Archivo de la etiqueta: serie a

Il bomber de Cerdeña: Gigi Riva y el Cagliari

Pocas veces la historia de un club está tan ligada a la historia de un futbolista. A sus altos y sus bajos, a su esplendor y desgracia. El relato del Cagliari campéon es el de Gigi Riva y viceversa. Riva fue el pulso del Cagliari durante una década, cuando sufrió la última y definitiva lesión de su carrera, el Cagliari fue quien notó el dolor.

Riva llegó a Cerdeña desde la Lombardía, fichado del Legnano donde militaba en la Serie C de 1962, casi una década desde su último descenso desde la B. Un equipo modesto de un fútbol lejano. Riva era un zurdo demoledor, técnico y potente, que atacaba el área desde el ala que determinaba el número 11 de su camiseta.

Cagliari_Calcio_1920.svg

Apenas un año en Legnano le sirvió para llamar la atención de un club de una categoría superior. Torino, Milan, Varese…recuerda Riva en una vieja entrevista. Pero no Cagliari. Nada tan lejano, tan extraño. No ha cumplido veinte años, pero  ese mismo curso del 1962-63 es el jugador bandera a través del cual el Cagliari es campeón de la B y logra el primer ascenso a la serie A de su historia.

La primera vez de otras primeras veces gloriosas. Seco y adusto, fibroso y valiente, Riva tenía un carácter lacónico que parecía corresponderse al que será su país de adopción y el equipo de su vida. En un campo de hierba quemada por el sol encontró su lugar en el mundo.  La pregunta, temporada tras temporada, será siempre la misma ¿Cuándo volverá Riva? La respuesta, la misma también: nunca.

CwpCTWBUsAADml2

Gianni Brera, el legendario pope del periodismo deportivo italiano, lo bautiza como Rombo di Tuono, el rugido del trueno. Arturo Silvestri, un exjugador de largo recorrido en los 40 y 50, entre Pisa y Milan, traslada a Riva desde el extremo izquierdo hasta la punta del ataque. Todavía no conoce los rudimentos del centro delantero, pero su instinto natural es asombroso.

Un séptimo y un undécimo puesto, el año de su primera lesión grave: una pierna rota en un choque brutal contra Américo Lopes, el portero de la selección portuguesa durante la aciaga clasificación para el Mundial de 1966 en Inglaterra. Son lugares de tranquilidad, donde un equipo nuevo se hace a la categoría sin sufrimientos. En las siguientes dos temporadas Riva convierte casi cuarenta goles, proclamándose Capocannonieri en la 1966-67 y aupando al equipo a dos sextos puestos consecutivos.

CagliariCalcio69-70

El Inter de Milán, el equipo del cual Riva era tifoso, había dominado el Calcio durante la primera mitad de los 60. Era el conjunto de Helenio Herrera, el brujo de los banquillos que ganó allí tres ligas y dos Copas de Europa consecutivas. Era el Inter de Luis Suárez y Giacinto Facchetti, un carrilero de casi metro noventa que levitaba sobre el césped, elegante y señorial. El Inter de Guarnieri y Corso, del brasileño Jair y de Sandro Mazzola. Un equipo para la historia, y contra la historia pocas veces se puede competir.

Solo el Bolonia, un clásico del fútbol de los 20 y 30 había logrado oponérsele en 1963-64, el último Scudetto de su historia, bajo el liderazgo del centrocampista Giacomo Bulgarelli. Pero en la segunda mitad el trono quedó libre y la liga se movió de forma inusitada. Fue la Juve la primera en romper el dominio Interista por solo un punto en la 66-67.

Gigi Riva con la maglia del Cagliari in una foto d'archivio. ANSA

Allí despuntaba un jovencísimo Franco Causio escudado por ChinesinhoDel Sol, pero todavía faltarán años para la eclosión juventinista como gran escuadra dominante. Eso será en los 70 y 80. Luego el Milan, de nuevo entrenado por el legendario Nereo Rocco,  que lideraba Il bambino d’oro, Gianni Rivera. El fantasista original fue el único que discutió con Riva por la categoría de mejor jugador italiano de su tiempo y cuya rivalidad se extendió a esa selección italiana siempre convulsa y escindida entre sus talentos.

En Cagliari ya no está Silvestri, fichado en el 66 por el Milan, sustituido en el banquillo por el querido Manlio Scopigno, un jugador y entrenador de y del Rieti que se había hecho un nombre en Serie A con el Vicenza y que un año antes, en el 65, había dejado segundo al Bolonia. Estará en el club hasta el 72, con un extraño hito en la 67-68 donde ficha por el Inter pero no llega a entrenarlo, siendo su albor sustituir a Helenio Herrara si este fallase en sus compromisos entre el club y la selección italiana. Será el uruguayo Ettore Puricelli el interino del banquillo sardo durante un año, tras el cual se ira, curiosamente a Vicenza.

riva_by_mirolin-d5hjvvp

Il Filosofo, como le habían bautizado, era un personaje singular en el fútbol italiano del periodo. Con problemas con el alcohol y un desprecio notable por la autoridad, era muy querido por los jugadores, a quien solía dejar perplejos con su comportamiento, su tendencia a bromear, su relajación perpleja ante el mundo. Fue, también, un técnico distinto. Sin miedo pese a entrenar siempre a modestos, con gusto por reinventar jugadores, como hizo con el brasileño Nene de Carvalho, el único extranjero del equipo llegado a través de la Juve en el 63.

Un delantero fallido que se transformó en el motor del equipo en el centro del campo. Y a su alrededor, movimiento, siempre movimiento. Domenghini, un volante con facilidad para golear, y Greatti ocupaban los interiores mientras Cera sujetaba la estructura. Había llegado desde Verona en el 63, era compacto, inteligente y laborioso. El molde de muchos medios italianos. Hacer lo inesperado, aparecer donde no se supone que se deba aparecer.

poster_riva

Sergio Gori  batallaba los centrales para que Riva asaltase todos los huecos. Y necesitaba poco porque remataba todo con su zurda tronante. Era tan temible que obligaba a las defensas a retroceder. Entonces, fusilaba desde fuera del área. Abajo, a la base de los palos. Antes de Gori, había formado una dupla formidable junto a Roberto Boninsegna, una de las mejores de la historia del Calcio, pero el Inter decidió recuperar al que ya había sido su atacante y a cambio llegaron desde los neroazzurri los mencionados Sergio Gori y Angelo Domenghini.

Al año siguiente el Inter volvió a por Riva, pero este había cambiado definitivamente de colores. La actitud de los tifosi sardos le conmovió y decidió, tal vez definitivamente, quedarse en la isla. En aquella isla y aquel equipo que la Italia continental, en especial su parte Norte despreciaba: un país de bandidos y pastores.

112014955-52b57afa-b350-474b-af76-689ec839b5f9

Tomasini, traído del Brescia en el 68 y Niccolai, uno de los jugadores más apreciados por la afición y también favorito de Scopigno, eran los centrales. Martiradonna y Zignoli, desde Bari, los laterales. El gran fichaje es el portero internacional Enrico Albertosi, ya entonces histórico de la Fiore para los cuales había ganado dos Copas de Italia y un Copa Mitropa en el 66 frente a los checos del Jednota Trenčín.

La Fiorentina había surgido en los 60 como el equipo en rebeldía frente a los grandes y a finales de los 60 terminaría por establecer una feroz rivalidad con el Cagliari, el más inesperado de los aspirantes. Después de unos años instalados entre los cinco primeros de la Liga, asaltan el título definitivamente en 1968-69, el segundo de su historia tras el de la 55-56, en plena era dorada del club, cuando fueron cuatro veces subcampeones del Scudetto liderados por Giuseppe Chiappella, capitán y rotundo defensor, el centrocampista Alberto Orzan o los delanteros Julinho y Miguel Montuori, un rosarino nacionalizado italiano.

28LET18G01_01_13_mediagallery-fullscreen

Una década y pico más tarde sus mejores argumentos eran el mediapunta Giancarlo De Sisti, el genial delantero brasileño Amarildo, sustituto de Pelé en el Mundial del 62 o el extremo Luciano Chiarugi. En el banquillo un nombre más ligado a Nápoles, el argentino Bruno Pesaloa, antiguo jugador napolitano en los 50. Con su célebre abrigo a cuestas y su aspecto de extra de una película de mafiosos, Pesaloa era un entrenador de la vieja escuela que hacía de la astucia estilo. Compartía con Scopigno la intuición y la capacidad para interpretar al jugador, para tenerlo cerca y crear un ambiente relajado y familiar.

En el verano del 68, Riva alcanza la gloria con Italia en la final del Europeo que se juega en Roma. Unos días antes una moneda al aire había decido el empate a 0 frente a la Unión Soviética, partido en el cual salió lesionado Gianni Rivera. Albertosi, Cera, Gori, Niccolai y Domenghini presentes y futuros compañeros en el Cagliari acompañan a Riva con la camisola azzurra en esta Eurocopa y en el Mundial del 70, donde Italia nada podrá hacer frente al esplendor brasileño.

02f5cbbe901302ae5b0494e578e20cbc

En Roma se enfrentarán a Yugoslavia, un equipo temible con jugadores como el central del Hajduk Split Dragan Holcer, el lateral del FK Sarajevo Mirsad Fazlagić, los centrocampistas del Estrella Roja Jovan Aćimović y Miroslav Pavlović y otro jugador de los belgradenses, el imparable extremo Dragan Džajić, el mejor jugador balcánico de su época y uno de los mejores de todos los tiempos.

Un 1-1 consumió partido y prórroga y obligó al replay dos días más tarde, el 10 de junio. Riva, que no había jugado la final original debido a su estado físico sería titular en esta ahora finalísima junto a Mazzola, también suplente en aquella. Al minuto 12, Gigi Riva se hacía grande también con Italia y desencasquillaba el partido tras interceptar un mal chut de Domenghini. Controla, fija los ojos en el balón y en un gesto característico funde giro y golpeo. Raso, el balón es un proyectil.

images

El Juventino Pietro Anastasi marcaba el segundo antes de la media parte y aseguraba el título italiano. 30 años habían pasado desde el Mundial de Francia. Riva iba a ser elegido balón de plata, por detrás de Rivera y con el subcampeonato liguero y su nuevo capocannonieri firmaba la mejor temporada de su vida. Hasta el momento.

La siguiente temporada sería la definitiva. El rival fue el Inter de otro HH, el paraguayo Heriberto Herrera, entrenador catenaccista que había pasado con éxito por la Juve en la segunda mitad de la década de los 60 y desembarcaba en Milán para darle una prórroga aun equipo envejecido pero todavía poderoso. El Cagliari se encargó de aplazarla durante un año, conquistando un título novel como no se veía desde la Roma en 1941 o la propia Fiorentina en el 55. Un ganador único, nuevo.

f7b5ae3a830ac4036e4d8092f1387e6c

En cierto modo abrió un camino que sería con grandes dificultades transitado unos años después por un Lazio, mítico y singular a su manera, que ejerció de cuña durante el asfixiante dominio de la Juventus en los 70 al arrebatarles el Scudetto de la 1973-74 y ya en la siguiente década por los grandes rebeldes de los 80, la década más apasionante y movida del Calcio entre la segunda liga de la Roma en la 82-83 y la única de la Sampdoria en la 90-91. Entre medias, el Nápoles de Maradona y el prodigioso Hellas Verona, la hazaña que guarda más paralelismo con la del Cagliari.

Riva fue de nuevo fundamental con sus más de veinte goles y su rechazo a la Juventus, que lo persiguió como solo persiguen aquellos que piensan que el dinero lo puede comprar todo. No había dinero que la sacase de aquella isla que le había hecho hombre y futbolista. En su contrato una clausula de calidad: toda negociación, todo traspaso, le debía de ser consultado. Así se garantizaba que el equipo no pudiese venderlo ni queriendo.

descarga

Así, el Cagliari sale disparado hacia el Scudetto. Riva está encendido. Explica Pietro Pianta, antiguo compañero de Riva que en el 70 paraba para el Vicenza en el programa de la RAI Sfida: ”Se lo decía a mis compañeros. Estaros atentos, porque para él, el balón es siempre jugable. No penséis que no va a probar, porque siempre prueba”. Ese año, en Vicenza, hizo uno de los goles más impresionantes de su carrera, convirtiendo un balón al bulto en una inverosímil tijera a la escuadra. Siempre. Siempre probar.

Una derrota contra el Inter a falta de tres minutos pone la Liga en dudas. Tomasini se lesiona de gravedad y Scopigno se pelea con un linier en Palermo y termina por ser sancionado por seis meses. Los poderes del Norte se notan, es la queja de los sardos. Bandidos y pastores, dicen. La Juve se sitúa a solo dos puntos antes de jugar en Turín un partido donde Niccolai vuelve a marcarse un gol en propia puerta, algo por lo cual era célebre. Riva, siempre, iguala pero un arbitraje escandaloso de Concetto Lo Bello, el más famoso árbitro de su época desequilibra el partido al más puro estilo juventino. Dispuesto a arreglarlo pita otro penal de similar factura a favor del Cagliari que Riva marca. – “¿Y si lo llego a  fallar?”, pregunta. –“Se repite”, contesta Lo Bello.

descarga (2)

Año glorioso. Una Liga única, un balón de bronce superado por Bobby Moore y Gerd Müller y una final de Copa del Mundo, una derrota con anestesia marcada por un partido de leyenda frente a Alemania (el hombro de Beckenbauer, el empate, la prórroga, otro empate, gol de Riva, gol de Müller, Gol de Rivera! 3-4. El partido del siglo) completan un ciclo glorioso, inolvidable. El año siguiente prometía por igual. Riva está en estado de gracia. Pleno. Un partido frente al Inter será su obra maestra. Dos goles que son definición de su estilo llevan a Brera a rebautizarlo, como el mito que ya es. Entonces, otra lesión durísima, de nuevo una pierna rota, de nuevo con la selección.

Esta vez frente a Austria tras una entrada asesina de Norbert Hof que corta en seco la temporada en curso y la aventura europea del Cagliari. Había eliminado al Saint-Étienne en primea ronda y vencido en Cerdeña al atlético de Madrid en el partido de ida de la segunda. Pero Riva ya no está para la vuelta y una actuación superlativa de Luis Aragonés conduce a un rotundo 3-0. Magullado, cansado, el Cagliari se descuelga hasta la séptima posición. Ya no puede frenar al Inter.

descarga (1)

El declive físico de Riva es la tranquila decadencia del Cagliari. Según el jugador envejece, lo hace el equipo. La presidencia le presiona, busca una venta, pero no es posible. Los destinos del club y el futbolista son uno y el mismo. Su ciclo vital depende uno del otro. No es una caída estrepitoso, simplemente el Cagliari se va apagando al ritmo vital de sus mejores jugadores que van despidiéndose años a año del equipo hasta que solo quedan Nené y Riva.

Hasta la temporada 1974-75 el Cagliari permanece entre los diez primeros en una vejez llena de dignidad. Cuando Riva se lesiona de nuevo, la última, la definitiva, en el 76, el Cagliari morirá con él en un descenso que sabía a adiós a una época, a toda una historia.

descarga

Curva Nord Ancona, Ultras Ancona

Club: U.S. ANCONA 1905

Ciudad: ANCONA (Ancona) (100.721 habitantes).

Provincia: ANCONA (Ancona) (474.822 habitantes).

Región: MARCHE (Marcas) (1.546.155 habitantes).

Ancona es una ciudad de poco más de cien mil habitantes rica en historia, arte y de cultura, donde lo antiguo y lo moderno coexisten de manera admirable. Posee, además, un puerto que ya era importantísimo en la antigüedad y actualmente el más destacado del mar Adriático, a través del cual se conecta con extrema facilidad con las Islas Griegas.

La ciudad posee dos rasgos urbanísticos diferenciados: el viejo centro histórico y monumental se halla sobre el monte Guasco, en su inmensidad se hallaba la acrópolis griega y, actualmente, la Catedral de San Ciriaco; la parte moderna situada sobre el valle se formó a finales del siglo XVIII.

adesivo_ancona_Ultras_01

La palabra Ancona procede del griego y significa codo haciendo referencia a su posición geográfica: el codo creado por el monte Cónero que se extiende hasta la costa formando una serie de peñas y colinas (Cardeto, Guasco, Astagno). Los griegos de Siracusa fundaron la ciudad en el siglo IV a.C. y alcanzó su máximo esplendor bajo en emperador Trajano (al que dedicó un magnífico arco triunfal).

En la Edad Media combatió con Venecia por el control del tráfico marítimo. Entre finales del siglo XVII y principios del siglo XVIII pasó por un periodo de depresión económica debido a las dificultades que atravesaba el comercio marítimo pero, gracias al Papa Clemente XII que les concedió el puerto franco en 1732, conoció un renacimiento al que en la actualidad Ancona debe obras de gran relieve artístico.

206fotc

El Unione Sportiva Ancona 1905 es el club de fútbol representante de la ciudad de Ancona, en las Marcas. Fue fundado en 1905 y refundado en dos ocasiones. Actualmente compite en la Lega Pro, la tercera liga de fútbol más importante del país.

Fue fundado en 1905 con el nombre de Unione Sportiva Anconitana, que cambió por el de Ancona Calcio 1905 en 1981. Uno de los mayores logros del equipo fue su participación, por primera vez en en su historia, en la Serie A en la temporada 1992-93. Volvería a participar en la Serie A la 2003-04, pero nuevamente no pudo mantener la categoría tras lograr tan sólo 13 puntos. Tras el descenso a la Serie B de ese año, el equipo fue refundado como Associazione Calcio Ancona.

300weok

En toda su historia el Ancona ha estado presente solo estas dos veces en la máxima categoría italiana. Eso sí, disputó una final de Copa de Italia perdiéndola contra aquella mítica Sampdoria de Mantovani en 1994. En el 2005 la sociedad futbolística festejó el centenario de su fundación. En el 2006 ascendió a la Serie C1 y en 2008 a la Serie B.

Fue refundado dos veces: en 2004, como Associazione Calcio Ancona, y en 2010, como Società Sportiva Dilettantistica Unione Sportiva Ancona 1905. A pesar de los reveses de los últimos años la tifosería anconetana en general y sus ultras en particular no han dejado sola a la escuadra del Adriático. Esta es la historia de su Curva.

188902_1828199155338_1551115341_3646331_4010029_n

El movimiento ultra nace en la ciudad dórica en 1978. En la Curva Nord, la sede histórica del tifo organizado del Ancona, se cuelga la pancarta Fossa Biancorossa. Probablemente, este nombre fue elegido influenciados por la Fossa dei Leoni, grupo ultra histórico del Milán.

Anteriormente, los miembros de este grupo se ubicaban en la Gradinata (la tribuna) del Stadio Dorico, debido que en aquellas fechas la Curva se destinaba para acoger a las hinchadas visitantes. Cuando la Fossa Biancorossa decide trasladarse a la Curva, lo hace para diferenciarse de otros clubes (las peñas en España) que se habían formado entonces y que permanecerían en la Gradinata. Muy recordados son dos de ellos: Fedelissimi y las Furie Rosse.

34jehw0

En los años 70, contribuyeron significativamente al crecimiento del soporte al equipo dórico, sobre todo en los diferentes derbis que se jugaron en aquellos años en la Serie D contra equipos como Jesina, Civitanovese, Vigor Senigallia y Osimana. A principios de la década siguiente, un grupo escindido de la Fossa Biancorossa daría a luz a las Brigate Biancorosse, a las que seguiría el nacimiento del grupo Fighters Ancona.

Con motivo de la promoción a la Serie C1 en 1982 nacerían los Ultras Ancona, que tomarían las riendas del tifo organizado de la Curva. El símbolo del grupo era un casco de moto y una llave inglesa, clara indicación de la ideología de “izquierdas” del grupo. Sin embargo, en los años siguientes nacerían varias facciones de “derechas” en la Curva, lo que demuestra la no vinculación ideológica del movimiento ultra anconetano en aquellos años.

ancona2

El período entre 1982 y 1988 coincidió con un período de oro para el movimiento ultra italiano, y también para el dórico. Los ultras del Ancona comparten la única curva del Stadio Dorico por entonces con las aficiones rivales, a causa de esta deficiencia se produjeron enfrentamientos más o menos violentos con los ultras del Pescara, los ultras del Módena, los ultras de la Sambenedettese, los ultras de la Ternana y los ultras de La Spezia.

También de aquella época son reseñables los incidentes más o menos duros fuera de casa con los ultras del Parma, los ultras de la Reggiana, los ultras del Padova y los ultras del Cesena. Asimismo, importantes amistades nacieron con los ultras del Cosenza, los ultras de la SPAL de Ferrara y los ultras del Bolonia. En 1987 hay más de diez grupos en la Curva anconetana, a alguno de los anteriormente mencionados se añadieron Red Kaos, Leoni della Pista, The Warriors, y los Hunters Ancona.

Ancona-Palermo_1991-92_tifosi

La Curva en este punto es cuando decide fundirse; nació así el Collettivo Curva Nord Ancona, que pronto se convirtió en un verdadero grupo, que tomó las riendas de la Curva, y donde todos los miembros de las facciones anteriormente citadas arrimaron el hombre en pro de la causa común. Algunos grupos, sin embargo, decidieron mantener su autonomía, como The Warriors, la Vecchia Guardia y los Red Kaos.

En la temporada 1987-88, el Ancona asciende a la Serie B, y los dóricos se enfrentarán a viajes mucho más largos de los que venían haciendo; sobre todo son muy recordados los cuatro mil anconetani que llegaron a Vicenza. Durante este período, la ideología política en la Curva comienza a situarse ya sin ninguna duda hacia la “izquierda”, y los ultras dorici a menudo utilizan la famosa efigie del Che Guevara.

02.-Ultras-Ancona

Durante el viaje a Ascoli Piceno de la 90-91, se producen violentos enfrentamientos con los ultras locales, esto implica un gran número de advertencias policiales que provocan un debilitamiento de los ultras dóricos muy patente.

La Serie B de la temporada 1991-92 será histórica para el equipo de Las Marcas: el 7 de Junio ​​de 1992 el Ancona consiguió su primer ascenso a la máxima categoría del fútbol italiano, frente a doce mil anconetani en un desplazamiento sin precedentes en la historia de su tifosería. Esto implicaría también la ruptura del hermanamiento con los boloñeses, que había estado activo durante diez años.

Ultrasancona80

El Ancona en la temporada siguiente se trasladaría al nuevo estadio Del Conero, que sin embargo todavía adolecía de la Curva Nord. Esto obliga a los ultras a ocupar la Curva Sud del nuevo feudo. Con el nuevo año, a pesar del descenso inmediato a la Serie B, los dóricos se ganan el derecho a participar en la final de la Copa de Italia de la 93-94, contra la Sampdoria. El partido de ida, jugado en Ancona, está marcado por choques violentos fuera del estadio entre ambas facciones ultras.

En 1996 el Ancona sería relegado después de varios años a la Serie C, provocando un distanciamiento inevitable de muchos hinchas de la suerte del equipo. Los grupos ultras que se quedarán al pie del cañón serán el Collettivo Curva Nord Ancona y The Warriors, asistiendo a cada viaje y realizando también acciones benéficas a nivel social.

fotoultrasanconatripudi

En este período, los ultras dóricos son protagonistas de unos enfrentamientos violentos en una autopista con los ultras de la Fermana, culminación de una rivalidad que se había calentado recientemente. En la temporada 1999-00, los dorici logran el ascenso a la Serie B; la batalla decisiva se juega en el terreno neutral de Perugia contra sus rivales del Ascoli. Para la ocasión, más de cuatro mil aficionados siguen el equipo, recuperando parte de la masa social que se había perdido en los últimos años.

El siguiente campeonato estará marcado por enfrentamientos violentos con facciones rivales. Son destacables los incidentes que caracterizan el viaje a Pescara en 2001, donde alrededor de quinientos anconetani se enfrentaron con las fuerzas de seguridad, y los famosos incidentes sobre el terreno de juego contra el grupo Furiosi del Cagliari.

adesivo_ancona_Vecchia Guardia_01

En los primeros años de esta década es cuando nace el colectivo Resistenza Ultras, a manos de los ultras del Livorno, un frente de coordinación con participación de los movimientos ultras con una clara matriz “izquierdista”. También los grupos ultras del Ancona deciden unirse al proyecto, sentando las bases para una sólida relación de respeto mutuo con los livornesi.

A esto se suman las constantes manifestaciones en favor de cuestiones sociales de perfil “izquierdista”, como los Mondiali Antirazzisti de Montecchio Emilia o la participación en las famosas manifestaciones de la cumbre del G8 en Génova.

ultras-Ancona-in-un-derby-ad-Ascoli

El 7 de junio de 2003, el Ancona ascenderá a la Serie A nuevamente, frente a más de ocho mil dorici que viajan al estadio Armando Picchi de Livorno para el partido contra el equipo local. En la siguiente temporada nace la Brigata Wallace, un grupo de “derechas”, lo que sienta las bases para una discordancia de raíz política que divide a la Curva anconetana. Esto hará que el Collettivo Curva Nord Ancona decida disolverse en octubre del 2003, después de dieciséis años de militancia.

Nacerían los Ultras Ancona, tomando este nombre en homenaje al grupo histórico del pasado. Los Ultras Ancona estarán unidos a The Warriors llevando las riendas de la Curva, pero dejando a un lado a la Brigata Wallace. La prioridad de fortalecer la Curva por encima de todo empujará a los grupos a poner a un lado la ideología política de cada uno.

Tifosi-Ancona

Al final del campeonato el Ancona desciende y a la vez fallece, los dorici se verán obligados a volver a empezar de cero desde la Serie C2. Para la ocasión, la Brigata Wallace cambia su nombre a Brigata Ancona, y nacen dos nuevos grupos que responden a los nombres de Cani Sciolti y 1905. Dado su compromiso de hacer desaparecer la política de la Curva, los ultras del Ancona deciden desligarse del proyecto de Resistenza Ultras al que se habían unido unos pocos años atrás.

En febrero de 2007, suceden los enfrentamientos en el derbi sicialiano entre el Catania y el Palermo, en donde muere el inspector jefe Filippo Raciti. De ello se desprende una ofensiva contra el mundo ultra en general en Italia. En consecuencia, los grupos organizados del Ancona deciden no acudir a muchos de los partidos en casa y organizar exposiciones para explicar su postura por la ciudad. En noviembre de 2007 se disuelven el grupo Ultras Ancona, después de sólo cuatro años de militancia, y el joven grupo de Cani Sciolti.

s-l225 (1)

Los miembros de estas facciones seguirán la suerte del Ancona de forma individual o entrando a formar parte de otros grupos existentes, como la Vecchia Guardia. Poco después llega el nacimiento del grupo Curva Nord Ancona, con la intención de tomar las riendas de la Curva, a partir de la fusión de The Warriors, Brigata Ancona y 1905, teniendo desacuerdos con la Vecchia Guardia.

En 2008 el Ancona vuelve a la Serie B. Sin embargo, después de una salvación in-extremis venciendo en el play-out del descenso, finalmente desciende, producto de un error administrativo y será eliminado de forma permanente, haciendo que, debido a la incapacidad para ser inscrito en otras ligas, tenga que comenzar la nueva temporada en la Terza Categoria (el último nivel de todo el sistema de ligas en Italia).

2pq10uq

El 10 de agosto se las arregla para componer una escuadra que queda registrada en la categoría regional de Eccellenza. Mucho tuvieron que ver en este regate federativo los ultras anconetani que pusieron una participación popular que, a través de la asociación especialmente creada “Sosteniamo l’Ancona“, tenía como objetivo apoyar económicamente al club dórico a través de las cuotas pagadas por los mismos aficionados.

En la nueva temporada que comenzaba, los ultras del Ancona se ven afectados por la medida de prohibición de asistir a los partidos de fuera de casa, a causa de los enfrentamientos con la policía que tuvieron lugar durante el viaje a Rimini frente al Real, y los que se produjeron durante el partido contra la Sambenedettese con los ultras rossoblù.

ancona-tolentino_04-051

La decisión es revocada más tarde, y el Ancona será seguido por más de mil quinientos aficionados en el partido fuera de casa en Fano, decisivo para el ascenso a la Serie D. A día de hoy la Curva Nord del Ancona sigue apoyando a su equipo esperando que algún día pueda volver a la Serie B o la A, y de esta forma revivir los mágicos años disfrutados en el pasado.

Centrándonos en el capítulo de amistades, los ultras dorici tienen hermanamientos históricos con los ultras del Genoa, los ultras de la SPAL de Ferrara y los ultras del Nápoles. Asimismo, mantienen buenas relaciones con los ultras del Cosenza, nacidas estas en 1985 después de un raduno ultra organizado por los ultras rossoblù en la ciudad calabresa. También ambas facciones están vinculadas por la ideología de “izquierdas” común predominante en ambas facciones.

ancona-curva-nord-ultras

En el tema de enemistades, las rivalidades más candentes y sentidas son las que se tienen especialmente con los ultras del Ascoli, con los ultras de la Sambenedettese y con los ultras del Perugia. También existen malas relaciones con los ultras del Pescara, los ultras del Cagliari, los ultras de la Sampdoria, los ultras del Taranto, los ultras de la Salernitana, los ultras del Módena, los ultras de la Fermana y los ultras de la Jesina.

Vídeo con imágenes históricas de los ultras del Ancona;

Curva Nord Piacenza, Ultras Piacenza

Club: PIACENZA, C. 1919

Ciudad: PIACENZA (Plasencia) (102.687 habitantes).

Provincia: PIACENZA (Plasencia) (278.229 habitantes).

Región: EMILIA-ROMAGNA (Emilia-Romaña) (4.379.348 habitantes).

Piacenza es una ciudad de la llanura Padana, situada en la orilla derecha del río Po, y que confluye al oeste con el río Trebbia y al este con el torrente Nure. Su posición geográfica ha sido desde siempre estratégica militarmente, y ha determinado actualmente su posición como importante nudo ferroviario y de carreteras.

35-300x173

Poblada ya desde tiempos antiguos, la ciudad de Plasencia se erigió en las orillas del río Po en el año 218 a.C., probablemente sobre un asentamiento celta. La ciudad fue fundada por los romanos como fortín para protegerse de la amenaza inminente de una Segunda Guerra Púnica con Aníbal, para consolidar las conquistas en territorio galo y para mantener alejados a los celtas.

La batalla del Trebia, que tuvo lugar el 18 de diciembre del 218 a.C. durante la Segunda Guerra Púnica, fue el segundo encuentro en los Alpes entre las legiones romanas del cónsul Tiberio Sempronio y las cartaginesas guiadas por Aníbal. Este último, tras haber ganado la batalla del Ticino, con un resultado desastroso para las legiones romanas, se preparó para conquistar estas zonas.

10mpg6s

Tras conquistar Casteggio, Aníbal vence también la batalla del Trebia donde murieron casi 20.000 soldados romanos. Pero Plasencia supo resistir: el territorio pantanoso fue saneado, la producción de grano, cebada y mijo aumentó, se inicio también la confección de lana. Se convirtió, así, en un importante municipio romano con un activo puerto en el río Po durante la República y el Imperio.

También en Piacenza, en el año 476 d.C., se concluye el ciclo histórico del Imperio Romano de Occidente con el asesinato del general Flavio Oreste y la posterior retirada del último emperador, Rómulo Augusto, a favor del rey de los hérulos, Odoacro. Tras la caída del Imperio Romano, la ciudad fue saqueada y reconstruida tras las invasiones bárbaras. Luego se encontró en medio de la guerra entre los godos y las tropas del Imperio Romano.

PIACENZA-1-300x170

La suerte de la ciudad apareció de nuevo cuando se convirtió en sede condal lombarda (es decir, se estableció en ella la sede de un ducado lombardo) y con el dominio de los francos en el siglo IX, se produce una recuperación significativa.

Plasencia adquirió aún más importancia en torno al año mil, cuando se registró un crecimiento demográfico y económico, como parada en la vía Francigena por dónde pasaban numerosos peregrinos y comerciantes. En el 1095 el papa Urbano II crea en Piacenza un importante Concilio en el que se leen las súplicas de ayuda del emperador de Constantinopla contra los infieles. El lugar de este evento es hoy identificable en la Piazza delle Crociate, en via Campagna.

lg89-90

El 10 de mayo de 1858, con un plebiscito, Plasencia solicita la anexión al recién creado Reino de Italia, por entonces llamado Reino de Cerdeña. El 14 de mayo una delegación llevó al rey Carlo Alberto, acampado en los afueras de Verona, los resultados del plebiscito. El monarca proclamó así Piacenza como “Primogenita dell’Unità d’Italia” título que aún ostenta la ciudad.

El Piacenza Calcio 1919 es el club de fútbol de la ciudad de Piacenza, en la región de Emilia-Romaña. Fue fundado en 1919, pero con la bancarrota del club en 2012 tras descender a Lega Pro Seconda Divisione, desaparece y el equipo Lupa Piacenza, compite en el campeonato Eccellenza como su sucesor. Este nuevo club lograría el liderato para ascender a Serie D y en 2013 nuevamente resurge como Piacenza Calcio 1919. Actualmente participa en la Lega Pro, que es el tercer nivel profesional del fútbol italiano.

images-2-300x135

Es su historia de los últimos 25 años la más importante. En la temporada 1992-93 el fútbol italiano se sorprendió con el histórico ascenso cosechado por el Piacenza, uno de los equipos de la región centro-norteña de la Emilia-Romagna, que aterrizaba en la Serie A.

Antes de llegar a ese primer gran momento de su historia, I Lupi (uno de los apodos del equipo) apenas había tenido relevancia en el balompié transalpino. Siempre oscilando entre la Serie D y la Serie B, que era su techo, sus aficionados se tenían que conformar con la competición copera para poder ver como su equipo se enfrentaba a los más grandes equipos italianos. Todo eso empezó a cambiar hacia finales de la década de los años 80 cuando el Piacenza cambió su mentalidad y sus ambiciones.

2n9i9vr

Aunque primero sufrió un traumático descenso a la Serie C en la campaña 1988-89, una temporada en la que los biancorossi finalizaron en la última posición. Dos años pasaron antes de volver a ver al cuadro piacentino en la Serie B, fue en la 1991-92 cuando regresó al segundo escalón del fútbol italiano. Y lo hizo con una plantilla muy joven que finalizó la temporada en la mitad de la tabla pero a tan solo ocho puntos de los puestos de ascenso.

Y no es baladí ya que en esa Serie B se enfrentaron a rivales como el Brescia o el Udinese. Sea como fuere, aquella campaña fue preludio de lo que ocurriría en la 1992-93 cuando el Piacenza sorprendió a propios y extraños y aterrizó en la Serie A.

piacenza2-300x200

La primera experiencia biancorossi en la máxima categoría del balompié transalpino no fue mala a pesar de haber sido efímera. Acabó descendiendo a la Serie B esa misma temporada, aunque se quedaron a un punto de la permanencia (línea establecida por el todopoderoso Inter de Milán) y a tan solo seis puntos de poder participar en competición europea.

Ese año en la Serie A hizo madurar al Piacenza que un año más tarde, y tras haberse paseado en la Serie B (campeón de Liga y con diez puntos de ventaja sobre el quinto clasificado), ascendió a la élite por segunda vez en su historia.

legione88-89

El segundo periplo biancorossi en la primera categoría del fútbol italiano tuvo un final más feliz que su primera aparición. El Piacenza logró evitar el descenso tras una temporada bastante tranquila en lo clasificatorio a pesar que acabarían siendo el equipo que marcaba los puestos de permanencia. Para la temporada 1996-97, los piacentini tuvieron que sufrir y mucho para evitar el descenso. Un triple empate a puntos entre Cagliari, Piacenza y Perugia tuvo la culpa del sufrimiento de los hinchas biancorossi ya que de estos tres equipos solo uno se quedaría en la Serie A.

El primero en caer fue el Perugia. Perjudicado por los enfrentamientos directos, el combinado Grifoni ocupó el antepenúltimo puesto de la tabla clasificatoria. Por su parte, Cagliari y Piacenza tuvieron que disputar un dramático encuentro para dilucidar que equipo daba con sus huesos en la Serie B. En un partido tenso, el Piacenza templó mejor sus nervios y se llevó la victoria (1-3) y la permanencia.

20hae00

El verano de 1997 fue interesante para el Piacenza ya que realizó algunas incorporaciones bastante interesantes, como la del veterano defensa Pietro Vierchwood. Nuevamente el cuadro piacentino sufrió para mantener la categoría, aunque no tanto como en la temporada anterior. En esta ocasión lograron sumar dos puntos más que el Brescia, conjunto que marcaba el límite de los puestos de descenso.

La 1998-99 fue una de las mejores temporadas para el Piacenza. A pesar de solo lograr una renta de tres puntos sobre la zona de descenso, navegó en aguas tranquilas durante todo el año y finalizó en la decimosegunda posición gracias, sobretodo, a los quince goles conseguidos por Simone Inzaghi. Precisamente, tras la salida del delantero, fichado por la Lazio, llegó uno de los peores momentos del Piacenza en la Serie A.

244uw03

La temporada 99-00 se presentaba ilusionante en el seno del combinado biancorossi, sin embargo, ese sueño acabó tornándose en pesadilla. Una muy mala temporada hizo que el Piacenza finalizara como colista con tan solo veintiún puntos, a dieciocho de la permanencia. Sin embargo, el mal trago apenas duró un año. En la temporada 00-01 el conjunto de la Emilia-Romagna acompañó a Torino, Chievo y Venecia en su ascenso a la Serie A. Y no fue una empresa fácil.

Sampdoria, Genoa, Empoli o Siena no fueron capaces de lograr el retorno a la élite a pesar de tener grandes presupuestos. Los veinticuatro goles de Dario Hubner, que empató como máximo goleador del torneo con el delantero de la Juventus David Trezeguet, permitieron al Piacenza vivir un plácido regreso a la Serie A. Una decimosegunda posición permitió a los biancorossi igualar su mejor temporada en la élite.

bf91-92

La 2002-03, y a pesar de contar con la participación de un jugador como Enzo Maresca (cedido por la Juventus), el Piacenza volvió a sufrir un descenso a la Serie B. A ocho puntos de la permanencia y solo por delante del Como y Torino, el conjunto de la Emilia-Romagna puso el punto y final a su época más dorada. A partir de ese momento, los piacentini intentaron el regreso a la Serie A, aunque casi siempre estuvieron lejos de lograrlo, de hecho solamente disputaron una promoción de ascenso en la que sucumbieron en primera ronda ante el Albinoleffe.

Esta dulce historia se terminó en la segunda década del siglo XX: como ya señalamos, en el 2012, el club sufrió la bancarrota y el equipo tuvo que refundarse bajo el nombre de Lupa Piacenza primero y Piacenza Calcio 1919 desde 2013. Desde entonces el equipo sueña con regresar a la élite del fútbol italiano. No obstante, la tifosería, y en especial los ultras de la Curva Nord piacentina, ha permanecido fiel al equipo, enfrentándose a sus propios directivos y jugadores si la situación así lo requería. Esta es la historia del movimiento ultra de la ciudad de Piacenza.

n5stvs

Las primeras señales de tifo organizado en Piacenza se registraron a mediados de los años 70. En 1974 un grupo de jóvenes que se reunían en el bar Lele fundarían el Commando Ultrà. Su ubicación sería en la Gradinata, cerca de la Curva Sud. Al año siguiente, con la promoción a Serie B, se crearían los grupos Ultras y Boys. Otro grupo de la época que consiguió calentar el tifo plasentino fueron los Kamikaze Biancorossi. En la temporada 1976-77 los tifosi más frenéticos se trasladarían desde la Gradinata a la Curva Sud.

Tres años más tarde todos los grupos existentes se disuelven y renacen bajo el nombre unitario de Red Eagles. Al lado de su pancarta principal se situaría otra con la palabra “Boys”, no siendo un homenaje al precedente grupo piacentino, sino un recuerdo robado a sus eternos enemigos cremonesi. La pancarta rival de la Curva Sud de Cremona fue cogida por un joven ultra del Piacenza entrando en la guarida del enemigo. A la edad de dieciséis años, este adolescente también allanó un tambor, el cual defendió con uñas y dientes, durante un derbi contra el equipo de la ciudad vecina de Cremona.

747e4daa2b13b7dbfd1a8591c3b780a7-300x150

Eran unos pocos ultras del Piacenza que compartían la grada con tifosi de Cremona, ya que en aquella época los aficionados visitantes no estaban separados de los locales dentro del estadio y la policía no escoltaba a los que se aventuraban a ver un partido en otra ciudad. ¿Quiénes decidieron asumir conscientemente ese gran riesgo de ir de esa forma a la ciudad rival?.

En los albores del movimiento ultra de Piacenza la mayoría de los jóvenes provenían del barrio de Infrangibile, el cual hoy en día es recordado como que en aquellos años era un semillero de matones suburbanos y hooligans amantes de peleas por los más veteranos de la Nord. En los años 70 y comienzos de los 80 los primeros ultras del Piacenza estaban orientados políticamente hacia la “izquierda”, tal vez por esto se firmó el hermanamiento con las Brigate Gialloblù del Modena.

zx5rns

El tifo de los años 80 se caracteriza por la falta de un grupo tractor, con muchos grupúsculos independientes, y a menudo efímeros, que poblaban la Curva. La transferencia de todos los grupos a la Curva Nord (la ubicación más histórica de los piacentini) se produce en el año 1981, lo que representó un punto de inflexión después de una profunda crisis que duró dos años. De la temporada 1982-83 son muy recordados los dos partidos contra el Vicenza, en Piacenza con invasión de campo de los locales, en la ciudad del Palladio una invasión en toda regla de los tifosi de la lupa. No era para menos, estaba en juego la permanencia en la Serie C1 de entonces.

En la temporada 1983-84 todos los grupos de la Nord deciden fusionarse bajo la pancarta I Ragazzi della Nord, custodiados estos por otras dos pancartas: I Ragazzi dell’Infrangibile y Fossa dei Leoni. La 84-85 fue una temporada de mala suerte para el Piacenza Calcio que, después de dirigir el Grupo A de la Serie C1 junto con el Lanerossi Vicenza, ve como se pierde el ascenso a la B en el partido de desempate jugado en Florencia. De este partido es muy recordado el apoyo que recibieron los piacentini por parte de los ultras viola fiorentinos con la pancarta C.A.V. colgada junto con la de los tifosi del Piacenza desplazados en gran número.

2yv4ax4

Los vicentini ganaron 3-1, pero al año siguiente el presidente del Vicenza confesó haber comprado el partido. Debido a esto nació la fuerte enemistad con los ultras vénetos, siempre recordada por los militantes más veteranos de la Nord de Piacenza. Del mismo año son muy recordados la coreografía realizada contra la Spal de Ferrara, el lanzamiento de piedras contra los ultras bresciani, el venenoso derbi contra los pavesi, los incidentes contra el Legnano en los que fue herido un comentarista de radio, y los enfrentamientos en Reggio Emilia en los que un piacentino disparó un lanzacohetes que hirió a un seguidor granata. Un nuevo grupo proveniente del Basso Lodigiano ve la luz: los Hooligans Codogno.

En la temporada 85-86 durante el Derby del Ducato jugado en Piacenza fue firmado el hermanamiento con los parmesani, pero la alianza se rompió al final de ese mismo partido. Al partido en Parma viajaron mil ultras piacentini, y en el partido en Módena se movilizaron dos mil unidades. En la 86-87 cambia la estructura de la Nord: I Ragazzi dell’Infrangibile cambian de nombre, pasan a llamarse Hell‘s Angels Infrangibile, y de las cenizas de I Ragazzi della Nord es fundada la Legione Gotica.

pc-sa-1 copia

La Legione Gotica representó durante una década la verdadera animación al equipo, el único grupo capaz de garantizar la vitalidad, dinamismo y la continuidad del fenómeno ultra en Piacenza en la época. También se formaría la Legione Alcoolica, un subgrupo dentro de la Legione Gotica. El tifo alcanzó los niveles más altos en ese momento, coincidiendo con el regreso a la Serie B: muy recordada fue la coreografía realizada contra la Reggiana en la Curva Nord.

En el campeonato 1987-88 aparecen en la Curva los Crazy Boys y otros dos nuevos grupúsculos procedentes del barrio más caliente por excelencia de Piacenza: los Viking Infrangibile y los Red Skins Infrangibile. En la estación de tren de Piacenza la Legione Gotica se enfrentaría con la Fossa dei Grifoni genoana. Un grupo proveniente de la llanura piacentina, de la zona comprendida entre las ciudades de Piacenza, Cremona y Parma, llega en la 88-89, son los Mods Bassa Padana que aparecen en escena coincidiendo con la disolución de los Hell‘s Angels Infrangibile (su pancarta volverá a aparecer en las gradas unos años más tarde). También es fundado el Noise Group.

Mapellobonate-Piacenza-Serie-D-2015-16-04-300x168

El siguiente año nacen dos nuevos grupos, Irriducibili y Collettivo, que tiempo después se fusionarán para formar la Brigata Farnese. El grupo, que contaba con dos secciones (Codogno (Lodi) y Rivergaro (Piacenza)), se compone de militantes con una media de edad baja. La Legione Gotica, junto con los Mods Bassa Padana y la Brigata Farnese serán la columna vertebral de la Curva Nord durante años. En la 92-93 se disolvería la Brigata Farnese.

A caballo entre finales de los años 80 y principios de los 90 los ultras del Piacenza eran vistos como pocos pero rudos, siempre dispuestos al enfrentamiento contra los rivales. Por esa época en la Curva se cambió la connotación política dominante definitivamente, comienzan a aparecer banderas y pancartas de la Lega Nord, así como símbolos de “derechas”. Dentro de este giro a la “derecha” fue conocida la presencia de un diputado plasentino del M.S.I. en las gradas de la Nord en algunos partidos. También varios skins participaban activamente en la vida de la Curva, de hecho en 1989 fundarían un grupo llamado precisamente Skinheads. A día de hoy la “derecha” sigue siendo la “política” hegemónica en la Curva.

Piacentini-a-Roma-199494-700x400-300x171

El campeonato de Serie B de la 91-92 se quedaría en la memoria sobre todo por el partido Piacenza-Brescia. Numerosos ultras bresciani se desplazaron a la ciudad de la Emilia-Romagna llenando toda la Curva Sud del estadio Leonardo Garilli, invadieron el terreno de juego e intentaron destrozar el estadio y las calles adyacentes del barrio de Galleana mientras los ultras del Piacenza lo intentaban evitar, aunque fueron frenados por la policía. Ese mismo año nacería el Gruppo Deciso cuyo nombre denotaba una especial predilección por los enfrentamientos.

En la 92-93 se rompe de manera definitiva el hermanamiento con los modenesi y los ultras del Piacenza toman el camino del “solos contra todos” en un momento en que en general los hermanamientos en Italia empiezan a ser de corta duración. Un nuevo grupo hace su aparición en la Curva: la Sparuta Presenza, fundado por tres jóvenes que pertenecían a la Legione Gotica. A partir de entonces será un grupo hegemónico que se desplazará allí donde juegue el Piacenza.

piacenza3-300x206

El 29 de noviembre de ese año, sucede el registro policial más importante de la historia de la Nord en un partido contra los cremonesi (después, unos meses más tarde, se repetirían nuevos registros contra la Reggiana y contra el Fidelis Andria). El lanzamiento de piedras contra el autobús del equipo visitante (fue herido el entrenador Simoni) y en contra de algunos automóviles privados, así como el intento de asalto de la Sud de los rivales sería el detonante de la intervención de la administración.

En este derbi la Nord lo dio todo también dentro del estadio: coreografía en todas las gradas, otro tifo al inicio de la segunda parte, el público local en un continuo frenesí, y como no, apoyado por un equipo que conseguiría la victoria por 3-2. Un domingo inolvidable para los piacentini que estaban allí. Desde este partido, algo comenzó a cambiar para mejor en las cuatro esquinas de la provincia de Piacenza. No se hacía nada más que hablar sobre el gran equipo de Gigi Cagni, que, partiendo de la Serie C1, llegaría a la Serie A en tan solo tres temporadas. El interés por el equipo parecía estar renacido (o tal vez nacido).

gb96-97

El olor a Serie A en Piacenza hizo que el estadio se comenzara a llenar como nunca lo había hecho antes, y muchos aficionados también empezaron a seguir por millares a la escuadra lejos de casa: por ejemplo tiñendo de rojo y blanco la autopista A1 en Modena, o la invasión de seis mil piacentini en Cremona, sin olvidar a los 300 ultras que se fueron a Cosenza, en la Calabria, en el último partido en el que vieron la proeza de Simonini que dio lugar al campeonato más bello en la historia del Piacenza.

Con el inicio de la primera temporada en la máxima categoría transalpina la Curva Nord mutó: se añadieron tres estructuras metálicas para proporcionar una mayor capacidad y la Legione Gotica se presentó con una hermosa pancarta siempre presente; Legione Curva Nord es lo que ponía. Flanqueada por secciones como Codogno, San Fiorano, Stradella, Castel San Giovanni, Gossolengo, Cortemaggiore, Gotic Girls, y otros grupos satélites como Nasty Boys Alseno o los Tumulten Brigaden Fiorenzuola, la Legione Gotica vivió su mejor época.

in-pc

Los domingos en casa nunca se dejó de realizar un tifo, la animación siempre fue constante y sostenida y los desplazamientos se caracterizaron por una permanente buena participación. La contribución de la Legione Gotica no fue suficiente para salvar la categoría. Al inicio de la Serie B de la 94-95 la facción más politizada por la “derecha” de la Legione Gotica se separó del grupo principal mediante la creación de los Official Supporters. Este nuevo colectivo aparece inmediatamente como un grupo muy compacto y ruidoso, y desde el primer momento demuestra no estar en sintonía con la Legione Gotica.

Los Official Supporters se caracterizan por un temperamento político muy marcado y por dar poca relevancia al aspecto coreográfico. La vitalidad de la Curva Nord no obstante no se resiente en el pasaje de la categoría de plata. Al año siguiente, el Piacenza estaba listo para volver a jugar en la Serie A.

image001

Antes del partido en casa de la Juve nacería la amistad entre los Official Supporters y Sparuta Presenza con los Viking-N.A.B. Curva Nord de los bianconeri. Muchas banderas amistosas fueron desplegadas por ambas facciones, además de que se intercambiaron coros mutuos, en la Nord de Delle Alpi muchos ultras del Viking-N.A.B. decidieron abandonar la centralidad de la Curva y situarse en la esquina donde se encontraban los ultras piacentini desplazados. Incluso, al final del partido, la otra Curva juventina (la Sud, la Scirea) se levantó y algunos de los grupos allí presentes (Fighters, Area Bianconera) saludaron también a los de Piacenza.

Sin embargo, la Legione Gotica parecía tambalearse a pesar de estar siendo el punto de referencia para todos los ultras biancorossi. Los problemas internos, la rivalidad no digerida con los Official Supporters y la falta de relevo generacional llevó a los líderes sin aparentemente motivación a escribir su fin una vez que terminó la temporada. Se terminó una edad de oro para el fenómeno ultra de la ciudad de Piacenza. Desaparecieron incluso el Noise Group y los Mods Bassa Padana.

201487_Immagine 127

La Nord notó el golpe y se puede decir que desde la desaparición de la Legione Gotica no ha vuelto a existir un grupo directivo que sea capaz de arrastrar a la multitud, y que represente a todos los ultras piacentini. Aunque los Official Supporters intentaron ser ese grupo guía el hecho de que estuvieran tan politizados por la “derecha” les ha restado influencia en el resto de la afición, y más en una ciudad industrial como Piacenza en donde existe un temperamento más marcado de “izquierdas”.

En la temporada 96-97 algunos estudiantes de secundaria dieron paso a la experiencia ultra con la creación de un nuevo grupo: Gioventù Biancorossa, a su vez surgen diferentes secciones alrededor tales como Val Nure, o la Ultras’97 y también otros grupúsculos como Shaken Group, Manipolo y Barera, tratando de llenar el vacío dejado por la Legione Gotica. La juventud de todos ellos no impidió, sin embargo, que el tifo piacentino intentara estar al nivel en colaboración con los Official Supporters.

curva-nord-ultras-piacenza

El partido por la permanencia en la Serie A que se jugó en el San Paolo de Nápoles contra el Cagliari parecía haber cimentado a la Nord de Piacenza en los momentos difíciles después de la disolución de la Legione Gotica, pero a diferencia de la 97-98 esta temporada comenzó de la peor manera posible con decenas de los miembros de la Curva Nord más activos con diffide.

A éstos se les añadirían otros más como resultado de los disturbios sucedidos en la estación de servicio de Roncobilaccio. Ese domingo el Piacenza jugaba en Roma, mientras el Brescia lo hizo en Napolés. El autobús de los Official Supporters y de la Gioventù Biancorossa fue asaltado por los ultras bresciani en un enfrentamiento con clara superioridad numérica de los de Brescia. Al final de la temporada debido a problemas internos del grupo, la indiferencia tradicional de los piacentini y la represión, combinado todo ello junto quizá la inexperiencia, empuja a disolverse a la Gioventù Biancorossa después de dos años de militancia en las gradas.

maxresdefault (1)

Pocos supervivientes convergen en los Official Supporters originándose la sección juvenil, conocida como la Official Balilla. Junto con ellos, afortunadamente, pronto se unirían nuevos jóvenes. Se darían de baja formalmente los Boys, Nasty Boys y la Tumulten Brigade, solo quedarían en pie para llevar la Curva junto con los Official Supporters los Sparuta Presenza.

Estos últimos también intentaron ser el colectivo representante de toda la tifosería del Piacenza. Ellos están ahí y aunque parte del resto de la afición no los ama, tienen claro su camino, estando orgullosos de su mentalidad y su ideología política. El principal problema de la Curva Nord Piacenza es de nuevo la represión y el recambio generacional.

ultras-piacenza-curva-nord

Desde 2001 los grupos ultras organizados de la Curva Nord están bastante diezmados debido entre otros factores a las numerosas diffide y a los malos resultados del equipo que condujeron a la desintegración de muchos grupos organizados.

Tras la desaparición del club que tuvo lugar en el verano de 2012, la base de los ultras del Piacenza se divide entre aquellos que decidieron seguir al nuevo club, el cual ha heredado la marca y los símbolos de la vieja sociedad, y los que no apoyan esta nueva realidad y se mantienen alejados del estadio Leonardo Garilli (que en la actualidad cuenta con 21.000 espectadores).

maxresdefault

Centrándonos en el capítulo de amistades y enemistades, los ultras del Piacenza, políticamente orientados a la “derecha”, están hermanados con los ultras del Pergocrema; tal hermanamiento nació como resultado de la hostilidad común hacia los ultras del Cremonese. Hay también una sentida amistad con los ultras del Treviso. Como señalamos, en el pasado hubo un hermanamiento con los ultras de la Juventus, el cual se rompió a comienzos del siglo XXI.

En relación a las enemistades, la rivalidad más histórica se tiene con el Cremonese, con el que disputan el llamado Derby del Po. Otras rivalidades importantes se tienen con los ultras de la Reggiana y con los ultras del Vicenza, a causa de los incidentes de la promoción de desempate en 1985 y por el hermanamiento entre los ultras de los últimos tres equipos mencionados. Otras enemistades se tienen con los ultras del Pavia, los ultras del Mantova y los ultras del Parma. También hubo puntos ocasionales de disputa con los ultras del Brescia, los ultras del Milán (debido a la controversia final del campeonato de 1993-94) y los ultras del Torino.

Vídeo con imágenes históricas de los ultras del Piacenza;

Curva Ovest Lucca, Ultras Lucchese

Club: A.S. LUCCHESE L. 1905

Ciudad: LUCCA (Lucca) (85.984 habitantes).

Provincia: LUCCA (Lucca) (372.244 habitantes).

Región: TOSCANA (Toscana) (3.734.355 habitantes).

La ciudad de Lucca primero fue un asentamiento de la Liguria y por lo tanto etrusco; en el 180 a. C. Lucca se convirtió en una colonia romana. Tras la caída del Imperio Romano, la ciudad fue conquistada por los Godos y en el curso del siglo VI d.C. se convirtió en la capital del Ducado longobardo de Tuscia. A la caída de este último, se convirtió en la sede del Marquesado de la Toscana.

En 1119 Lucca se constituye como comuna libre, para después transformarse en una Podesteria (distrito administrado por un Podesta, nombre dado a ciertos oficiales de alto rango), en el cual el poder era regido por los representantes de la nueva clase de los mercaderes, que estaba comenzando a desarrollarse en aquel período. Junto a la industria de la seda, se desarrolló también una intensa actividad bancaria, gracias a la cual Lucca se convierte en un importante centro económico a nivel europeo.

adesivo_lucchese_Panthers Front_01

En el mismo período, siendo atravesada por la vía Francígena (ruta usada por San Francisco de Asís en su camino hacia Roma), Lucca se convirtió en una etapa fundamental del peregrinaje que llevaba a los cristianos de la Europa septentrional a Roma.

Involucrada en la guerra entre Pisa y Florencia y en la lucha entre los Güelfos y Gibelinos, y dominada por algún tiempo por Uguccione de la Faggiuola, por Castruccio Castracani y por la familia Guinigi, Lucca se convierte en una república en 1430 y mantiene su propia independencia hasta 1799.

curva-83-84-e-84-85-5-300x196

En 1805 Napoleón, bajo solicitud del senado de Lucca, constituyó el Principado de Lucca y Piombino, asignándolo a su hermana Elisa y al marido de ella, Felice Baciocchi.

Con el Congreso de Viena y la Restauración fue creado el Ducado de Lucca, atribuido a los Borbones de Parma. A María Luisa de Borbón le sucedió su hijo, Carlo Ludovico (1824), que reinó hasta 1847, cuando el ducado entró a formar parte del Granducado de la Toscana.  En 1860 Lucca y el Granducado de la Toscana fueron anexados al Reino de Italia.

1369630300

La Lucchese es el club de fútbol representativo de la ciudad. Lucca Football Club fue el nombre escogido para denominar al equipo en el momento de su fundación en 1905.

Los padres fundadores se reconocen en Vittorio y Guido Menesini que al regresar de Brasil, decidieron traer a su ciudad de origen el nuevo juego del football. Hacia el año 1924 el club pasaría a denominarse como Unione Sportiva Lucchese Libertas, su nombre más histórico.

hqdefault

Así se inició una escalada de éxitos que en 1920 llevaría al equipo a la conquista de la Coppa Regionale, a la promoción a la Serie B y a la convocatoria por parte de la Nazionale de dos de sus atacantes: Ernesto Bonino y Johnny Moscardini.

Sin embargo, el verdadero y ansiado final de trayecto llegaría en la década de los años 30, cuando la Lucchese ascendería a la Serie A bajo la presidencia de Della Santina, y la dirección desde el banquillo de Egri Erbstein. Estos serían los años dorados del equipo de Lucca que marcarían una época en la máxima categoría italiana, siendo todavía una escuadra muy recordada entre los aficionados más longevos del calcio transalpino.

281664_2161261481688_1551115341_4030638_2232784_n

Dentro de esta memoria futbolera italiana muy recordados son algunos de aquellos jugadores rossoneri, como Aldo Olivieri, campeón del mundo en París en 1938, Antonio Perduca, Lazzaroni, Petri, Sher, Pescini y Coppa. Los éxitos de la Lucchese en la Serie A duraron tres temporadas consecutivas, pero después, el equipo sufrió una tremenda pájara y acabo retrocediendo a la B.

Después de la Segunda Guerra Mundial todos los clubes estaban buscando su propio renacer después del parón por la contienda. La Lucchese fue refundada en 1945. También se restauró la estructura de la directiva del club y fue elegido presidente Antonio Fontana en sustitución del, muy recordado en Lucca, Della Santina.

lucchese curva notturno

Así fue que a los banquillos del equipo llegaría el técnico húngaro Czing, que en poco más de tres años, devolvería a la Lucchese a la Serie A. En 1935 había sido inaugurado el estadio de Porta Elisa y el equipo, en esta década de los años 40, se reencontraría con los grandes clubes italianos y más fuertes del momento, como Milán, Roma, Inter, Genoa, Lazio y Fiorentina. Estos son los mejores años para los rossoneri teniendo entre sus filas a jugadores de la talla de Nichelini o de Bertuccelli, sin olvidar al famoso bomber Ugo Conti.

Bajo la presidencia de Umberto Paradossi llegarían al equipo los primeros jugadores extranjeros como Toth o Frandsen. Sin embargo, contemporáneamente a esta presidencia, el éxito del equipo se terminaría y después de dos partidos de desempate consecutivos contra la Triestina el equipo acabaría descendiendo a la Serie B en la temporada 1951-52.

curva la lucchese si ama

Descenso este que cambiaría para siempre la historia del equipo: en los próximos años ocurriría el colapso total que terminaría, incluso, con la participación del equipo de Lucca en la cuarta categoría del fútbol transalpino.

Desde entonces el equipo nunca más ha vuelto a participar en la Serie A. Durante todas estas décadas, desde principios de los años 50, el equipo ha estado participando en las Series D, C y B. Siendo su última participación en la división de plata italiana en la temporada 1998-99. Actualmente compite en la Lega Pro (la antigua Serie C).

descarga

Sin embargo, esto no ha hecho que la hinchada de la Lucchese haya dejado sola al equipo en todas estas difíciles décadas. Ni siquiera en los arduos años en que el club se vio abocado a la desaparición, y a la consiguiente refundación, como sucedió en 2008 y en 2011.

Precisamente, esta última refundación de 2011, traería consigo un hecho que demuestra la eterna fidelidad de la tifosería rossonera. Al término de la temporada 2011-12 la sociedad asume el nombre de Lucchese Football Club 1905, pero el nombre histórico de Lucchese Libertas es adquirido por una asociación de hinchas del equipo que se organizan bajo el formato de accionariado popular (siendo uno de los primeros casos en Italia) y que se autodenominan Lucca United. 

306190817

Unos meses más tarde, la estrategia obtiene sus frutos, y los hinchas cederían el nombre histórico que habían adquirido para conservarlo al club refundado: el club de fútbol de Lucca vuelve a ostentar el nombre histórico de Associazione Sportiva Lucchese Libertas 1905.

Dentro de este movimiento por la pervivencia de los símbolos históricos de la Lucchese un puesto importante y relevante lo tienen los ultras de la Curva Ovest Lucca, la ubicación referente del movimiento ultra rossonero. Esta es su historia.

lucche900800800-2

A mediados de la década de los años 70, como en muchos otros lugares de la geografía italiana, comienzan a surgir los primeros movimientos organizados en la Curva Ovest del estadio de Porta Elisa, formados por jóvenes que querían distinguirse para proporcionar un mayor calor y apego a los colores rossoneri.

Así inicialmente nacerían los Alè Lucca Boys Club, que serían seguidos en 1977 con el nacimiento del grupo Ultras, que tenían su sede en el recordado, en Lucca, Bar Duilio. En esos primeros años los controles policiales que se realizan son escasos y en el derbi más sentido por los lucchesi contra el Pisa, se empiezan a movilizar muchos miembros para lo que es una tradición en Italia: defender el territorio tanto como sea posible y mantener la posición ante el eterno rival regional.

lucchesespezia

En los últimos años 70, período difícil que culminó con la muerte de Paparelli (ultra lazial muerto en 1979), nacerían los Forever Ultras (grupo tendente hacia la “izquierda”) dentro de la ola de entusiasmo creado alrededor del equipo que debutaba en la recién constituida Serie C1.

Después de unos años nacerían los Panthers Front, grupo muy compacto, tanto en casa como fuera. Muy duros serían, en aquella época, los enfrentamientos con, sobre todo Pisa y La Spezia, además de con Prato, Pistoiese, Livorno, Reggiana, Carrarese, e incluso, en ocasiones, con Fiorentina, Venezia, Padova y Alessandria.

marco-picchi

En la década de los años 80 nacería un fuerte hermanamiento con los ultras de la Massese (equipo de la ciudad toscana de Massa), con los que se intercambiaron muchas visitas en vista de la proximidad geográfica: la relación dura muchos años, hasta finales de los 90 cuando en la Curva Ovest aparece en escena el grupo Bulldog, grupo con una tendencia de “derecha”, así como el colectivo Bad Boys Lucca. Probablemente el hermanamiento se apagó debido a las diferentes visiones políticas que los de Massa tenían en relación a los Bulldog.

Debido al escaso recambio generacional el grupo guía Panthers Front decide disolverse después de diez años de actividad, por decisión unánime de los fundadores que siempre habían estado a la vanguardia. La falta de nuevos reclutas que les sustituyeran, y que los pocos que se habían sumado al colectivo a menudo no se sentían preparados para asumir algunas grandes responsabilidades como en la organización de los viajes o en poner su propio rostro en los enfrentamientos, harían que se tomara la decisión de la desaparición del recordado grupo.

lu-li-1

Con ellos se pone también fin al intento de hermanamiento con los ultras del Bologna. El sucesivo experimento de Ultras Lucca apenas dura un año y naufraga, a continuación, se intenta seguir con un proyecto unificador de todos los grupúsculos ultras existentes entonces (Gruppo Apparte, Tori Flesciatia, etc), sin embargo, no todo el mundo se adhirió. Este nuevo proyecto se situaría detrás de la pancarta de Commando Ultra Curva Ovest de 40 metros con texto blanco sobre un fondo rojo y negro.

El experimento de unir a los grupos nuevamente fracasó prematuramente: algunos ex miembros del C.U.C.O. junto con otros antiguos miembros de los grupos Vietta Group y Manicomio Sballato deciden fundar el colectivo Ultras en el año 2001 (utilizando el mismo nombre de uno de los dos primeros grupos organizados de Lucca en los 70).

images

Durante estos primeros años del siglo XXI convivirán los grupos Ultras y Bulldog, siendo este último el más prominente de todos: llegando a tener sus miembros tantas diffide que rara vez pudieron estar en los partidos todos los miembros al completo.

También estuvieron presentes desde 2003 los Fedayn, sin embargo, después de sólo tres temporadas el grupo desaparece por la falta de cohesión y de diálogo entre sus miembros. Asimismo aparece en escena Vecchia Guardia en 2005, gracias a la idea surgida de entre algunos ex miembros de los históricos Panthers FrontForever Ultras.

DSC2318

El nuevo grupo de veteranos se disolvería contemporáneamente a la desaparición de la Lucchese Libertas. En el tiempo que estuvieron activos decidieron situarse en la Gradinata en lugar de en la Curva Ovest, no obstante, por su experiencia, participaron muy activamente en la vida de la Ovest dispensando consejos y ayudando a los grupos allí presentes, especialmente a Bulldog.

Otros pequeños grupos compuestos por los más jóvenes, sobre todo procedentes de los barrios (Baby Killers, Badia Korps, etc) han contribuido también, poco o mucho, a la historia de la curva rossonera. La Lucchese Libertas moriría en 2008, con ella morirían la mayoría de los grupos que aún permanecían.

curr-300x199

El resto es historia reciente: un grupo de empresarios fundaría el Sporting Lucchese sin demasiado éxito: a los tres años desaparecería también. No obstante, el viejo espíritu romántico de pertenencia de los ultras lucchesi siguió vigente en estos últimos duros años, no abandonando al equipo por las categorías inferiores del calcio italiano.

Aunque conviene reseñar que la Curva Ovest permaneció cerrada desde 2008 hasta 2014 por no cumplir el estadio con la normativa italiana de espectáculos deportivos, estando tan solo presente el grupo Bulldog en las gradas del estadio durante ese período. 

101

El resto de ultras rossoneri no acaban de mantener una buena relación con este grupo, habiendo en los últimos años problemas internos en la curva, y dejando muchos de estos otros ultras de asistir de manera organizada por su distanciamiento de los Bulldog.

Centrándonos en el capítulo de amistades y enemistades de los ultras de la Lucchese señalar que los rossoneri tienen buenas relaciones con los ultras del Fidelis Andria, los ultras del Rávena, los ultras del Palermo y los ultras del Viterbo, esta última por la enemistad que hay entre los viterbesi y los pisani.

16463927_1386506838061100_8986422569489924096_n

La rivalidad más sentida es la que se tiene con los ultras del Pisa, las dos ciudades se han enfrentado con un odio milenario, y han vertido sus disputas históricas hacia el fútbol. Esta rivalidad es muy sentida por las dos provincias toscanas y trasciende lo futbolístico. El elevado número de campeonatos jugados juntos a lo largo de la historia, sobre todo en la Serie C, ha permitido que las dos facciones ultras se hayan enfrentado de forma continuada.

Muy fuerte es también la rivalidad con los ultras de La Spezia, que a menudo dio lugar a episodios violentos. Otras rivalidades reseñables son las que se tienen por cuestiones “políticas” con los ultras del Livorno, los ultras del Empoli, los ultras del Venecia y los ultras del Cosenza. Existe también una fuerte enemistad con los ultras de la SPAL, y dentro de territorio toscano con los ultras de la Carrarese, los ultras del Siena, los ultras de la Pistoiese y los ultras del Viareggio.

Vídeo con imágenes históricas de los Panthers Front, el grupo disuelto en 1994 más recordado de los ultras de la Lucchese;

Curva Sud Messina, Ultras Messina

Club: A.C.R. MESSINA

Ciudad: MESSINA (Mesina) (245.159 habitantes).

Provincia: MESSINA (Mesina) (661.708 habitantes).

Región: SICILIA (Sicilia) (5.044.900 habitantes).

Messina fue fundada por los griegos hacia el 730 a.C. con el nombre de Zancle. Fue escenario de las guerras sicilianas entre griegos y cartagineses. En 315 a.C., Agatocles, el tirano de Siracusa, se apropia de la ciudad.

Tras la muerte de Agatocles, los romanos la ocuparon en 264 a.C., respondiendo a una petición de ayuda de los mamertinos (guardia de élite mercenaria) de la entonces llamada Messena o Messana. El ataque romano contra tropas cartaginesas desencadenó la primera de las Guerras Púnicas.

fuyqrn

Con la decadencia del Imperio paso a manos de los bizantinos y los árabes, siendo recuperada para la cristiandad por el normando Roberto Guiscardo hacia el 1060. Pasó luego a manos de la Corona de Aragón, llegando a ser capital del Reino de Sicilia, junto con Palermo. Una rebelión en 1674 contra el dominio español fue duramente reprimida. En 1860 se integró a Italia.

Sufrió dos importantes terremotos en 1783 y el 28 de diciembre de 1908. Este último mató a 60.000 habitantes, el 40% de la población.

FCMessina-curva-1997-98

El A.C.R. Messina es el club representante de la ciudad, ha militado 5 temporadas en la Serie A, dos temporadas entre 1963 y 1965 y las tres últimas entre el 2004 y el 2007, incluso en la 2004-05 terminó en un meritorio séptimo puesto, también ha estado 32 temporadas en la Serie B, siendo uno de los clásicos de esta categoría.

El club fue fundado en 1900, pero en 1993 ya se dio una situación similar a la que sucedería a finales de la década de los 00 del siglo XXI, produciéndose el fallecimiento de la antigua sociedad. Durante esos años hubo hasta tres equipos representativos de la ciudad; el A.S. Messina, el A.C.R. Messina y el Peloro, todos militando en categoría regional hasta que en 1997 se unifican los tres pasándose a denominar Football Club Messina Perolo y logrando en 1998 el ascenso a la Serie C2, comenzando allí su escalada hasta retornar a la Serie A.

MESSINA

La temporada 2008-09 fue sin duda la peor de la historia del Messina, la temporada anterior había terminado 14º en la Serie B pero al final de la temporada fue excluido de las categorías profesionales italianas por irregularidades financieras y falsificación en las cuentas, a última hora fue admitida su participación en la Serie D (5ª categoría).

En menos de 18 meses el Messina pasó de jugar con el Milán, Inter o Roma a compartir categoría con equipos como Castiglione, Hinterregio, Acicatena o Atletico Puteolana.

2

Esa temporada (2008-09) toda la afición estuvo en contra de los dirigentes del club y los tifosi decidieron no acudir a ver los partidos del equipo mientras la familia Franza siguiese siendo la propietaria del club, lo que provocó entradas de menos de 50 personas en un estadio como el San Filippo con capacidad para más de 38.000 espectadores.

A mitad del campeonato un juzgado de Messina declaró la quiebra de la sociedad pero permitió al equipo concluir la temporada en la Serie D, muy negro se presentaba el futuro del equipo. Sin embargo, los tiempos oscuros dieron paso a una época menos negra, a día de hoy el equipo lleva disputando ya 3 temporadas seguidas en la Lega Pro (la antigua Serie C).

Curva-Messina-477x272

No obstante, el Messina cuenta con una afición muy caliente, como suele suceder con todas las tifoserías sureñas. El primer grupo organizado de tifosi messinesi nació en 1973 con la fundación de los Fedelissimi. Otros grupos ultras son y/o han sido: Gioventù Giallorossa 1980Nocs 1983Uragano CEPTesti FracidiFightersBordelloUltras 90Corazzata Giallorossa, Assidui, Giants, Rebels y Mods.

Como señalamos, los pioneros en Messina fueron los Fedelissimi que nacieron en noviembre del 73, en Curva Nord, tras la disolución de los Commandos San Paolo (colectivo sin un espíritu ultra todavía). Los Fedelissimi son un grupo con base amplia, que con el paso de los años no ha perdido su espíritu original, siendo el grupo principal de la Nord; su lema no deja lugar a dudas: “Primi a nascere, ultimi a morire” (“Los primeros en nacer, los últimos en morir”). Siempre se han caracterizado por tener una estructura organizativa sólida.

adesivo_messina_NOCS_01

En 1980 se funda la Gioventù Giallorossa en Gradinata (la tribuna), pero con la restructuración del estadio se mudan tiempo después hacia la Curva Sud, ubicación esta donde unos meses después de que naciera la Gioventù Giallorossa se había fundado el grupo Uragano CEP, siendo estos últimos los primeros que habían decidido situarse en la Sud, el fondo que acabaría siendo el principal del movimiento ultra mesinés.

La Gioventù Giallorossa llega a su punto máximo en la temporada 1986-87, año en el que llegan a los dos mil abonados, con la apertura de numerosas secciones, como en Roma (la más importante), Milán, etc., convirtiéndose en el grupo guía sin discusión de todos los ultras de la ciudad siciliana. Es el período del “Magico Messina” del entrenador Scoglio y del delantero  Schillaci, que juega 7 temporadas consecutivas en Serie B.

curvasud

En 1983 se constituye el N.O.C.S. (Nuclei Organizzati Curva Sud) de la unión de los grupos Commandos Tigers, Boccetta Boys y Club Montecarlo. En la temporada 1986-87 se trasladan a la Curva Nord, utilizando el nombre de Curys, por diferencias con el resto de la Curva Sud. Más adelante retornarían a la Sud, una vez que las diferencias fueron aclaradas, otra vez con el nombre antiguo. Y siempre con la pancarta de “Papuccio presente” (uno de sus militantes fallecido).

En el año 1990 nacen los lrriducibili, pero con el fallecimiento del antiguo club, el A.C.R. Messina, y la llegada del nuevo, el F. C. Messina, deciden cambiar el nombre del grupo a Testi Fracidi. Inicialmente sólo eran una cincuentena, pero después de pasados once años desde su fundación, acabarían siendo unos 400 miembros.

hqdefault

Uno de los grupos más importantes (ubicados en la Curva Nord del 2002 al 2004) son los Lions, activos todavía a día de hoy en Curva Sud. Los Lions se distinguen sobre todo por su fanzine, en particular por la forma en que se tratan en él los temas futboleros.

El grupo Stupefatti nace durante la temporada 1998-99, tras el renovado entusiasmo de algunos viejos ultras. Unos años antes, en 1993, había llegado la decepción: el A.C.R. Messina desaparecía, dando paso al A.S. Messina.

img7710

En 1997 el A.S. Messina cambió su nombre por el de F.C. Messina Peloro, que recoge la pasión de los indomables ultras messinesi, que viajan a todas partes, y que vuelven a descubrir un gran apego hacia sus colores, siendo protagonistas del inolvidable viaje, para los sicilianos, iniciado por el club en las categorías regionales en 1998, llegando a la Serie B en 2001 y finalmente aterrizando en Serie A en 2004.

Mientras tanto en el verano del 97 nacerían los Rebelds, muchos de ellos pertenecientes al antiguo Club Magnolia ’84, que había desaparecido junto con el viejo club.

full

Durante la final de los Playoffs entre el Messina y el Catania, en junio de 2001, decisiva para el ascenso a la Serie B, en una atmósfera muy tensa dada la rivalidad histórica, los catanesi arrojan varias cartas-bomba contra la Nord messinesa. Una de ellas afecta a Antonino Currò, joven fan del Messina perteneciente a los Testi Fracidi, que quince días después muere en el hospital de Catania, después de una lenta agonía.

Una muerte que conmocionó a todo el mundo ultra italiano, aunque curiosamente no tuvo gran resonancia en los medios de comunicación transalpinos, como sí  sucedía en otras ocasiones. También hubo fuertes enfrentamientos con los de Catania durante el campeonato regular.

images

No obstante, conviene reseñar que dentro de estos enfrentamientos también hubo un buen gesto de los messinesi hacia sus rivales isleños, recordando a Fabrizio, ultra catanés que murió una semana antes durante un desplazamiento a L’ Aquila.

También son reseñables los enfrentamientos durante y después del partido, con los ultras del Messina enfrentándose a los anti-disturbios, disparando estos varios gases lacrimógenos. El resultado daría 26 agentes heridos, otros tantos mesineses, y una gran cantidad de daños materiales.

curva-sud-messina-ultras

Otra historia a destacar es cuando después de un excelente séptimo puesto del Messina en la Serie A de la temporada 2004-05, se corría el riesgo de no poder salir a competir la siguiente temporada, ya que no fueron saldadas las deudas vencidas con las autoridades fiscales italianas. La ciudad pasó un mes de miedo.

Se llevaron a cabo varias protestas, que culminaron, en su totalidad el día de 2 de agosto, con el bloqueo de los diferentes ferrys que debían salir del puerto mesinés. La protesta tuvo éxito y se recogerían buenos frutos, de hecho, el Tribunal Administrativo dio la razón al Messina, rechazando el argumento de la Asociación de Fútbol. La F.I.G.C. y el Nápoles recurrieron contra esta orden, pero todo queda en su sitio para los sicilianos: se quedarían 2 temporadas más en la máxima categoría.

messina-corteo-traghetto

En 2006 se disolverían los grupos Giants, Onda Anomala y Gruppo Kompatto. Los South Zone, nombre que recogería la unión de los grupos Uragano Cep, Fighters, Corazzata, Lions y Assidui, que desde este año dejarían de mostrar durante un tiempo pancarta propia, pero no estando ninguno de ellos desaparecido. En los desplazamientos se empieza a mostrar la pancarta “Messinesi” para representar a todos los grupos.

Los últimos años desde el descenso a categoría regional en 2008 han sido muy duros, es por ello que conviene destacar la fidelidad mostrada en estos más de 40 años de los grupos ultras de Messina con todos los sinsabores sucedidos en torno al equipo de la ciudad siciliana del Estrecho. Actualmente, en la Curva Sud Messina, están todavía activos los siguientes grupos: Fedelissimi (1973), Gioventù Giallorossa (1980), Lions (1997), Uragano CEP (1982), Nocs (1983), Testi Fracidi (1990) y, el último grupo ultra creado (fundado en 2014), los Vecchia Maniera.

????????????????????????????????????

Centrándonos en el capítulo de amistades de los mesineses, el vínculo más fuerte era el hermanamiento con los ultras del Pescara, el cual se refería a todos los hinchas del Messina, que no sólo involucraba a los ultras, sino a ambas ciudades. Este hermanamiento se remontaba a mediados de los años 80.

Innumerables fueron las ocasiones en las que ambas facciones se intercambiaron visitas, y eso que durante muchas temporadas ambos equipos no coincidieron. No era raro encontrar en la Curva Sud Messina militantes con bufandas al cuello del Pescara, o a los pescaresi en casa con material de color giallorosso, en una demostración del afecto que unía a ambas Curvas. Sin embargo, recientemente, en 2016, por iniciativa de los Rangers Pescara, se decidió suspender, por diversos motivos, el histórico hermanamiento, decisión esta no compartida por la totalidad de la tifosería biancoazzurra.

IMG_4127

Con los ultras del Modena se tiene una relación que se remonta también a mediados de los años 80, cuando ambos equipos militaban en la Serie B. Esta relación siempre se ha caracterizado por el afecto y el respeto mutuo.

El destino de los dos equipos ha hecho que sean difíciles a nivel oficial los encuentros entre las dos partes, aunque las reuniones que se organizan periódicamente, en formato de Raduni Ultras (encuentros entre diferentes grupos italianos para intentar defender y relanzar el movimiento en el país transalpino), les dieron la oportunidad para reafirmar la estima mutua existente.

Tifosi-Messina-640x365

Otro hermanamiento se tiene con los ultras del Frosinone. La amistad con los ciociari nació en 1987, cuando algunos miembros del grupo mesinés Nuclei fue a Frosinone para apoyar a estos en un Frosinone-Foggia. Fueron recibidos muy bien por los locales también debido a su enemistad mutua hacia los reggini. 

La amistad se fortaleció cuando uno de los líderes del grupo del Frosinone Heroes Korps fue a Pescara en la repesca del Messina contra el Monza. Algunos años se han seguido reuniendo para fortalecer este viejo vínculo de amistad.

IMG_5170

También se tienen buenas relaciones con los ultras del Avellino, siendo viejos amigos. Las dos partes han intercambiado frecuentes visitas en ocasiones de partidos importantes para sus respectivos equipos. Otra amistad es la que se tiene con los ultras del Cavese, nacida no hace tantos años, aunque de una manera muy espontánea, pero a pesar de esto, el vínculo que tienen los messinesi con la Curva biancoblù es muy fuerte y sentida por toda la hinchada siciliana.

En Messina se considera a los cavesi muy apasionados y una de las esquinas donde la mentalidad ultra italiana está más arraigada. Memorable cuando los de Cava pusieron un ramo de flores delante de una pancarta de Nocs en honor de Papuccio (un ultra del grupo mesinés muerto hace unos años).

1101759_sie-mes01002

En la cuestión de las enemistades, la rivalidad que siempre ha sido la más profundamente sentida por los messinesi es la que se tiene con los ultras de la Reggina, equipo con el cual disputan el caliente, y archiconocido en Italia, Derby dello Stretto. A raíz de esta eterna rivalidad los ultras del Messina también tienen entre sus principales enemigos a los ultras de la Salernitana (hermanos históricos estos de los reggini).

Otra rivalidad principal es la que se tiene con los ultras de L’Aquila, surgida esta debido al hermanamiento que une a los peloritani con los pescaresi, rivales históricos estos de los rossoblù.

DLS messina

Otras rivalidades notables se tienen con los ultras del Catania, los ultras del Palermo, los ultras del Catanzaro, los ultras del Siracusa, los ultras del Benevento, los ultras del Foggia y los ultras de la Nocerina.

Vídeo con imágenes históricas de los ultras del Messina;