Archivo de la etiqueta: serbia

OFK Belgrado

Cuando el Beogradski Sportski Klub (BSK) (actual OFK de Belgrado) llegó a dominar los campos de fútbol del Reino de los Serbios, Croatas y Eslovenos (1918-1929), desarrolló una base de hinchas importante, siendo el club más popular de aquella época tanto en Belgrado, como en toda Serbia. A lo largo de las varias guerras que han tenido lugar en la zona desde la fundación del BSK en 1911, la turbulenta historia del club (que se corresponde con la volátil historia de los Balcanes en general), ha producido efectos adversos en la asistencia a los partidos del OFK de Belgrado a lo largo de las décadas.

Siendo muy poca la afluencia de público a sus partidos en la actualidad, debido a dichas guerras y a las consecuencias que estas han tenido en las propias competiciones de fútbol (como la fundación de nuevos clubes vinculados al poder de cada momento). Resultando de todo ello que la hinchada del OFK sea muy reducida en número, en comparación a los dos grandes equipos de la capital serbia; el Estrella Roja y el Partizán (fundados ambos en 1945). Esta es la historia del OFK, la historia de los “Romantičari” (“los Románticos”).

Escudo OFK_Beograd

El OFK Belgrado (en cirílico y en serbio: ОФК Београд) es un club de fútbol serbio, del barrio de Karaburma en Belgrado, en el lado noreste de la capital serbia. Fue fundado en 1911, disputa sus partidos como local en el Omladinski Stadion y juega en la Superliga Serbia, la Primera División del país. El nombre completo del club es Omladinski fudbalski klub, que significa “Club de la juventud”, y forma parte de la sociedad OSD Belgrado. El club ha ganado la Liga yugoslava en 5 ocasiones, todas ellas en los años 1930, que son considerados como la época dorada del OFK. También cuenta en su palmarés con cinco Copas de Yugoslavia. Su mayor logro en competiciones internacionales fue una semifinal de la Recopa de Europa en 1963.

El club fue fundado en 1911 como Beogradski Sportski Klub (en serbio y en cirílico: Београдски Спортски Клуб) o Club Deportivo de Belgrado, uno de los clubes de fútbol más destacados en el Reino de Serbia y más tarde del Reino de Yugoslavia. También fue el club más exitoso entre 1923 y 1941, época considerada como la primera época dorada del club con cinco títulos de campeón nacional. El BSK jugó su primer partido el 13 de octubre de 1911 contra el Šumadija de Kragujevac y ganó 8-1.

OFK 1940

En 1945, después de la Segunda Guerra Mundial, el club se restableció con el nombre de “Metalac” por sus ex miembros. El club llevó el nombre hasta 1950, cuando fue renombrado otra vez BSK . En 1957 el nombre se modificó a Omladinski fudbalski klub (El Club de la juventud), más conocido por sus siglas OFK, nombre que se ha utilizado hasta la actualidad.

A partir de 1953 comenzó una segunda edad de oro para el OFK que se extendería durante dos décadas. En ese año el club había ganado la Copa de Yugoslavia, a la que siguieron otras tres en 1955, 1962 y 1966. El club fue subcampeón nacional en dos ocasiones, en 1955 y en 1964, y apenas bajó de la sexta posición en la tabla de la liga durante esa época. Mientras tanto, el club había cambiado su nombre una vez más. En 1957, el club fue bautizado OFK Beograd y una vez más intentaron atraer espectadores al estadio, especialmente los más jóvenes, que acababan optando por el Estrella Roja o Partizán, los equipos ya hegémonicos en aquellos años. En ese momento, los jugadores jugaban un fútbol atractivo y ofensivo, por lo que les sirvió para ganarse el apodo de “Romantičari” (los “Románticos”).

e0b878f9b4

Las décadas de 1960 y la primera mitad de la década de 1970 fueron años de cierta gloria europea. El OFK Beograd había participado en ocho ocasiones en competiciones europeas. Su mayor éxito llegó en la Recopa de Europa de la temporada 1962-63, jugando en la semifinal contra el Tottenham Hotspur, el futuro campeón. En las rondas anteriores habían eliminado al S.C. Chemie Halle de Alemania Oriental (5–3 en el global), Portadown (7–4) y el Napoli italiano, al que eliminaron en un desempate (3–1) tras empatar en el global a tres goles.

Los “Romantičari” no fueron capaces de aprovechar su éxito en la escena nacional y europea. Después de varias exitosas temporadas, se produjo una caída repentina. El OFK Beograd fue perdiendo poco a poco su brillo durante la década de 1980, donde el club alternó temporadas en primera división y en segunda. El club volvió a ofrecer sus mejores resultados en la década de 1990. La cuarta posición en 1992 y 1994 son los mejores logros del conjunto del barrio belgradense de Karaburma.

Ofk_Belgrade_stadion.OFK

En los últimos años, y ya en el siglo XXI, el OFK ha disputado competiciones internacionales en varias temporadas. En el verano de 2003 el club regresó a las competiciones europeas. Se jugó la Copa Intertoto de la UEFA, en la que el OFK goleó a los estonios del F.C. Narva Trans con un marcador de 6-1, pero la UEFA anuló el resultado a causa de una bomba de humo que se lanzó al campo desde la grada durante el partido. Más tarde se descubrió que se trató de un acto de un hincha del actual mayor rival del OFK en la ciudad, el Rad de Belgrado, furioso porque su club fue relegado a la Segunda División por cuestiones extradeportivas. Por consiguiente, sólo contó el resultado del segundo partido. El OFK Beograd ganó en Tallin con un marcador de 5-3. Fueron eliminados en la segunda ronda por el F.C. Slovácko de la ciudad perteneciente a la República Checa de Uherské Hradiště, con un resultado de 4-3.

El club volvió a disputar la Copa Intertoto en 2004 y debutaron en segunda ronda, eliminando fácilmente al Dinaburg, F.C, de Estonia. En la tercera ronda, el OFK se enfrentó contra el equipo finlandés del Tampere United en el legendario Ratinan Stadion, estadio anfitrión de un encuentro histórico entre Yugoslavia y la Unión Soviética en los Juegos Olímpicos de 1952. El OFK Beograd derrotaron a sus oponentes de Finlandia y se clasificó para jugar las semifinales, donde fueron eliminados por el Atlético de Madrid de esta competición europea menor.

OFK Beograd reciente

En 2005, el club llegó a la segunda ronda de la Copa de la UEFA después de más de 32 años, perdiendo ante el Lokomotiv de Plovdiv por la regla del doble valor de los goles anotados en campo contrario. En 2006, el club se encontró en la misma competición con el Auxerre francés que le eliminó. En la Copa de la UEFA de la 2010-11, el OFK venció al Torpedo Zhodino de Bielorrusia 3-2 en el global y el sorteo le enfrentó al Galatasaray turco con el que quedó eliminado.

El Omladinski stadion (en serbio y en cirílico: Омладински стадион) es un estadio de fútbol situado en el barrio de Karaburma de la ciudad de Belgrado, Serbia. El estadio tiene una capacidad para 20.000 espectadores y en él disputa sus partidos como local el OFK de Belgrado. El recinto fue inaugurado el 10 de agosto de 1957 con la celebración del partido entre el Spartak de Subotica y el F.K. Radnički Beograd.

Blue Union OFK ultras

Centrándonos en el “mundo de las gradas”, el primer grupo organizado del OFK apareció por primera vez en 1984 bajo el nombre de “Blue Thunders “. El grupo vivió bajo ese nombre hasta 1990, cuando fueron influenciados por el auge del nacionalismo en toda la ex-Yugoslavia socialista, cambiando su nombre por el de “Sokolovi ” (“Los Halcones” en español) situándose con las posiciones nacionalistas serbias. El grupo desapareció oficialmente en 1993 alrededor de un año después de que las sanciones de la ONU se impusieran sobre la República Federal de Yugoslavia (solo incluía a las Repúblicas de Serbia y de Montenegro) debido a la Guerra de Bosnia (1992-1995).

El amor de los aficionados hacia el club no fue olvidado, y en 1994 un nuevo grupo se funda; los “Blue Union Belgrade”. Este grupo sería fundado bajo los preceptos de la “mentalidad ultra”. Hoy en día siguen acudiendo al fondo sur del Omladinski stadion, siendo el principal foco de animación de la hinchada de los “Romantičari”.

Blue Union nitratada

La hinchada del OFK Belgrado ha sido conocida por ser resistente a los regímenes políticos anteriores. Durante los últimos años de la Yugoslavia socialista, la hinchada del OFK se posicionó a favor del nacionalismo serbio. Posteriormente, en la década de 1990, cuando se creó el club belgradense “Milicionar”, un equipo de la policía serbia creado para respaldar al régimen del presidente serbio Slobodan Milosevic, y que entró directamente a competir en la Primera División, la hinchada del OFK rechazó frontalmente la nueva situación. Cuando el OFK de Belgrado jugó por primera vez contra ellos, los aficionados del OFK reaccionaron con la creación de una pancarta que rezaba el mensaje “Gol en contra del régimen”.

Para terminar esta entrada el siguiente vídeo-documental en Serbio de la historia del club OFK de Belgrado;

El Estrella Roja campeón de Europa en 1991

En la primavera de 1991, la República Federal Socialista de Yugoslavia, todavía vigente, estaba dando sus últimos coletazos de vida. Los episodios más significativos de esos meses formaban parte de la misma trayectoria que en los últimos años, los que acabarían desembocando en el fin de Yugoslavia a comienzos del verano de ese mismo año.

El 9 de marzo de 1991 se llevaron a cabo varias manifestaciones contra Slobodan Milošević (el presidente de Serbia) en Belgrado, pero los policías y los militares salieron a las calles con órdenes de restablecer el orden, dos personas murieron. A finales de marzo de 1991, el incidente en Plitvice Lakes fue uno de los primeros indicios de la guerra abierta en Croacia. El Ejército Civil Yugoslavo (JNA), cuyos oficiales superiores eran principalmente serbios, se mantuvo neutral, pero a medida que fue pasando el tiempo se fue involucrando cada vez más en las políticas del estado.

Logo Estrella Roja

El 1 de abril de 1991, la SAO Krajina (una de las regiones de Croacia con mayoría de población serbia) declaró que se separaría de Croacia. La otra comunidad significativa dominada por los serbios en el este de Croacia (Eslavonia) anunció que también se uniría a la SAO Krajina. Zagreb tenía, en ese momento, problemas relacionados con impuestos a Belgrado, y las entidades serbo-croatas decidieron, como respuesta, dejar de pagarle impuestos a Zagreb.

Contemporáneamente, un equipo yugoslavo, un equipo serbio, estaba jugándose la posibilidad de convertirse en el mejor equipo de los eslavos del sur de todos los tiempos.

1zx7590

A mediados de los años 80, el club tenía una trayectoria irregular, con sólo un título de Liga (1984) en seis temporadas. Se emprende entonces una política de fichajes jóvenes para buscar el dominio en el fútbol yugoslavo y poder competir con garantías en la Copa de Europa. En 1987 llegan Prosinecki y Sabanadzovic; en 1988 Pancev y Najdoski; en 1989 Savicevic, Belodedici y Jugovic; en 1990 Mihajlovic; estos jugadores, junto al veterano Stojanovic bajo palos, conformaron la columna vertebral del Estrella Roja de la temporada 90-91. Campeón de Liga en 1988 y en 1990, y de la Copa Yugoslava en 1990. El objetivo de dominar el fútbol yugoslavo se había conseguido.

En la dirección técnica, hubo sin embargo un baile de técnicos, primero, Velibor Vasovic ocupó el banquillo entre 1986 y 1988; Branko Stankovic en la 88-89; Dragoslav Sekularac en la 89-90. Para la 90-91 se fichó a Ljupko Petrovic, procedente de la FK Vojvodina, que había sido campeona de Liga en 1989. A pesar de los vaivenes en el banquillo, el estilo de juego permaneció invariable, y suponía una atractiva manera de entender el fútbol, con Prosinecki como director de orquesta. En cuanto a la trayectoria europea del equipo, hablar del Estrella Roja de esta época obliga a referirse a una de las grandes vergüenzas de la UEFA, una de esas injusticias que se sacan los organismos oficiales de vez en cuando.

1991-redstar-foto01

En la 2ª ronda de la Copa de Europa de la 88-89, el conjunto yugoslavo se enfrentaba al A.C. Milan de Arrigo Sacchi. En la ida, disputada en San Siro el día 26 de octubre de 1988, el Estrella Roja logró un valioso empate a 1. La vuelta se disputaría el 9 de noviembre en Belgrado. En el minuto 50 Savicevic marcaba el 1-0. Quince minutos después, el árbitro, el alemán Dieter Pauly, decreta la suspensión del partido por la espesa niebla que había, que impedía la continuación del encuentro. Hasta aquí todo normal. El partido se jugaría al día siguiente, cabría pensar, desde el minuto 65 y con 1-0 en el marcador.

Incomprensiblemente se decretó la repetición del partido completo, desde el primer minuto, y por supuesto, sin que el gol de Savicevic del día anterior valiese para nada. En la repetición, Van Basten adelantó al Milan en el minuto 34, pero cuatro minutos más tarde, Stojkovic puso el empate, que sería definitivo. En la tanda de penalties, Savicevic y Mrkela fallaron sus lanzamientos y el Milan pasó a cuartos de final.

Estrella-Roja-Marsella

La siguiente aparición del equipo de los Crveno-beli (“Rojiblancos”) en la máxima competición europea sería ya en la temporada 90-91. En primera ronda, 1-1 en casa ante el Grasshopper suizo, para luego aplastar al equipo local en Zúrich, ganando por 1-4. En octavos de final se enfrentarían al Glasgow Rangers, 3-0 en casa en la ida, 1-1 en la vuelta, disputada en Ibrox Park. En cuartos de final , el Dynamo de Dresde no fue rival. 3-0 en casa, 1-2 en la vuelta (en partido que al final se daría por ganado al Estrella Roja por 0-3, debido a los disturbios protagonizados por la hinchada alemana, que supusieron la paralización del partido a falta de diez minutos para el final).

El 10 de abril de 1991, en el Olímpico de Múnich, se enfrentaban el Bayern y el Estrella Roja en el partido de ida de las semifinales. en el minuto 22 Roland Wohlfarth adelantó a los bávaros, pero Pancev al borde del descanso, y Savicevic en el 70, remontaron. 1-2 al final.

Estrella Roja Copa de Europa

Dos semanas después, el Estadio Estrella Roja de Belgrado, más conocido como Pequeño Maracaná, albergaba un partido histórico. Mihajlovic adelantó al equipo local en el 25. Sin embargo, el Bayern devolvió la moneda de la ida, remontando el partido en cinco minutos, con goles de Augenthaler y Bender, ya en la segunda mitad. El Estrella Roja se lanzó arriba, y fue el propio Augenthaler el que marcó, en propia puerta, el empate a 2 definitivo que daba el pase al equipo serbio, en el minuto 90. El Estrella Roja estaría en la final de la Copa de Europa en Bari.

Y por fin, 25 años después, un conjunto yugoslavo se colaba en la final de la máxima competición continental (antes lo había logrado el Partizán de Belgrado, el eterno rival del Estrella Roja, en 1966). El rival sería el Olympique de Marsella, otro gran conjunto de la época. El 29 de mayo de 1991, en el estadio San Nicola de Bari (Italia), tenía lugar la gran final. El Estrella Roja jugó con los inolvidables Stojanovic; Sabanadzovic, Najdoski, Marovic, Belodedici; Mihajlovic, Prosinecki, Jugovic, Binic; Pancev y Savicevic. Durante el encuentro los dos equipos mostraban el respeto al rival propio de la ocasión, y el Estrella Roja, sobre todo, llevó a cabo un partido prudente y defensivo. El 0-0 final abocaba a la tanda de penalties.

1991Dinamo-Drezden

Y si dos años y medio antes la suerte había dado la espalda al equipo yugoslavo ante el A.C. Milan, esta vez la moneda caería de cara. Manuel Amoros falló su lanzamiento, y los demás anotaron todos, llegando al 5-3 definitivo. El Estrella Roja era campeón de Europa. También ganó la Liga Yugoslava de esa temporada.

Un equipo joven, valiente, justo campeón del torneo, y que siempre quedará en el recuerdo de los hinchas del fútbol. El inicio de las Guerras de Independencia Yugoslavas (1991-1995) pondría fin a este eterno equipo.

Vídeo-resumen de la final de la Copa de Europa de 1991 disputada en el estadio San Nicola de Bari (Italia), en donde los Crveno-beli (“Rojiblancos”) se impusieron, y entraron en las páginas de oro de la historia del fútbol;

El Derbi Eterno de Belgrado

Derbi-de-Belgrado

Las pasiones propias de cualquier Derbi que se precie son desbocadas e incontrolables. Pero si además el Derbi se juega en la Península de los Balcanes, y más concretamente en la tierra de los serbios, todo ello crece de manera exponencial.

A pesar de ser uno de los partidos con más intensidad y rivalidad de toda la vieja Europa, es casi un desconocido para el gran público, sin embargo, nos parece adecuado situar nuestra mirada en El Derbi Eterno de Belgrado como punto de partida de este nuestro blog.

Estrella Roja campéon de europa

Esta primera entrada es toda una declaración de intenciones de la temática propia de este blog; para nosotros existen tres estamentos indiscutibles en el mundo del Balompié: los equipos (su identidad, historia y tradición), las aficiones (su identidad, historia y tradición) y los estadios (el hogar dónde se unen y encuentran los otros dos).

Evidentemente, no renegamos de la importancia que pueden tener determinadas individualidades (presidentes, entrenadores o jugadores) en la órbita balompédica, jamás podríamos afirmar eso, y por lo tanto también tendrán su sitio en esta bitácora, aunque seguramente muchos de los futbolistas o entrenadores que decidamos destacar en el futuro, no sean del agrado de muchos de los mass media, mejor.

Pequeño Maracaná

Para nosotros el fútbol sin su componente identitario no se puede explicar, y en los tiempos actuales en que desde determinados medios se intenta mostrar el fútbol como un mero pasatiempo de fin de semana, equivalente a ir al cine o jugar a los bolos, como un mero espectáculo con un único objetivo; hacer negocio, nosotros decimos que no, que de ninguna manera.

El fútbol es la representación de un sentimiento colectivo, de comunidad, que sobrevive como tal en varios rincones del planeta, y que para los fieles seguidores que jornada tras jornada se dirigen a sus respectivos estadios no está en duda. Para nosotros tampoco.

El Derbi Eterno de Belgrado simboliza a la perfección nuestra idea del deporte del Balompié.

Delije

En la capital de Serbia, Belgrado, existen diferentes equipos en las distintas categorías nacionales. Sin embargo, el partido de máxima rivalidad, el choque con mayúsculas, es el que enfrenta al Estrella Roja y al Partizán. Los dos grandes clubes serbios desde su fundación una vez finalizada la Segunda Guerra Mundial (unos meses antes de constituirse la República Federal Popular de Yugoslavia del Mariscal Tito, 1946-1963), son el Estrella Roja (fundado en 1945), cuyo nombre proviene del símbolo histórico del Ejército de la Unión Soviética, y el Partizán (fundado también en 1945), su nombre proviene de los partisanos (guerreros antifascistas que lucharon contra las tropas del Eje durante la guerra).

Es evidente que los miembros fundadores de ambos conjuntos tenían clara la idiosincrasia de la que querían impregnar a los dos clubes; la del socialismo (comunismo).

0910_cz_spartak_1

Con el paso de los años, y ya dentro de la República Federal Socialista de Yugoslavia (1963-1992) las cosas fueron cambiando y la hinchada del Estrella Roja empezó a destacar por su nacionalismo serbio, el cuál no era permitido, al igual que el resto de nacionalismos, dentro del dogma de la Yugoslavia de Tito “Hermandad y unidad”. Sin embargo, los hinchas del Partizán seguían siendo cercanos a la Policía y al Régimen.

A partir de la década de los 80 ambas aficiones fueron convergiendo y mostraban sin ningún tipo de tapujos símbolos nacionalistas serbios. De hecho, en las Guerras de Independencia Yugoslavas (1991-1995), muchos de los miembros de los grupos ultras serbios se enrolaron en milicias paramilitares serbias.

El Derbi Eterno de Belgrado

Este fenómeno sobre todo se dio entre los miembros de Delije, los ultras del Estrella Roja, que de la mano de Zeljko Raznatovic “Arkan crearon la Guardia Voluntaria Serbia (los más conocidos como “Tigres de Arkan”). A día de hoy ambas hinchadas destacan por su nacionalismo serbio, no existiendo diferencias entre ambas en ese campo, y quedando únicamente una rivalidad deportiva.

Centrándonos en el terreno estrictamente futbolístico, la primera vez que se enfrentaron ambos equipos fue el 5 de enero de 1947 con victoria del Estrella Roja, desde entonces el Derbi Eterno de Belgrado se ha disputado de manera ininterrumpida hasta nuestros días. El balance del enfrentamiento entre ellos es claramente favorable al Estrella Roja; de un total de 177 Derbis Eternos disputados (ya sea Liga o Copa) los Crveno-beli (rojiblancos) han resultado victoriosos en 78 ocasiones por 52 de los Parni valjak (la Apisonadora), a parte de los 47 empates.

FK_Partizan_(1966)

Sin embargo, el Partizán tiene el honor de contar con el máximo goleador de todos los derbis; Marko Valok (jugó en el Partizán entre 1947 y 1959) con 13 goles, y de tener también al jugador que más Derbis ha disputado; Momcilo Vukotic (jugó en el Partizán desde 1962 a 1968) con 25 presencias.

En cuestión de títulos, nuevamente, es el Estrella Roja el equipo que lleva la delantera; 19 Ligas de la Yugoslavia socialista, 5 Ligas de la Yugoslavia de después de 1992 (Serbia y Montenegro) y 1 Liga Serbia (liga actual), total Ligas: 25. 12 Copas de la Yugoslavia socialista, 9 Copas de la Yugoslavia de después de 1992 (Serbia y Montenegro) y 3 Copas de Serbia (copa actual), total Copas: 24.

Estadio Partizán de Belgrado

El palmarés del Partizán es muy parejo aunque sensiblemente inferior. En total atesora 25 Ligas (las mismas que el Estrella Roja) y 14 Copas.

En cuestión de trofeos internacionales; El Partizán dispone de una Copa Mitropa (1978) y fue subcampeón de la Copa de  Europa de 1966 perdiendo la final 2-1 contra el R. Madrid, lo que a la postre provocó la sexta Copa de Europa del equipo blanco.

Grobari

El Estrella Roja, sin embargo, siempre será recordado por ser el segundo Campeón de Europa de Europa del Este (el primero fue el Steaua de Bucarest) en 1991 en el estadio de San Nicola de Bari. Resultando vencedor en la tanda de penalties (0-0) ante el Olympique de Marsella de Papin y Abédi Pelé. Aquel Estrella Roja del año 91 pasaría a la historia del fútbol por tener una serie de jugadores que serían protagonistas durante toda la década de los 90 en los grandes clubes europeos (los inolvidables Belodedici, Jugovic, Mihajlovic, Savicevic, Pancev y Prosinecki).

En cuanto al número de aficionados en Serbia de ambos conjuntos, siempre se ha dicho que el equipo con más seguidores es el Estrella Roja, aunque seguido muy de cerca por el Partizán. Destacar también que la rivalidad entre ambos conjuntos no es sólo en fútbol sino que tiene, también, bastante intensidad en otros deportes (baloncesto, balonmano, voleibol, etc).

16675_Grobari_Derbi

Para cerrar esta primera entrada del blog, señalar, por último, lo que debería ser una obligación para cualquier amante de los clásicos del fútbol; el visitar el Stadion Partizana o el Stadion Crvena Zvezda una vez en la vida para presenciar uno de los mayores espectáculos en cuestión de atmósfera balompédica que se pueden presenciar; el Derbi Eterno de Belgrado, Estrella Roja contra Partizán, Delije contra Grobari.

Para que se vayan haciendo una idea;