosi laziali favorecieron la salvación definitiva del club biancoceleste.

El 11 de noviembre de 2007 se produce un hecho que convulsionaría la Curva, es asesinado a manos de un agente de policía el ultra lazial Gabriele Sandri, a quién está dedicada actualmente el nombre de la Curva Nord. Como homenaje, también la imagen de Gabriele Sandri en una pancarta, está colocada en la parte baja de la Curva Nord en todos los partidos.

Viking Lazio

Con la muerte de Gabriele, la realización de la pancarta con su imagen, y con motivo, tiempo después, del “Derbi Romano”, representantes de Irriducibili de la Nord lazial y representantes de sus eternos enemigos, los ultras romanistas (en este caso del grupo Ultras Romani de la Sud romanista), junto con los capitanes de la A.S. Roma (Totti) y de la S.S. Lazio (Rocchi) rindieron tributo al ultra lazial fallecido minutos antes del comienzo del partido.

Produciéndose una de esas imágenes características del movimiento ultra italiano cuando la situación lo requiere; unidad de grupos ultras enemistados entre sí, contra los enemigos exteriores comunes.

LAZIO-ROMA

En marzo de 2010, los Irriducibili dejan el liderazgo de la Curva Nord lazial después de 23 años, dejando la gestión de la Curva en manos de ex-miembros de otros grupos ultras laziales que se habían ido formando en los últimos años, como Banda Noantri o In Basso a Destra. Estos grupos se disolvieron formalmente por las numerosas diffide (advertencias de la policía), siguiendo estando presentes bajo otras pancartas con otros nombres.

Se crea una alianza entre todos los grupos históricos de la Nord respecto a las decisiones y la gestión de la misma, todos se reunirán bajo el nombre de Ultras Lazio Curva Nord, con el apoyo de otro grupo importante lazial, la Associazione Sodalizio, situados estos en la Tribuna Tevere del Olímpico de Roma, lugar históricamente utilizado por otro grupo lazial, los Veterani. Actualmente esta es la situación de la Curva Nord Gabriele Sandri.

800px-Tifosi_curva_nord_lazio

Históricamente, los tifosi de la Lazio, y sus ultras, han tenido (y tienen) una orientación política de “derecha” (en Italia se conoce a los laziales como partidarios de “destra sociale“), hecho este, entre otros, que hace que estén hermanados con los tifosi del Inter de Milán y con sus ultras de la Curva Nord Milano, resultando ser, uno de los hermanamientos más famosos y antiguos del país.

Vídeo con imágenes y cánticos históricos de la Curva Nord del Olímpico de Roma, una de las Curvas más conocidas de Italia y ubicación tradicional de los ultras de la Lazio;

Curva Sud Roma, Ultras Roma

Club: A.S. ROMA

Ciudad: ROMA (Roma) (2.796.102 habitantes).

Provincia: ROMA (Roma) (4.197.209 habitantes).

Región: LAZIO (Lacio) (5.757.022 habitantes).

Hay una Curva en Italia que representa en esencia ella misma la historia del movimiento. Es la Curva Sud del Olímpico de Roma, la Curva Sud de la A.S. Roma. Esta es su historia.

adesivi_Ultrà Roma 22

Los orígenes de lo que acabaría siendo la histórica Curva Sud romana se sitúan a finales de los años 60. En 1967 nació el grupo de tifosi Guerriglieri della Curva Sud. Este grupo de animación solía ocupar el último muro que rodeaba la tribuna Monte Mario del Olímpico. En 1971, los tifosi giallorossi dan un nuevo impulso, esta vez decisivo para los pocos grupos que existen.

Estos pequeños grupos no están relacionados entre sí y son independientes el uno del otro (como el Casal Bertone, Primavalle “Giuliano Grajilla”, Testaccio, Arco del Triunfo, Milano) se añadieron al poco tiempo; Viale Somalia, Monteverde, Montesacro, Pietralatra, Puente Tímido, Esquilino.

Fedayn Roma

Los grupúsculos de tifosi (todavía no se les puede considerar ultras) de esa época que están en la Sud romanista se autodenominan con el nombre del barrio de la capital o ciudad de procedencia de sus miembros. Es en ese año cuando nace el “Centro Coordinamento Roma Club” para intentar coordinarse entre todos.

El año siguiente, en 1972, se crearon dos de los más importantes grupos de ultras romanistas (y que a día de hoy siguen en la brecha): Fedayn y Boys. El primero nació oficialmente en marzo de 1972 durante el partido Roma-Varese, la mayoría de sus miembros procedían del barrio romano de Quadraro.

adesivi_Fedayn-07-590x378

Los Boys (también llamados Le furie giallorosse) nacen en 1972 por iniciativa de Antonio Bongi, con la ayuda de Renato Faitella y Fausto Josa, dirigentes del “Centro Coordinamento Roma Club”. En un primer momento se sitúan en la Curva Nord del Olímpico. A diferencia del resto de grupos giallorossi los Boys destacan por ser jóvenes procedentes de la clase media de la ciudad capitolina.

Unos años después, en 1977, la Curva Sud reunía un gran número de grupos, pero todos muy divididos. Estaban formados principalmente por gente asociada según el barrio de procedencia, cada uno cantaba sin una verdadera coordinación.

Boys Roma

Enero de 1977 será una fecha clave en la historia de la Curva romanista y del mundo ultra en general, ya que, siguiendo el ejemplo de los primeros grupos ultras que ya existían en Italia, los pequeños grupos que poblaban la Curva (Guerriglieri della Curva Sud (1967), Pantere, Boys (1972), Fossa dei Lupi) deciden unirse: nace el Commando Ultrà Curva Sud (CUCS).

El Commando de entonces ya era un grupo ultra en todos los sentidos, en casa eran fácilmente distinguibles detrás de la pancarta que ocupaba casi toda la curva del Flaminio (estadio romano en dónde la A.S. Roma jugó algunas temporadas) mientras que en los desplazamientos llevaban a menudo una pancarta más pequeña con el escrito “Ultrà Roma” (esta es una de las pancartas históricas del movimiento en Italia).

Curva Sud Roma Banderas

El capo en aquellos tiempos era Geppo, respetado completamente por toda la curva. Del 1977 al 1987 el CUCS hizo escuela en Italia y en el mundo: tifo continuo y compacto a la vez que innovador tanto en casa como en los desplazamientos, una gran unión entre todos los miembros del grupo y algo que ahora es casi impensable: absolutamente ningún tipo de relación con el club.

Los problemas llegan a la Curva en el verano de 1987, con el fichaje de Manfredonia. La Curva Sud antes de su llegada, estaba totalmente unida pidiendo al presidente del club (Dino Viola) que no lo comprase, debido a sus declaraciones en contra de los tifosi de la Roma, además de haber estado condenado por vender partidos del equipo en el que siempre había militado: la S.S. Lazio (el eterno enemigo de los giallorossi).

cucs-roma-anni-80

Aparecen en la curva dos pancartas de 50 metros en las que los ultras demuestran su unión en contra del fichaje: “Viola, no nos vomites a Manfredonia” y “Viola, compra a todos excepto a los vendidos”, finalmente el presidente decide ficharlo con lo que la Curva Sud irremediablemente se resquebraja.

El CUCS se divide en dos; la mayor parte de los fundadores dan vida al GAM (Grupo Anti-Manfredonia) que de hecho sería el CUCS “histórico”, mientras la otra parte de los fundadores fundan el Vecchio CUCS.

Curva-Sud-romagenoa9394cucs

El Vecchio CUCS opinaba que, siendo ya Manfredonia jugador de la Roma no debía ser pitado y así pensaba la mayoría de la curva. El CUCS-GAM, al contrario, quería permanecer fiel a su línea de conducta inicial y con sus pancartas:  “Manfredonia traidor, no te querremos nunca”, protestaron desde la pretemporada y durante buena parte del campeonato.

Los incidentes más graves acontecen en un A.S Roma-Genoa, C.F.C. de Copa de Italia de 1987 cuando el CUCS-GAM muestra una pancarta con el escrito: “Indigno, quítate esa camiseta”, se desencadena una tumultuosa pelea entre cientos de personas e incluso se producen un par de apuñalamientos.

Curva Sud Roma

El CUCS-GAM (muy criticado por la Curva cuando protestaba contra Manfredonia) se llevó la peor parte. A partir de este momento todo cambia, todos los grupos vuelven a sus posiciones originales: los Fedayn no siguen más los cánticos y tifan por su cuenta, los Boys vuelven a sacar su antigua pancarta.

El CUCS-GAM para defenderse del Vecchio CUCS que reclamaba la paternidad del CUCS registra en un notario el nombre del Commando y se abstiene de animar cuando está Manfredonia en el campo. Finalmente las protestas terminan cuando el jugador pide perdón públicamente.

Logo CUCS

Pero en esta época la división es completa y de nada sirve que el jugador deje de jugar por problemas cardíacos. El ala más radical del CUCS-GAM se distancia formando Opposta Fazione, grupo que rechazaba toda relación con los demás grupos que habían traicionado los ideales ultras. La política entra en la Curva y la Sud con fama de “izquierdas” en los años 70, se desplaza cada vez más hacia la “derecha”.

Se vuelve a “tifar” de forma bastante compacta a pesar de que gran parte de los viejos ultras abandonan la Curva bastante disgustados por los últimos acontecimientos. Los más radicales del CUCS, que ya no se ven representados por el grupo, dan vida a una infinidad de pequeños grupos que se forman según la ideología política (da lugar a que aparezcan las primeras cruces célticas) y las amistades. En la temporada 93-94 el Commando se reunifica “por el bien de la Roma” pero el grupo vive un declive lento pero constante y no consigue alcanzar niveles anteriores.

CUCS Roma

La situación cambia radicalmente en el primer partido en casa del campeonato 1999-2000, el CUCS es desplazado por los A.S. Roma Ultras (grupo que nace en la temporada 95-96 de la unión de SAG, Mods Roma y los más jóvenes de Fedayn) con el apoyo de la mayoría de grupos de la Curva. Además, otros grupos como Opposta Fazione, Vecchia Guardia y Fegati Spappolati también pasan a formar parte de los A.S. Roma Ultras.

El CUCS no desaparece en ningún momento de la Curva pero pasa a un segundo plano sin mostrar ningún tipo de pancarta ni distintivo. Los inicios de la andadura de la nueva época de la Curva son muy duros, aunque poco a poco los A.S. Roma Ultras se van asentando y la Curva empieza a mostrar una clara mejoría con respecto a los últimos años del CUCS.

ULTRA ROMA

En la temporada 2003-04 los A.S. Roma Ultras no cuelgan pancarta, desaparecen. Años más tarde se producen nuevos intentos de unificar la Curva Sud. Uno de los grupos que habían nacido en los años anteriores (Tradizione Distinzione) promueven la idea de crear un grupo que aglutine a todos los demás. Es el proyecto Curva Sud 1973. Pero el proyecto, con el paso de los meses, se acaba reduciendo a una pancarta, no se consigue la deseada unión.

En la actualidad la Curva Sud sigue estando un tanto desunida en comparación con los mágicos años de los CUCS, y cada grupo es independiente del otro. No obstante, grupos históricos como Fedayn y Boys siguen al pie del cañón. Otros grupos actuales son; Giovinezza, Padroni di Casa, Stirpe Romana Ultras, etc.

tifo AS Roma

Esta es la historia de la Curva más influyente y carismática de Italia. Esperamos que en un futuro puedan volver a ser lo que fueron, que retorne la época dorada del Commando Ultrà Curva Sud (CUCS).

Fotos y cánticos históricos de la Curva Sud Roma, Ultras Roma. Los originales, los auténticos, los número uno;

Roma-Torino, La Roma campeona. Scudetto 82-83

El entrenador Nils Liedholm dirigió el equipo que tuvo como puntos fuertes al capitán Agostino Di Bartolomei, el delantero Roberto Pruzzo, al centrocampista brasileño Paulo Roberto Falcão, y por último, pero no menos importante, al mítico Bruno Conti, el conocido como “Alcalde de Roma “, el número 7 de la Roma y ganador de 5 Copas de Italia en el período 1980-91 en los años 80, así como Campeón del Mundo en 1982 con Italia, liderando el centro del campo azzurro.

Un equipo con una plantilla casi inmejorable.

AS_Roma_logo_(1997).svg

La temporada 82-83 es recordada por todos los romanistas, lógicamente, ya que es considerada como una de las pocas ligas en la cual la Roma demostró mayor potencial sobre sus rivales, manteniéndose prácticamente toda la temporada en la parte superior de la clasificación.

No es una metáfora, desde la sexta jornada hasta el último día, la Roma estuvo todos los días ella sola en el primer puesto de la clasificación, ganándose, aquel equipo, un lugar privilegiado en el corazón de cada hincha giallorosso.

roma_s10_800x600

El partido decisivo tuvo lugar en el Olímpico de Roma, contra el Torino. Era la última jornada (jornada 30), en aquellos años solo jugaban 16 equipos en Serie A.  El partido de la primera vuelta en Turín terminó en empate.

Todo el estadio vestía sus mejores galas. Deseando, después de tantos años, volver a ser campeones de la liga italiana.

Scudetto

Suena el silbato y comienza el partido, los dos equipos luchan por conseguir su espacio en el campo, con protagonismo para ambas defensas, no se llega a la meta rival. Hasta el minuto 20, cuando Roberto Pruzzo marca un gol desde el punto de penalti, con un tiro a la derecha de la portería, dándole a los romanistas una razón para seguir luchando por el Scudetto.

Después de 15 minutos de disparos fuera y de oportunidades perdidas, pero de fuerte determinación por parte del equipo romano, viene el tiro de Falcão, por lo menos 2 metros y medio fuera del área con el portero acercándose al atacante. El balón toca las manos del portero, y el potente disparo se dirige hacia la puerta, a continuación, toca el palo izquierdo para acabar en la red.  Increíble, los seguidores giallorossi no se lo creen, una gran alegría, tan sólo se llevan 35 minutos.

Finaliza el primer tiempo, todos al vestuario.

roma

Durante casi todo el segundo tiempo la Roma decide jugar a la defensiva, tratando de mantener en su casa el 2-0, aunque en ocasiones intenta adentrarse en los dominios de los granata.

En el minuto 82 llega el gran susto, Hernández, del Torino, marca. Sin embargo, los jugadores romanistas deciden volver al ataque, en lugar de encerrarse y mantener el resultado que les haría campeones, optan por el fútbol de ataque que habían desplegado a lo largo del campeonato. Y, de hecho, exactamente 4 minutos más tarde, el legendario Bruno Conti marcó el gol que decidirá el destino de toda la temporada, 3-1 para los capitolinos.

Scudetto-1983-Roma-300x181

Imposible describir aquella tarde con palabras, la Roma volvía a ser campeona del Scudetto 41 años después. Y para mayor gloria, dejando en el segundo puesto de la clasificación a uno de sus mayores enemigos históricos; la Juventus de Turín, y principal rival de los romanos en aquellos años.

Aquí os dejo con las imágenes de aquel día inolvidable para la hinchada romanista, para la mítica Curva Sud del Olímpico;